Su concepto y significado. Un tipo de agresión o abuso de mínima manifestación sustentado en la idea de discriminación. ¿Qué son las microagresiones? Un concepto de buenas intenciones pero con dificultades de definición y aplicación.

6 minutos

Microagresión, definición

El concepto es moderno. O quizá mejor, postmoderno. Una idea que requiere definición. Me refiero a microagresión, una modalidad de la discriminación.

La microagresión es un acto concreto y específico que de manera accidental realiza una persona «privilegiada» en contra de persona «marginada» y que se interpreta como producido por un prejuicio indebido.

Claramente, la microagresión se considera un prejuicio reprobable y merecedora de algún castigo (¿un micro castigo?).

La mejor manera de comprender la idea es la de conductas y actitudes sutiles que muestran prejuicios étnicos, religiosos, políticos o de otro tipo. El punto llega hasta el de existir frases frecuentes que la persona no sabe que son microagresiones.

Es decir, se supone que la persona puede estar totalmente inconsciente de que tiene una conducta con prejuicios. De esta manera la microagresión puede ser usada como acusación ante cualquier conducta que alguien interprete como muestra de un prejuicio inconsciente.

Es así que un chiste sobre nacionalidades puede ser tomado como una microagresión acusando a quien lo narra de prejuicios de estereotipo. Es lo que muestra el titular: «Microagresión: cómo podemos ser racistas y machistas sin darnos cuenta».

Los actores de la microagresión

El «agresor»

Está la persona que comete la agresión y que debe ser alguien colocado en una situación privilegiada o de superioridad. Más aún, no tiene ella idea de que comete una microagresión.

No hay una definición clara de qué significa esto, pero casi siempre suele ser un hombre más que una mujer. Una persona de ingresos altos más que una de ingresos medios o bajos. O alguien de raza blanca más que uno de cualquier otra.

El «agredido»

La segunda persona, la que es agredida según este concepto, tiene un perfil exactamente opuesto al de la persona que agrede: más mujeres que hombres; más pobre que rica; más de etnias que de otra raza; más de minorías y grupos excluidos.

La microagresión, por tanto, se entiende como un acto de alguien privilegiado en contra de alguien marginado. El agredido puede tampoco darse cuenta de que ha sido microagredido, o si tiene alta sensibilidad puede pensar que lo ha sido.

La característica central

La clave de las microagresiones se encuentra en el tipo de acto cometido, el que debe ser accidental y sutil, es decir, no intencional y poco notoria, pero que tiene, se presupone, el mismo efecto de una agresión intencional y clara.

Otra manera de ver esto:

«breves, intercambios diarios que mandan mensajes denigrantes a ciertos individuos por causa de su pertenencia a grupos». en.wikipedia.org

Para entender la idea de microagresión, debe ponerse atención en sus dos elementos claves, micro, sutil y accidental. Algo de lo que quizá ni el agredido tenga conciencia.

Son acciones muy pequeñas y al mismo tiempo muy poco conscientes. Esto produce la posibilidad de micro insultos, micro conflictos, micro asaltos; micro lo que sea y de lo que la persona que los comete no tiene conocimiento de haberlos cometido.

Ejemplos posibles de microagresiones

Un ejemplo clásico de microagresión es el voltear a ver a una mujer cuando ella pasa, con los ojos orientados a partes de su anatomía, así sea por un segundo.

O bien, ser condescendiente con alguien; o no ponerle la atención que dice merecer. O una mujer que siente ser agredida por el contenido de un curso.

Siempre que esto sea entre esos dos tipos de personas. Si las dos personas son del tipo privilegiado o si las dos son del tipo marginado, la microagresión no existe. O al menos, la microagresión se pone en duda.

Esto se percibe con claridad en esta definición:

«La micro-agresión es cualquier interacción entre personas de distintos trasfondos étnicos, culturas o género que pueda interpretarse como un pequeño acto de agresión no-física.  Aunque las acciones puedan parecer pequeñas, su importancia no lo es, así como tampoco lo es su impacto sobre las vidas de las personas contra las que van dirigidas». ifesworld.org (énfasis mío).

Aquí hay más claves que ayudan a comprender qué es una microagresión. Algo que pueda interpretarse así, no que lo sea, sino que alguna persona puede interpretar de esa manera. Y algo que sea pequeño, poco perceptible.

Esto crea problemas para el concepto, pues supone que el suceso calificado así, en realidad no lo sea, y puede interpretarse como otra cosa totalmente diferente.

Discusión

Entonces, cualquier persona que percibe algo leve que le hace sentir mal en la conducta de otro, puede asegurar que es la víctima de una microagresión.

Una sonrisa, un comentario, una crítica, una postura corporal, cualquier cosa que haga sentir mal a alguien caerá dentro de la definición de microagresión:

«[…] un chiste o un comentario que creemos que es inofensivo, pero de manera oculta existe una diminuta intencion [sic] de ofender a la persona —quien usualmente es estereotipado, o miembro de un grupo minoritario—». psicoexplora.blogspot.mx

Un problema de percepción subjetiva

En otras palabras, el problema está en el sesgo que tiene la definición de microagresión: la persona que lo decreta es la misma que se ha sentido agredida, u otra que interpreta de eso modo su observación.

En esa misma página se califica como microagresión decir, por ejemplo, «¿Eres mujer y sabes cambiar una llanta? ¡Impresionante!».

El lector podrá ya entender que según la definición de microagresión, las conversaciones y discusiones, incluso los tratos entre personas, se hacen casi imposibles.

Poco habrá en esas relaciones que alguien no pueda calificar de microagresión. Un problema de extrema severidad contenido en el significado de las microagresiones.

Problema porque infunde en quien se percibe como víctima la idea de convertirse en legislador y juez de toda conducta de terceros. Más aún, crea en la víctima percibida el hábito de evaluar con prejuicio toda conducta ajena, así sea la más inocente.

Ventana de ideas relacionadas con microagresión

El concepto es una idea que se relaciona con las guerras culturales y el zeitgeist de estos tiempos, muy ligado a lo políticamente correcto.

El fenómeno que propone es tan subjetivo que dificulta los debates y diálogos sobre el tema ya que suele adoptar una posición de superioridad que suele basarse en la institucionalización de conflictos de intereses en la sociedad debido al odio entre clases.

Su aplicación cotidiana dificulta enormemente a la libertad de expresión cuando manda imponer autocensura so pena de castigos. Son los terrenos de la discriminación del inmigrante y de la inclusión y exclusión social.

Su problema es el del subjetivismo moral y el fundamentalismo con el que puede interpretarse.

En resumen

La microagresión, por tanto, es un concepto bien intencionado pero en extremo peligroso debido a su interpretación subjetiva y sesgada, que lleva a extremos que dificultarían las relaciones humanas y las discusiones razonadas.

Ya que el juicio y la declaración de la existencia de la microagresión es realizada por la parte ofendida, ellos se presta a abusos y riesgo moral. Y produciría, además, una censura a la libertad de expresión.


Otros lectores también leyeron…

[Actualización última: 2022-02]

Artículo anteriorTiempos seculares: su significado
Artículo siguiente¿Qué es Zeitgeist? Una definición
Más de cuatro décadas de escribir columnas de opinión y análisis políticos en periódicos y en línea. Autor de tres libros.