La definición, el significado y las características del término ‘obligaciones’. El elemento que acompaña a decisiones y acciones libres. Uno que suele hacerse a un lado por molesto e inconveniente.

6 minutos

Introducción

El propósito de la columna es examinar el significado de la palabra ‘obligación’ y su plural: su definición y las características de su naturaleza.

La razón de esto es resaltar una de las partes usualmente ignoradas de la libertad. Los actos libres de las personas necesariamente van acompañadas por la compañera natural de esa libertad: la aceptación de las consecuencias de los actos.

Esas consecuencias de los actos libres se llaman responsabilidades y obligaciones.



Obligaciones: definición y esencia

Su significado se comprende de inmediato en el caso de una persona que renta un departamento a otra. Esa acción libre de las dos las «ata» con obligaciones mutuas especificadas en el contrato de arrendamiento.

Otro caso que ilustra sul significado es el de las promesas matrimoniales. Toda promesa es al final de cuentas la aceptación de una obligación, que en ese caso es el de fidelidad amorosa por toda la vida.



Esa esencia se ilustra bien en sus sinónimos: deber, compromiso y responsabilidad.

¿Qué son las obligaciones?

Como la entiende un diccionario, es explicada así:

«Aquello que alguien está obligado a hacer. Imposición o exigencia moral que debe regir la voluntad libre. Vínculo que sujeta a hacer o abstenerse de hacer algo, establecido por precepto de ley, por voluntario otorgamiento o por derivación recta de ciertos actos. Correspondencia que alguien debe tener y manifestar al beneficio que ha recibido de otra persona». dle.rae.es. Énfasis mío.

Las ideas son descriptivas pero no muestran la naturaleza de qué son. Quizá puedan ella explicarse viéndolas como consecuencias de acciones personales libres: el otro lado de la libertad.

Las obligaciones son eso en lo que se incurre como efecto de una conducta concreta, las exigencias que acompañan a acciones específicas.

Obligaciones son promesas

Una mejor manera de entenderlas es como una promesa implícita o explícita de las decisiones libres. Es la manifestación del compromiso de hacer algo. La expresión de una garantía de cumplir con algo.

Ahora bien, el término promesa admite diversas intensidades de compromiso.

Promesas formales

La mayor intensidad de presenta usualmente en ceremonias y actos formales que establecen abiertamente el compromiso aceptado de manera libre.

La firma de un contrato en las oficinas de un notario, una boda en una ceremonia legal o religiosa, la firma de un tratado de libre comercio, la aceptación de un contrato de servicios, o la formación de una empresa entre varios socios.

La obligación de la promesa es tan explícita que es mencionada abiertamente apuntando su libre aceptación incluso ante testigos que confirman la libertad de esa promesa.

Promesas informales

Estas son obligaciones adquiridas en situaciones con mucha menos formalidad, pero que no por eso dejan de existir. Son conductas tan comunes y frecuentes que no necesitan ser confirmadas cada vez que se realizan.

No se necesitan firmas, papeles ni testigos para la obligación de asistir a una reunión a tiempo. Tampoco para entrar a una tienda prometiendo no robar mercancías.

Estas son esas que pueden comprenderse como expectativas naturales de conductas específicas, como la de respetar las señales de tránsito o pagar la comida en un restaurante (donde la otra parte también hace una promesa de servicio al cliente).

El caso de las promesas políticas

Es una instancia curiosa de compromisos porque no genera una expectativa sólida de realización cuando se trata de discursos de candidatos a puestos públicos y gobernantes.



Pero hay otra parte que en política sí genera la expectativa de una obligación exigible: el cumplimiento de la ley por parte de autoridades y ciudadanos. Sin que exista una acción explícita de aceptación del compromiso.

Gorbachev & Reagan signing treaty 8 Dec 1987

«Gorbachev & Reagan signing treaty 8 Dec 1987» by jimforest is licensed under CC BY-NC-ND 2.0

Obligaciones y personas

El uso de la idea de obligaciones exigibles legalmente y que tiene incluida la idea de su cumplimiento por la fuerza abre la puerta a otro tipo de ellas que no contiene ese elemento de coerción.

Promesas no exigibles por la fuerza

Si el cumplimiento de un contrato de compra y venta impone a las dos partes obligaciones legales exigibles ante un la ley y con penas por incumpliendo, hay casos en los que eso no es una posibilidad.

Llegar tarde a una cita, no ayudar a un amigo con problemas, tratar con descortesía a otros y en general, actuar con civilidad, no son promesas incumplidas que llegar a extremos legales. Lo que no significa que esas obligaciones no existan.

Las leyes simplemente no pueden llegar al extremo de imponer la amistad entre humanos. Debe contentarse con prohibir ciertas conductas nada más, no con obligar a buenas acciones.



Las aceptación personal de obligaciones

Lo anterior lleva a examinar el mayor factor que influye en el entendimiento y comprensión de las obligaciones, las promesas y los compromisos. Es la persona humana.

Las personas pueden distinguir entre sus obligaciones legales implantadas con posibilidad de coerción y las morales que no la tienen. Es en este terreno donde se presentan problemas de aceptación de aceptación de ellas.

Las causas de las fallas en la aceptación personal de compromisos tiene varias causas que pueden ser centralmente estas.

  • La promoción de derechos como libertades crecientes sin su contrapartida de deberes.
  • La popularidad del relativismo moral que lleva a valores acomodados a gusto personal.

Conclusión

Ha sido examinado el término ‘obligaciones’ yendo más allá de la definición formal para entenderlas como promesas o compromisos con diferentes niveles de formalidad y aceptación personal.


Otros lectores también leyeron…

[Actualización última: 2021-09]