Significado, concepto y elementos de la justicia social. Una idea de connotaciones positivas y uso frecuente en la retórica política, pero que tiene dificultades serias de interpretación y consecuencias contrarias a su objetivo.

8 minutos

Introducción

Es una costumbre popular el agregar el calificativo ‘social’ a cualquier término —para darle una connotación positiva, de preocupación y compasión. El lenguaje mismo sufre una transformación con el simple añadido de ese término a cualquier otro.

Quizá el caso más notable de este agregado es el de «justicia social». Una combinación de términos que hace irresistible lo que sea que se haga si es que se califica como «de justicia social».

Tan popular es la expresión, que es ella usada sin clara idea sobre lo que significa. Por ejemplo, entenderla como el reducir pobreza y exclusión social, pero enmarcadas como políticas de gobierno:

«Políticas de estado que se proponen combatir la desigualdad y exclusión social. La justicia social consiste en un conjunto de políticas que tienen la misión de resolver situaciones en las que se plantea desigualdad y exclusión entre el colectivo social de un lugar determinado». definicionabc.com

Y esta otra definición bastante curiosa de justicia social como amor implantado por el gobierno con políticas distributivas opuestas al liberalismo.

«La justicia social tiene como esencia la distribución equitativa de todo aquello que se considera el bien común en una sociedad. Basada en la equidad, la igualdad de oportunidades y respeto de los derechos humanos, la justicia social refleja la organización política de la sociedad. Opuesta al liberalismo, la justicia social se basa en el amor a la persona en su individualidad, desde la perspectiva de los derechos sociales y deberes públicos (del Estado)». quesignificado.com. Énfasis mío.

El significado de justicia social

La realidad debe ser resaltada: las definiciones de justicia social se hacen a gusto de quien use el concepto.

Por ejemplo, en una página significa, entre otras cosas, derecho a vivienda digna y erradicación de la xenofobia. En otra, ella incluye becas para refugiados y créditos a microempresas. Un sitio reclama como justicia social el derecho al agua potable y protección a los vulnerables entre diversos otros.

El panorama variado de interpretaciones hace ver que ella es entendida como una colección diversa de demandas sociales que solo pueden cumplirse por medio de la intervención estatal actuando como agencia redistributiva:

«La justicia social, se enfoca generalmente, a la repartición justa y equitativa de los bienes y servicios básicos necesarios para el desarrollo y el desenvolvimiento de una persona en la sociedad como, por ejemplo, el bienestar socioafectivo, la educación, la salud y los Derechos Humanos». significados.com

Justicia social: una política de gobierno

A pesar de la variedad de definiciones, el concepto muestra que contiene fuertes elementos que exigen la intervención gubernamental para corregir problemas en la sociedad, con gran énfasis en la solución de «desigualdades».

Esta definición lo ilustra con especificidad asombrosa:

«La justicia social implica el compromiso del Estado para compensar las desigualdades que surgen en el mercado y en otros mecanismos propios de la sociedad. Las autoridades deben propiciar las condiciones para que toda la sociedad pueda desarrollarse en términos económicos. Esto quiere decir, en otras palabras, que no deberían existir unos pocos multimillonarios y una gran masa de pobres». definición.de. Énfasis mío.

Se ha afirmado que ella «Implica mecanismos efectivos reales y suficientes de redistribución de la riqueza para garantizar las condiciones materiales mínimas para que todas las personas puedan ejercer sus libertades básicas (expresadas en los Derechos Humanos)».

Es esta una consecuencia notable. La promoción de la justicia social es igual a la promoción de políticas intervencionistas redistributivas. Nada más que una apariencia amable de actos gubernamentales de resultados dudosos.

Características de la justicia social

A pesar de la confusión creada por la variedad desordenada de explicaciones y definiciones, es posible hacer un recuento razonable de sus características centrales.

1. Es una política confusa de intervencionismo gubernamental

Ella hace referencia a una lista variable de acciones gubernamentales que solicitan su intervención en la vida de la sociedad, lo que no es malo en sí mismo. Todo depende qué tipo de intervención solicite. Si eso implica el establecimiento de un Estado de Derecho, no habría discusión alguna.

Pero si la intervención es económica, el asunto gira hasta convertirse en una defensa de la implantación de un sistema económico tipo socialista, lo que es un juego de otro tipo. Es una mutación que se vuelve una exigencia ideológica.

Más aún, ella puede tomarse como un llamado a acciones caritativas que son obligaciones morales personales más que actos de gobierno. Es decir, puede convertirse en una justificación del establecimiento de un Estado de Bienestar.

2. Es una exigencia que reclama igualdad por encima de libertad

La naturaleza de la justicia social es claramente igualitaria y coloca a las libertades personales en un plano muy secundario. Es decir, deja de ser propiamente justicia en su sentido ortodoxo y se transforma en una preferencia de ideología política bajo una apariencia bondadosa.

3. Concentra poder en el gobierno

Como toda política intervencionista, ella tiene un efecto no intencional poca veces notado. Acumula poder en el gobierno yendo en contra del principio de división de poder. Esto es lo que hace que conduzca a mayores riesgos de abusos de poder gubernamental.

Peor aún, tiende a crear oportunidades de clientelismo y corrupción.

4. Apariencia inocente que lleva a popularidad

La combinación de dos palabras, ‘justicia’ y ‘social’, ambas con connotaciones bondadosas que llevan a una aprobación inmediata e irreflexiva, producen un uso constante e imprudente que lo hace popular y políticamente correcto.


«¿Cómo se llama cuando alguien roba el dinero de otra persona en secreto? Hurto. ¿Cómo se llama cuando alguien toma el dinero de otra persona abiertamente por la fuerza? Robo. ¿Cómo se llama cuando un político toma el dinero de otra persona en impuestos y se lo da a alguien que tiene más probabilidades de votar por él? Justicia social».

— Thomas Sowell

5. Visión colectiva no individual

Otra característica de la justicia social es su visión general macro, colectiva, que contempla sectores y grupos sin consideraciones individuales de identidad personal.

Ventana de ideas relacionadas

📍 El tema de la columna se liga a concepciones con una relación directa, como equidad social, igualdad de oportunidad, derechos humanos y, por supuesto, políticas redistributivas. Hace referencia a nociones de igualitarismo y sociedad igualitaria. Considera a la desigualdad social el más grave problema, el que debe solucionarse por medio del intervencionismo económico e incluso el intervencionismo moral.

📍 Como con otros términos de uso ideológico, la expresión es tomada y acomodada a la particular forma de interpretación de las personas. Esto es lo que hace que esa expresión cargada de connotaciones positivas sea un instrumento de apoyo a cualquier idea que quiera promoverse.

📍 Se conecta con otras ideas también, como la inflación de los derechos humanos, los incrementos de gasto social y los problemas con los gastos del Estado de Bienestar. Presenta además, el fascinante dilema entra la igualdad y la libertad.

📍 El mal uso de este concepto lo hace herramienta de propaganda política y plataformas populistas.

Ahora, la justicia sola, sin calificativos

Considerada una de las virtudes principales, la justicia, sin calificativos, se sustenta en la idea de dar a cada quien lo que le corresponde, o merece. Como cuando se considera justo el castigo que merece un criminal, o la buena calificación dada a un alumno aplicado.

La noción de Dios perfectamente justo ilustra esta idea. Dará él a cada quien lo que merezca de acuerdo con sus fallas y méritos. Es la misma idea que, por ejemplo, persigue un tribunal al emitir un juicio sobre un crimen.

Justicia conmutativa

También existe un tipo de justicia, la conmutativa. Tiene como idea central la igualdad o la equidad en los tratos entre seres humanos. Téngase esto muy en cuenta para la definición de justicia social.

El caso más usado para explicarla es el de la compra y venta de bienes y servicios. Cuando, por ejemplo, alguien vende su coche a otro, y entre ambos acuerdan un precio de manera voluntaria, se tiene un caso de justicia conmutativa. 

Las dos personas juzgaron justo el precio, presuponiendo que entre ellos no hubo engaños.

Justicia retributiva

Aún otro tipo de justicia es la retributiva. Es la que busca una correspondencia o equidad entre la conducta personal y sus consecuencias. 

Es la que considera justo que quien mucho trabaja reciba más que quien no lo hace (pudiendo hacerlo). Otro de los elementos a considerar para entender la definición de justicia social.

La idea central es la misma del primer punto, la de dar a cada quien lo que le corresponde como consecuencia de sus actos. Como cuando se da una promoción en una empresa a la persona que más esfuerzo ha realizado y está mejor calificada.

Finalmente

Lo anterior ha explorado críticamente el concepto de justicia social, apuntando dos rasgos centrales del concepto:

Primero, es al mismo tiempo muy popular y muy demasiado vago.
Segundo, presenta características y efectos no intencionales rara vez mencionados.


Otros lectores también leyeron…

[Actualización última: 2022-05]

Artículo anteriorContrapeso: significado y uso político
Artículo siguienteGrupos de presión y democracia
Lector frecuente y culto, defensor de la libertad y de la moral objetiva. Cofundador de Contrapeso.info.