El concepto y definición de un término que es vital para el estado de derecho y, por eso, para el progreso y el bien común. Una idea que desestabiliza a la sociedad y frena sus intentos de elevar el bien común. ¿Qué es la impunidad?

Introducción

El término ‘impunidad’ es de uso continuo en medios de comunicación, haciendo referencia a una situación muy negativa con respecto a la aplicación de la ley. Concretamente se relaciona con la falla sustancial del estado de derecho, lo que altera la situación de confianza y estabilidad que requiere para generar progreso y acrecentar el bien común.

La impunidad, cuando llega a extremos, degenera el situaciones de ingobernabilidad e incluso de estados fallidos. Ella es una medición negativa de la calidad de la gobernanza de cualquier nación. Se trata, por tanto, de un concepto central propio de las democracias, pero sobre todo, de las repúblicas.

Impunidad la definición

El significado de ella se explica en las siguientes citas.

Es esta se describen las situaciones en las que ella se desarrolla: falta de división de poder, corrupción y debilidad general de las instituciones.

«La impunidad es especialmente común en países que carecen de una tradición del imperio de la ley, sufren corrupción política o tienen arraigados sistemas de mecenazgo político, o donde el poder judicial es débil o las fuerzas de seguridad están protegidas por jurisdicciones especiales o inmunidades». es.wikipedia.org

La más breve descripción es la que explica a la impunidad como la cualidad de «quedar sin castigo». Es decir, criminales a los que no se aplican las penas legales que indican las leyes. Describe, por tanto, la situación en la que criminales no son castigados.

Se trata de una situación grave, muy seria que se clasifica como una falla de gobierno cuando el criminal no pasa por el proceso legal que requiere una acusación criminal.

«La impunidad constituye una infracción de las obligaciones que tienen los Estados de investigar las violaciones, adoptar medidas apropiadas respecto de sus autores, especialmente en la esfera de la justicia, para que las personas sospechosas de responsabilidad penal sean procesadas, juzgadas y condenadas a penas apropiadas, de garantizar a las víctimas recursos eficaces y la reparación de los perjuicios sufridos, de garantizar el derecho inalienable a conocer la verdad y de tomar todas las medidas necesarias para evitar la repetición de dichas violaciones». ohchr.org. Mi énfasis.

Significado

La impunidad describe una situación en la que un criminal no es juzgado o castigado por causa del delito que ha cometido. La expectativa en un estado de derecho es que los culpables son castigados de acuerdo con las leyes. En esta situación eso no sucede.

Es una alteración de la justicia y de su expectativa general. Esa falta de castigo es un incentivo a la continuación de la conducta delictiva del culpable y manda un mensaje destructivo al resto: es posible evadir la ley. Crea una falta de respeto general a la ley y a la autoridad.

Suele ligarse a la impunidad con el poder e influencia de las personas, ya sea por riqueza propia que les permite usar recursos caros e incluso dudosos, o bien por poder político que el gobernante usa para evitar ser castigado.

Las razones de la impunidad

¿Cuáles son las causas o razones de ella? Las siguientes la explican razonablemente.

Cultura de ilegalidad normalizada

Este factor de la impunidad tiene a la corrupción como parte de los usos y costumbres de la sociedad, mediante la que se agilizan y evitan regulaciones y leyes. En caso de un criminal queriendo evitar ser atrapado y procesado, el pago para salir impune es parte de la expectativa general de la población.

Así se sesga la impunidad hacia personas con recursos o conexiones y amistades dentro del sistema de la burocracia responsable de la aplicación de justicia.

Centralismo político

Es la ausencia de instituciones sólidas producto de la división del poder, el que se concentra en las decisiones personales del jerarca mayor con escaso o nulo apego a la ley. La prioridad del gobernante es permanecer en el poder y lograr su beneficio propio y la impunidad es parte de su conducta. Castigará a sus enemigos, pero no a sus aliados.

Corrupción

La impunidad es el resultado de poner a la venta la aplicación de la ley. Quienes puedan comprarla quedarán sin castigo, incluyendo a los que por su posición política ejerzan presión sobre jueces y policía.

Malas leyes

La impunidad será mayor donde la eficiencia de la ley sea baja. Esto se debe a exceso de leyes, lo que provoca confusión y multiplica las ocasiones posibles de su violación, aumentando el número de oportunidades de juicios y demandas.

Malos gobernantes incapaces

La baja preparación de los gobernantes es otro factor que fomenta a la impunidad. Su bajo estándar moral y su escasa preparación académica propician vías de enriquecimiento propio con escasas probabilidades de castigo.

Se incluye aquí especialmente a la mala preparación y escasez de recursos de policías, jueces y tribunales. Esta bien ilustrada en los casos de incapacidad de la policía para capturas criminales y en aquellos en los que la misma policía actúa criminalmente.

Criminalidad excesiva

Es una posibilidad que sea tan elevada y numerosa la conducta criminal que el gobierno no tenga la capacidad de combatirla y la aplicación de la ley se escape por la vía de la impunidad. Por ejemplo, con los sobornos de organizaciones criminales poderosas que buscan permanecer activas sin interferencia policiaca.

El concepto de impunidad se asocia de inmediato con temas como la toma de decisiones de un criminal, criminales racionales y la proporcionalidad entre crimen y castigo.

Hay un elemento a considerar en los incentivos económicos y el error de ignorarlos en las políticas públicas.

Se liga también con la tesis de que la seguridad es la ley suprema de la sociedad, la innegable realidad de que la criminalidad afecta a la economía y la vieja idea de pensar en los gobiernos vistos bandas criminales

Conexión entre virtud, confianza y progreso

Conclusión

La impunidad es ese estado de cosas en el que un criminal se libra de su captura, procesamiento, juicio, o castigo. Y lo hace por medios indebidos, como sobornos e influencias.

No hay falta más grave que esta en el desempeño de las funciones de un gobierno. Es la falla en su razón de ser, que es el preservar el orden y la seguridad de la sociedad a su cargo. Ha sido bien resumido «Inseguridad e impunidad van de la mano».


Otros lectores también leyeron

[Actualización última: 2023-01]

Artículo anteriorRobin Hood, la leyenda
Artículo siguienteCentrismos de historia
Lector frecuente y culto, defensor de la libertad y de la moral objetiva. Cofundador de Contrapeso.info.