Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Iniciativas Alocadas
Eduardo García Gaspar
6 febrero 2003
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Una de las facetas humanas que más peligros acarrea, pero que más beneficios logra, es la de tener y realizar iniciativas.

Desde luego, lo que hace la diferencia es el tipo de iniciativa que se tiene, pues un tipo de ellas son fácilmente clasificadas como idioteces y las otras son conocidas como genialidades.

Dos ejemplos del primer tipo tenemos en México, acciones iniciadas con buenas intenciones, pero de consecuencias escasamente justificables y llenas de peligros.

Del poder ejecutivo mexicano emergió una fundación de nombre Vamos México y que nunca debía haber nacido. La intención es buena, pero la realización es mala por varias razones.

México tiene ya varias fundaciones caritativas de muchos tipos, añadir una más proveniente de un centro de poder político desanima a las demás y anula en buena parte sus acciones. Es decir, lo que la fuerte fundación oficial nueva logra en buena parte se alcanza por las pérdidas en las demás.

Peor aún, Vamos México opera con un poder indebido. ¿Quién se va a negar a decir que no a las peticiones del poder ejecutivo? Muy pocos o ninguno.

El poder ejecutivo eleva su poder indebidamente por medios informales y se aleja de las leyes. Si usted me dice que la primera dama del país no es el poder ejecutivo, le digo que usted tiene razón en teoría, pero en la realidad diaria vea usted si no lo tenía ninguna de ellas.

Vamos México es una fundación sin sentido, sin justificación, duplicativa y concentradora de poder, que podía haber sido sustituida por una mejor reglamentación de las fundaciones que fomentara su existencia.

El protagonismo le ganó a las neuronas, igual que ahora esa misma victoria se está dando en los terrenos de la diplomacia, donde México está jugando un papel de iniciativa inocente. El contraste es claro.

México no tiene una historia de actuaciones de alta diplomacia. Cierto que ha sostenido principios de tratos internacionales importantes, pero no tenemos experiencia de diplomacia aplicada a casos graves y sin embargo, allí andamos, con iniciativas propias que poco nos van a dar a ganar.

Vaya, estamos frente a gigantes de la diplomacia, como Francia e Inglaterra, y por voluntad propia hemos tomado un papel que con iniciativas cándidas queremos que nos coloque en un sitio principal.

Esa es otra de las iniciativas que pueden ser llamadas tontas, pues a ninguna buena parte nos lleva.

Si no apoyamos las iniciativas norteamericanas en el conflicto con Irak, podemos tener consecuencias graves de socios comerciales con quienes tenemos obligaciones. Si las apoyamos internamente se enfrenta una reacción fuerte de ataques a un gobierno que está en lucha electoral.

Visto así, el PAN tiene riesgos graves si apoya a la coalición contra Irak y el país tiene riesgos importantes si no la apoya. Es decir, la política externa mexicana estará dictada por la situación electoral que le dé popularidad a Fox más que por la conveniencia pragmática mexicana de largo plazo.

La situación diplomática mexicana es otra de esas iniciativas de no necesitamos.

Independientemente de la inocencia de pensar que las consideraciones mexicanas tendrán una influencia en las de la OTAN y la ONU, la iniciativa mexicana en diplomacia nos pone en una situación de perder por ambos lados.

Apoyar la invasión de Irak produce inestabilidad interna, marchas de protesta y renacimiento de movimientos extremos, pero no apoyarlo crea desconfianza en la postura mexicana con sus socios.

¿Qué prevalecerá en esos dos casos? No lo sé, pero la experiencia pasada me dice que prevalecerá la visión de corto plazo.

La fundación de Vamos México será la más popular hasta que llegue otra primera dama y la cierre, para quizá crear otra, o si ella tiene mejor sentido, quitarla sin abrir otra. La diplomacia mexicana posiblemente creará una posición intermedia, de tal manera que quede mal con los dos lados del conflicto al mismo tiempo.

Le digo, hay iniciativas y hay iniciativas. No todas son buenas, ni todas son malas. Más aún, tener iniciativas es parte de la naturaleza humana y esas dos, desafortunadamente, muestran la menos afortunada de las facetas de la naturaleza humana.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras