Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Saqueo en la ONU
Eduardo García Gaspar
23 mayo 2003
Sección: DIPLOMACIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


El viernes de la semana pasada, según fue reportado en algunos medios, hubo un evento muy interesante.

Sucedió en la ONU, ese extraño lugar en el que países como Cuba y Libia tienen posiciones que los encargan de hacer respetar los derechos humanos en el mundo. Pero la historia es otra.

Resulta que hay un proveedor que da servicio de comida a las instalaciones de esa organización en Nueva York.

La empresa se llama Aramark y tiene una responsabilidad curiosa. Digo, porque es de locos dar gusto a tantas personas de tantas nacionalidades. Fácilmente me puedo imaginar a la delegación mexicana pidiendo “chiles toreadous”.

Bueno, pues ese viernes los empleados de Aramark decidieron iniciar una huelga justo en el momento que el bueno de Kofi Annan tenía una comida con los miembros del Consejo de Seguridad, con la consecuencia de que esos representantes se quedaron a medias.

Sólo les pudieron servir un plato y de lo demás, nada de nada. Vaya, sin siquiera café. Olvídese de retirar los platos. Kofi se quedó sin su “coffee”, como reportó Time.

Desde luego, la situación se aplicó al resto del gigantesco edificio, lo que quizá pueda interpretarse como la acción de alguna oscura organización que deseaba exaltar los ánimos de los países.

Todos los que estaban comiendo o iban a comer se iban a quedar con las ganas y con estómagos ruidosos. Pero resulta que alguien entró al quite y dio una orden. La orden que dio fue lo que quizá hubiera sido razonable bajo la hipótesis de que quienes están en esa organización son personas razonables, muy civilizadas y con deseos de diálogo antes que de conflicto.

Un mandamás de la ONU dio la orden de que se abrieran las cafeterías y comedores incluso sin que en ellos hubiera personal. Entonces, a eso del mediodía o algo por el estilo, las órdenes fueron cumplidas y las puertas fueron abiertas. Y eso significó algo interesante.

Los comedores, sin personal que atendiera, se convirtieron en lo que cualquiera hubiera predicho, la oportunidad de comer sin pagar. Y lo obvio sucedió, pues el chisme corrió por todo el edificio, según reporta esa publicación.

Fue así, como la ONU se convirtió en un escenario que requería alguna fuerza de ocupación. Entre las cosas que se reportaron fue la pérdida de los cubiertos, se llevaron lo que pudieron, además de la comida. Todo gratis.

El Wall Street Journal, comentando la noticia, dijo que ya que el saqueo había sido realizado bajo los auspicios de la ONU, al menos podía considerarse que tenía legitimidad.

El asunto no deja de tener su gracia, pues unos días después, fue reportado que el saqueo del museo de Bagdad había probablemente sido hecho por gente de adentro, antes de la toma de la capital… lo que está siendo investigado (una vasija antigua no creo que sea muy apreciada por alguien que busca alimento, dinero, o algo que vender de inmediato).

Y así resulta que quizá podamos sacar alguna conclusión en esta segunda opinión.

Tal vez las oportunidades de saqueo son una tentación que pocos pueden resistir. Era lógico que se diera en momentos en los que hay vacíos de autoridad en medio de una guerra y por parte de malhechores, pero lo de la ONU revela que también es natural que el saqueo sea realizado por gente educada que tiene, además, la misión de ser una luz en el mundo, tanto que la organización se decreta por sí misma como la única que puede legitimar una guerra.

Por lo pronto yo me quedo con dudas existenciales.

¿Habrán terminado bien la reunión del Consejo de Seguridad que fue interrumpida por la huelga?

¿Es posible que ese incidente haya provocado la emisión de alguna resolución?

¿Será eso el producto de un ataque terrorista muy refinado que intenta desacreditar a la ONU?

¿Hará esto que Chirac se retire de la ONU, de la OTAN y del Club de Gourmets?

¿Se convencerá Estados Unidos de pagar sus cuotas a esa organización?

La situación pudo llegar a ser dramática, pues si en ese momento sucede algo terrible en el mundo, la ONU no hubiera podido darle toda su atención.

Bueno, no está mal, pues la ONU no es precisamente algo que se caracteriza por sus reacciones oportunas, como pueden atestiguar bastantes personas en el mundo. Pregúntele a los cubanos arrestados o fusilados, a los de Rwanda…

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras