Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Sea Quien Sea
Eduardo García Gaspar
2 julio 2006
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


2 julio 20:55 — En el momento de escribir esto, no tengo información sobre los resultados electorales, excepto por detalles del proceso que no tienen serias repercusiones, pero hay una gran señal adelantada: las declaraciones del presidente del PRI no son alentadoras en su no reconocimiento de una eventual derrota hace unos minutos, dándose tiempo hasta el miércoles (un mal presagio que apunta al escenario 1 proyectado en octubre del año pasado en esta página).

Sin embargo, la verdad es que todos tenemos información certera sobre lo más conveniente que debe y no debe suceder y ése es un gran paso.

La primera consideración es la de la aceptación de derrotas por parte de los candidatos perdedores. Esto es fácil de concluir pues la situación opuesta equivale a introducir un elemento de desestabilización política. De esto se ha hablado mucho, quizá con su primera mención en octubre del año pasado. Dentro de esto que sabemos hay algo más que sabemos también.

Me refiero al desencanto de los partidarios de los derrotados, una variable potencialmente caliente dadas las fuertes campañas electorales llenas de ataques mutuos. El ambiente electoral en grupos de ciudadanos partidarios de los candidatos está caliente y por esta razón, el aceptar una derrota de su parte no será sencillo. Podemos anticipar protestas y marchas, pero es difícil predecir la envergadura de ellas.

¿De quiénes vendrán las mayores protestas? Difícil de decir, aunque en general el consenso es que vendrán de grupos asociados no formalmente con el PRD, los de izquierda más radical que han visto en esta elección una probabilidad real de llegar al poder e imponer sus ideas. Eso es en caso de que ese partido pierda la carrera presidencial. Las reacciones de derrota de los otros partidos grandes, se piensa, serían menos extremas.

Sabemos también que en la parte económica, estamos bien. Me refiero a la solidez de las finanzas del país. Eso es bueno, muy bueno, pues evita la posibilidad de crisis de fin de sexenio, aunque no del todo, pues hay que considerar la posibilidad de una situación de protestas y marchas, lo que intranquilizaría a todos si llegase a extremos de violencia generalizada. La estabilidad económica es un requisito necesario para la prosperidad.

Sabemos que las elecciones han creado un ambiente de enemistades fuertes entre los partidos y sus seguidores con sus opuestos, y esto nos manda a observar con lupa las palabras que diga quien resulte ganador en la carrera presidencia. Lo que diga y no diga en su discurso de reconocimiento de victoria será vital, realmente vital. Si no envía un mensaje de reconciliación y unidad, la señal será negativa, y lo contrario.

Podemos también especular sobre la influencia del abstencionismo. La idea que predomina es la de que conforme se eleve el abstencionismo, aumenta la posibilidad de que la carrera de dos se vuelva una carrera de tres, con Madrazo elevando muy significativamente sus probabilidades de ganar.

¿Qué tan grande será el abstencionismo al final? Tres variables he escuchado como razonables. Una es la tendencia a la baja entre las dos elecciones presidenciales pasadas, cuya proyección pronosticaría que sólo unos 36 millones votarían, la mitad del electorado. Otra especulación indica un abstencionismo grande como reacción a campañas de ataques intensivos. lo que desilusiona al elector promedio. Pero, se dice que el abstencionismo decrecerá conforme el electorado perciba peligros de inestabilidad nacional.

Otra cosa que sabemos y que es muy desafortunada es la inhabilidad de la clase política mexicana para negociar entre sus miembros. Los gobernantes mexicanos están acostumbrados a sistemas de imposición de órdenes desde arriba en sus partidos, sin posibilidad de posiciones personales más libres. No saben ceder y, peor aún, en general piensan que ceder es igual a perder. De aquí podemos anticipar dificultades serias de acuerdos, similar al gobierno foxista.

Pero en el muy corto plazo todo se centra en la reacción de los perdedores, el control que ellos tengan sobre sus seguidores para prevenir protestas. La reacción del ganador en sus primeras palabras. Y la composición que se tenga en las cámaras de legisladores. Luego vendrán las otras incertidumbres. ¿Cómo serán manejadas las finanzas públicas? Si se opta por el déficit, el panorama será muy negativo y viceversa. ¿Habrá reformas? Si se renuncia a ellas, el panorama será mediocre.

POST SCRIPTUM

2 julio 20:56 — Las palabras del dirigente del PRD llamaron a una concentración en el Zócalo de la Ciudad de México, después de las 11 PM; otra mala señal, que equivale a una movilización social que presiona al IFE.

2 julio 22:19 — El abstencionismo es del 40%, una cifra que indica caída en resultados del PRI y el escenario de la carrera de dos finalistas.

2 julio 22:29 — Resultados PREP 22.90% actas procesadas: Calderón con 38.74%, López O. con 35.59%, Madrazo con 18.98%. Diferencia entre los dos punteros, 291,912 votos, igual a 3.15 puntos. Se confirma la teoría de alta participación con carrera de dos finalistas.

2 julio 23:46 — Resultados PREP 43.99% de actas procesadas: Calderón con 38.05%, López Obrador con 35.79%, Madrazo con 19.41. Diferencia entre los punteros, 408,598 votos, igual a 2.26 puntos.

2 julio 23:57 — El IFE no da cifras por tener indicadores aún no sujetos a tendencias definitivas aún con casi la totalidad de la muestra de casillas: la elección a presidente descarta a Madrazo. Calderón y López Obrador hacen anuncios de victoria de acuerdo a datos; los datos del PRD son internos y dicen que ganan por medio millón de votos; los datos de Calderón son de terceros en indican su victoria por pocos puntos de ventaja. El PRI insiste en esperar los datos del IFE. López Obrador hace declaraciones adicionales en su mítin del Zocalo e insiste en defender su victoria.

3 julio 9:45 — Resultados PREP 96.41% de actas procesadas: Calderón con 36.42%, López Obrador con 35.40%, Madrazo con 21.46%. La diferencia entre los dos punteros 397,001, igual a 1.02 puntos. Los resultados son ya práccticamente definitivos.

ContraPeso.info, un servicio con antecedentes desde 1995, funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras