Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Atracción Muy Fatal
Eduardo García Gaspar
2 marzo 2007
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión, SOCIALISMO
Catalogado en:


El pasado 27 de febrero hubo una noticia graciosa, pero sobre todo, interesante por su maravilloso fondo. El Universal de la ciudad de México reportó que “El secretario de Prensa y Propaganda del PRD, Gerardo Fernández Noroña, confirmó que el comediante Héctor Herrera, conocido como El Cholo será el candidato externo de ese organismo político al gobierno de Yucatán”.

Añade que la decisión no fue impulsiva, pues ese partido tomó la decisión después de “conocer los sondeos de opinión internos que una delegación de directivos perredistas efectuó el pasado fin de semana en Yucatán”.

La misma nota señala que El Cholo “tiene 72 años y desde hace tiempo se encuentra enfermo del nervio ciático… Nunca ha participado activamente en la política, aunque en sus obras siempre alude a temas estatales y nacionales”.

Una vez sufrido el ataque de risa que la noticia puede provocar, veamos lo que está detrás de todo eso. Podemos concluir que existe desesperación en ese partido al buscar candidatos ganadores según encuestas y que no es exclusivo ese partido político, pues ya otros lo han hecho. ¿Qué es lo que sucede para recurrir a tan extrañas personalidades?

La más obvia de las explicaciones es la conversión de la democracia en un juego de poder por medio de la popularidad, más o menos equivalente a esos gloriosos programas de TV que piden al público llamar para apoyar a su favorito. Ya que llegar al poder es la razón de vida del político, él está dispuesto a lo que sea, hasta a colocar candidatos pintorescos.

La hipótesis detrás de esa idea es bastante pesimista: los partidos deben presuponer que el votante es un real idiota que decide su voto sin el más mínimo de los filtros y que cree capaz a cualquiera, literalmente, de gobernar.

No están muy desencaminados: los estrategas políticos sostienen que el requisito número uno para ganar elecciones es tener un candidato muy conocido.

El requisito número dos es que tenga experiencia y conocimientos, pero esto no parece saberse en los partidos. Otra razón por la que puede explicarse una decisión de tan extraña naturaleza es la escasez de personas dentro del partido en cuestión, el que sea.

No los tienen con las características buscadas al menos y tienen que acudir a personalidades externas, lo que tiene una consecuencia interesante: quizá en el futuro nuestros gobernantes provengan de la lista de celebridades que aparecen en la revista TV y Novelas.

La realidad, si vemos sus consecuencias lógicas, tiene profundas repercusiones políticas. Insisto en que quedarse en la risa que la noticia puede causar es la primera reacción, la que una vez superada puede llegar a hacerle cambiar de postura política. Explico esto a continuación.

Digamos que usted es socialista, como un supuesto nada más. Si usted lo es, entonces apoyará políticas gubernamentales como planeación de la economía, controles de mercados, limitación de importaciones, controles de precios, expresas estatales y muchas otras medidas que son naturaleza del socialismo. Muy bien, eso es lo que usted sostiene, pero ahora tiene que realizar todo eso y para hacerlo necesita personas.

Requiere de personas que le ayuden, es decir, de otros gobernantes. Usted sólo no puede hacerlo todo. Y cuando usted empieza a reclutar gente se encuentra con el problema que trato: va a tener que emplear a El Cholo o personas similares. Y es entonces cuando entra la duda. ¿Podrán ellas planear la economía? ¿Tienen las capacidades para responsabilizarse del bienestar de millones?

La respuesta es obvia y coloca frente a nosotros una de las tres causas por las que el socialismo es imposible. Uno, los precios bajo el socialismo son irreales e impiden el cálculo económico. Dos, van en contra de la naturaleza humana, que es libre y tiene capacidad de decidir por sí misma. Y tres, no hay ser humano capaz de planear la vida de millones (y si no me cree, vea la capacidad que usted tiene para planear la vida de toda su familia).

La cosa se pone peor por otra razón: los gobernantes necesarios para tener un socialismo que funcione necesitan ser ángeles y la realidad diaria muestra que son más bien demonios: débiles, inexpertos, corruptos, verbosos, mentirosos, tanto que hasta aceptan a ese tipo de candidato como colega profesional.


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras