Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Televisión y Manipulación
Leonardo Girondella Mora
14 junio 2012
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Quienes emiten opiniones en contra de los medios comerciales de comunicación —en específico, la televisión— usan argumentos diversos.

Uno de ellos es en el que quiero poner atención —quizá el más popular de todos. Se trata de un reclamo en contra de la televisión comercial, a la que acusan de varios cargos importantes:

• Ser manipuladora de la información, es decir, manejar contenidos noticiosos de acuerdo con intereses particulares.

• Ser promotora de estereotipos humanos, es decir, definir héroes y villanos de acuerdo con esquemas de una “ideología imperante”.

• Ser impulsora de intereses comerciales, es decir, querer influir en las personas para que compren lo anunciado.

Las tres críticas son aspectos diferentes de una queja general: la televisión domina y dicta lo que la gente piensa, manipula mentes y domina voluntades, impone opiniones y mangonea creencias.

Es, en otras palabras, el reclamo de que la televisión es la variable única que domina pensamientos y creencias —es, por eso, la adjudicación de un poder descomunal a la televisión, la que es capaz de mover a las personas como robots que obedecen instrucciones.

¿Es cierta esa crítica?

Seguramente no —sin negar que ella es un medio poderoso e influyente, pero que no llega a ser la variable que todo lo explica. Sobre esto, ofrezco las siguientes ideas.

• Si la publicidad en la televisión obligara a comprar los bienes anunciados con tanto poder, no habría productos nuevos fracasados —y los hay. La gente que recibe esos anuncios recibe también influencias de otras partes y tiene autonomía.

• Si la televisión impusiera un candidato durante campañas electorales, se esperarían victorias sobradas en toda elección —y no las hay. La gente que ve esos contenidos inclinados a un candidato, también está expuesta a otras influencias de otro origen y tiene sus propias opiniones.

• Si alguien se queja de que la televisión obliga a la gente a comprar cosas que no necesita, deberá explicar también cómo es que él no las ha comprado —y concluir que hay muchos otros que no obedecen a la publicidad.

• Si alguien se queja de que la televisión impone opiniones y creencias que él no comparte, debe explicar cómo es que él es una excepción —y concluir que no puede ser la única, que también otros parecen ser inmunes a esos esfuerzos de la televisión.

• Si alguien se queja de que en la televisión hay porquerías, tendrá razón —pero habrá que hacerle notar que también las hay y no son excepcionales en radio, revistas, periódicos, Internet. ¿Por qué poner atención en un solo medio?

• Si alguien se queja de que la televisión tiene más poder que otros medios, tendrá razón —pero habrá que hacerle notar que ese poder grande se remedia, como en el resto de los medios, con más opciones de televisión y no con cambios de contenidos impuestos por un nuevo dictador.

• Si alguien se queja de contenidos bajos, vulgares y soeces de la televisión, tendrá razón —pero hay que recordarle que esas preferencias de la audiencia no se remedian con un cambio de contenidos, sino con una mejor educación.

• Si alguien se queja de que en medios noticiosos hay preferencias políticas, tendrá razón —pero habrá que recordarle que también él las tiene y que cometería el mismo vicio del que se queja.

• Si alguien se queja de que la televisión puede y debe ser mejorada, tendrá razón —pero habrá que recordarle que nunca podrá alcanzarse la perfección y que intentarlo lleva a errores aún peores.

• Si alguien se queja del poder manipulador comercial y político de la televisión, tendrá razón en cierto grado —pero habrá que recordarle que este es un asunto de libertad de expresión, no del control y la censura que suele proponer.

• Finalmente, si alguien se queja de todo lo anterior —habrá que recordarle que en un régimen de libertades él y otros que piensen como él pueden fundar sus propios medios y realizar sus sueños y ambiciones.

Nota del Editor

Hay más ideas sobre el tema general en ContraPeso.info: Televisión.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras