Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Whatsapp: Protocolo de Uso
Eduardo García Gaspar
28 febrero 2017
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Whatsapp y sus similares son herramientas usadas y abusadas. Tienen una gran utilidad y, al mismo tiempo, pueden ser molestas y ocasionar pérdidas de tiempo.

El siguiente es un protocolo de uso correcto de esa herramienta. Inicio con una definición:

«WhatsApp es una aplicación de chat para teléfonos móviles de última generación, los llamados smartphones. Permite el envío de mensajes de texto a través de sus usuarios. Su funcionamiento es idéntico al de los programas de mensajería instantánea para ordenador más comunes. La identificación de cada usuario es su número de teléfono móvil. Basta con saber el número de alguien para tenerlo en la lista de contactos. Es imprescindible que, tanto el emisor como el destinatario, tengan instalada esta aplicación en su teléfono». fotonostra.com

Y estos con los consejos sugeridos para un protocolo de buen uso de esa aplicación:

1. Úselo en ocasiones de real necesidad. No hay justificación alguna que pueda convertirla en una obligación de uso diario, mucho menos cada hora.

2. Cuando esté frente a una o más personas, estas tiene preferencia sobre los mensajes. Los mensajes se quedan el el teléfono, lo que digan y hacen las personas no. Guarde el teléfono en su bolsillo y ponga su atención en las personas, toda su atención.

3. Cuando envíe algo piense que existe una gran probabilidad de que eso no interese a todos en los grupos que tiene. Sus envíos de mensajes con noticias, videos, fotografías y enlaces son exigencia de tiempo en los demás y eso solo lo merece lo realmente excepcional, no el video de un perro que salta, ni la foto de la mujer en la playa a la que le echan agua en la espalda.

4. No envíe pornografía, ni cosas similares.

5. No tome usted el papel de agencia de noticias que envía reportes de sucesos acontecidos hace unos minutos. Los otros también tienen acceso a las noticias y las verán cuando quieran.

6. Evite enviar noticias que son falsas. Si no puede resistir la tentación, al menos verifique antes que no se trata de falsificaciones, rumores, ni bromas. Lo que vea como extraño e imposible, seguramente lo será.

7. Asimile el principio de que conforme más mensajes envíe menos atención recibirá. después de un cierto límite, sus mensajes formarán parte del paisaje de envíos en los que nadie pondrá atención.

8. Sea breve y al grano, es decir, no mande mensajes largos. Más allá de unos 300 caracteres todo es irrelevante.

9. Respete la ortografía. No está mal usar abreviaciones, pero, cuando escriba, hágalo con propiedad y eso incluye evitar malas palabras (a menos que sea absolutamente necesario).

10. Evite mensajes positivos de mejora personal y que son obvios. Todos saben que «La vida es una oportunidad diaria» y que «Un amigo es un don»; que sonreír es bueno, que el futuro lo construye cada quien… Si los manda, que sean originales y que digan cosas no obvias.

11. Asimile el efecto que tiene el exceso de mensajes poco importantes y que es el de ocultar los mensajes urgentes e importantes. No ocupe su tiempo libre en mandar un mensaje detrás de otro.

12. No exija que sus mensajes ocupen en los otros más de unos pocos segundos de su tiempo. Ellos deben ser directos y al grano. Si quiere mandar mensajes más amplios, use otros medios como Facebook o su correo.

13. No use la app mientras camina, ni mientras conduce un auto. Los mensajes requieren una buena parte de su atención que usted quita a lo que más importa. Nunca hay tanta urgencia como para responder al instante.

En resumen, para usar Whatsapp como el resto de las herramientas de comunicación, use las neuronas y sea razonable. Cada mensaje que envía es una exigencia de tiempo ajeno que debe ser respetado.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

ContraPeso.info en Twitter

Recuerde, estamos ya en Twitter @GinLogic. Síganos por la defensa de la libertad, la razón y la verdad.