Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Pueblo, ¿Qué es?
Eduardo García Gaspar
14 febrero 2014
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Es un asunto de definición. Un problema de significado. androjo

Otro caso de poder acomodar la definición a lo que sea que convenga a la persona.

Me refiero a “pueblo”. Una palabra que es determinante en una democracia.

Definiendo a la democracia como el sistema que coloca la soberanía en la gente y propone que el gobierno obedezca el mandato de ella, el concepto de pueblo es inevitable.

La soberanía radica en el pueblo, se dice; o bien, se habla de la voluntad del pueblo.

El problema, por supuesto, es que nadie sabe bien a bien quién es el pueblo. Examinemos esto con un poco de detalle.

En su intención original, suponía que el pueblo o la gente eran personas que tenían la capacidad de votar en asuntos públicos, un real privilegio.

Eran los tiempos, por ejemplo, en los que solo votaban hombres, de cierta edad y propietarios de tierras. El supuesto de esta limitación era uno de preparación y conocimiento.

Los votantes fueron ampliándose para incluir a no propietarios, a mujeres e incluso a jóvenes muy jóvenes. Se trataba de ser incluyente y de respetar eso de la representatividad.

El efecto neto del aumento del número de votantes, la definición de pueblo, fue ante todo ése, una cantidad de personas mucho mayor. Pero no solo eso. Es obvio que aumentó la variedad de opiniones y se redujo la calidad del votante (educación formal, conocimiento, experiencia).

El pueblo es ahora una entidad más compleja, diversa y no necesariamente más preparada para ejercer un voto pensado y meditado (seguramente lo opuesto).

Hubo otra complicación en este proceso, la introducción de una connotación particular que cambió el significado de pueblo en algunas partes. Bajo esta perspectiva, el pueblo se volvió una noción selectiva.

No todas las personas son pueblo, sino solamente unas, las que están en los ingresos más bajos, los menos educados, los miserables y pobres.

Esta reducción de la idea de pueblo es notable, por ejemplo, en México, donde ser pueblo es más o menos igual a ser pobre, poco educado, “vulnerable” en el idioma político de moda. No puede ya ser pueblo, el de clase media, el educado, mucho menos el de ingresos altos, el propietario.

El giro es de unos 180 grados. Antes el pueblo, definido como votante, estaba formado por los preparados, propietarios, con ingresos altos. Ahora el pueblo es entendido como lo opuesto, el pobre, con ingresos bajos, de baja educación. El profesionista exitoso ya no puede ser pueblo, ni el empresario, ni el ejecutivo firmas comerciales.

Cierto que todos votan, o pueden hacerlo, ahora en México, pero esta nueva connotación de pueblo ha cambiado a la democracia.

Si se pensaba que el gobierno, antes, obedecía el mandato del pueblo mediante el mecanismo del voto, ahora la cosa cambia. La democracia es el gobierno que se asigna la función de hacer la voluntad del pueblo, en ese sentido reducido, y eso significa protegerlo, cuidarlo, cobijarlo de males sin fin.

Visto de manera simple: la democracia popular es, como en México, un gobierno que tiene como función gobernar en beneficio del pueblo definido como los desprotegidos y vulnerables, no del resto. A los demás se ignora, o incluso se sacrifica en bien del pueblo redefinido.

De ser un sistema de gobierno universal, que considera y gobierna para todos, el nuevo gobierno popular gobierna para unos solamente, definidos como pueblo y a quienes busca proteger de toda posible necesidad.

El gobierno democrático se volvió una agencia de trabajadores sociales, no de gobernantes en el sentido original.

Comencé diciendo que hay palabras que cada quien define a su gusto y conveniencia. Una de ellas es “el pueblo”, un elemento clave de la democracia. En su sentido más amplio es sencillamente toda la gente que vive dentro de una sociedad, todos sin excepción.

En su sentido funcional democrático de poder votar y participar en política, el pueblo ha pasado por un proceso de ampliación en número y diversidad (con reducción de calidad) que en países como México ha sido de nuevo reducido a un grupo de votantes muy numeroso que el gobierno atrae por medio de favores y protección.

Digo que el cambio es notable, porque si la queja era que antes solamente podían votar los hombres propietarios, ahora solamente cuenta el voto de otro grupo limitado, aunque muy numeroso, el pueblo en ese sentido del pobre vulnerable.

La democracia, entonces, no tiene ya esa naturaleza realmente universal, la de ser un gobierno para todos.

La democracia ahora es mucho más un gobierno que vende protección al segmento de votantes mayoritarias, al que llama pueblo.

Y deja de considerar que también existen otras personas. A ellas, en el mejor de los casos las olvida; en el peor, las sacrifica buscando medios para financiar los privilegios con los que persuade al pueblo de votar a su favor.

Comentando estas ideas con una persona, me expresó su total desacuerdo. Me dijo, “Es que te estás olvidando realmente de lo que es el pueblo y del deber de ayudarlo y atender sus necesidades. Un gobierno debe gobernar para el pueblo y el pueblo es esa gente que necesita ayuda del gobierno”.

¿Ve lo que digo? La democracia convertida en un sistema asistencialista.

Post Scriptum

En su sentido original, el de representar la voluntad de todas las personas, la democracia tiene un problema sin solución. La cantidad de personas, la diversidad de sus opiniones, la frecuencia en el cambio de ideas, la poca preparación política, el escaso conocimiento económico, todo eso hace imposible el intentar dar gusto a todos.

De allí que en la democracia sea necesaria una mentalidad razonable que acepte ceder en el logro de consensos y entienda que los cambios son posibles sin necesidad de violencia.

Conviene conocer el cambio de significado de democracia:

Democracia. Antes, doctrina favorable a la intervención del pueblo en el Gobierno. Ahora, doctrina política favorable a la intervención del Gobierno en el pueblo”.  Diccionario Políticamente Incorrecto de Carlos Rodríguez Braun, citado en rolvlog.blogspot.mx

Véase Ese Cliisé el Pueblo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras