Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Las Culpas Colectivas
Eduardo García Gaspar
20 mayo 2005
Sección: FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


En las noticias del lunes pasado, hubo una que llamaba la atención. Era de Ciudad Juárez, México, y reportaba el caso de una niña de siete años, encontrada muerta, después de haber sido violada.

Es ésta esa siniestra ciudad, en la que se han reportado cientos de crímenes contra mujeres desde hace más de diez años.

Es obvio que lo que sea que estén haciendo allí, no ha dado resultados. Y eso es notable porque si existe una razón para la existencia de un gobierno, ésa es la de atender la seguridad de los ciudadanos. La razón de ser de las autoridades no es el tener monopolios estatales, ni planear la economía, ni trivialidades como ésas.

La real justificación de un gobierno es proteger los intereses de las personas, es decir, sus vidas y propiedades. La conclusión se mantiene: en esa ciudad las autoridades han fallado, fallado rotundamente.

Hay varias explicaciones, como la ineptitud, la incompetencia, el desinterés, la falta de recursos, la carencia de profesionalismo, lo que usted se le antoje. Pero quiero llamar su atención en una de ellas, la de las malas ideas. Y pongo por ejemplo las del Secretario de Gobierno de Chihuahua.

Este gobernante ilustra una de las más poderosas razones por las que el gobierno de su estado no ha podido cumplir con su deber. Declaró este hombre, Fernando Rodríguez, al hablar del asesinato de la niña, que

“Tenemos un problema, de que dentro de nuestras familias y de la sociedad en general, no estamos respondiendo a ciertas directrices de valores sociales. Estos son hechos que hablan de una descomposición social. El gobierno del estado pondrá todo su esfuerzo en encontrar al culpable o culpables del crimen de la niña…”

Detrás de esas palabras, hay una enorme confusión que mezcla culpabilidades. Por un lado, está la aseveración de una culpabilidad social y por el otro, la culpabilidad individual.

El resultado neto es malo. ¿Va usted a culpar a la sociedad o a quien cometió el crimen? La diferencia es mayúscula y eso es lo que quiero resaltar.

Cuando se culpa a la sociedad usted hará cosas diferentes que en caso de culpar a los responsables. Y es que hay una manera de pensar que rehusa señalar culpables individuales. Son esos que hablan de la culpa social, de la sociedad podrida y descompuesta y que, por ende, terminan retirando la responsabilidad de quienes cometieron el crimen.

Ellos, se dice, no son responsables de sus actos, sino que lo es la colectividad. Todo un clisé.

Resulta así que los delincuentes terminan por ser vistos como las víctimas y las reales víctimas son olvidadas. La otra manera de ver las cosas, considera que los actos criminales son cometidos por personas concretas y que sus actos acarrean consecuencias a las que se hacen sujetos.

La responsabilidad es personal y no social, y la justicia debe ser aplicada a los culpables. La sociedad, según esta mentalidad, no ha cometido ningún delito.

El crimen fue realizado por personas específicas y no por colectividades. Por mi parte, me inclino a pensar de esta manera, pues no creo en lo más mínimo haber ayudado a los criminales a cometer delito alguno, ni directa ni indirectamente. A lo que voy es a señalar el error de creer en culpas colectivas.

Esos que dicen que el delincuente no lo es porque la responsabilidad es social, están socavando la incumbencia personal y, sin quererlo, dan un pretexto al criminal para seguir siéndolo ahora con una justificación. “Es la sociedad la que me hace cometer delitos, yo soy inocente.”

De esta manera justificará el criminal sus actos, con la aprobación de quienes así piensan. En tiempos de amplias libertades es imperativo reafirmar la responsabilidad individual y no disminuirla. Las personas deben aceptar las consecuencias de sus acciones, las que sean. Retirar esta idea es una medida nefasta que provoca un incentivo criminal.

Y si es que existe descomposición social, ella se debe al retiro de la idea de que las personas somos responsables de nuestros actos. Los crímenes de Ciudad Juárez, o de donde sean, son realizados por personas concretas a las que es posible encontrar y juzgar. Porque ni usted ni yo podemos ser culpables de lo que no hemos hecho.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Las Culpas Colectivas”
  1. Contrapeso » Ese Clisé, el Pueblo




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras