Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Sesgos en los Medios
Leonardo Girondella Mora
16 julio 2007
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Quiero mostrar con un caso real, reportado a finales de mayo, la tendencia a la falta de objetividad —las personas pueden vanagloriarse de ser defensoras de la libertad de expresión, por ejemplo, al mismo tiempo que impiden expresarse a quienes piensan de manera diferente.

El caso es el siguiente. Una noticia de la cadena ABC de los EEUU manifestó una preocupación —la de un museo en la población de Petersburg en Kentucky: esa exhibición museográfica habla de la creación del mundo de acuerdo a la Biblia. Uno de los anfitriones del programa de las mañanas dijo que “Los críticos dicen que es dañino para los alumnos de escuelas”.

Un reportero dijo que, “Los científicos están preocupados de que por ser ese museo tan sofisticado, será muy efectivo dando a los niños una visión distorsionada de la ciencia”.

El comentario de ese reporte (Media Research Center) compara la situación con otra de 1999 —en un museo de arte en Nueva York hubo una exhibición en la que se presentó una imagen de la Virgen María rodeada de estiércol de elefante y de recortes de revistas pornográficas.

En este caso, la exhibición fue defendida como un ejercicio de la libertad de expresión —el New York Times, escribió que “Lo que para un hombre es una blasfemia, para otro es su fe”. Una columna de L. Brent Bozell III hizo comentarios al respecto.

No es la primera vez que algo así sucede, ni será la última —pero de las experiencias es posible derivar lecciones y algunas de ellas pueden ser las siguientes.

• Si se toma en serio a la libertad de expresión en un caso, esa misma seriedad debe aplicarse al otro —esto significa simetría de derechos: todos pueden expresarse y en este caso lo han hecho, con la exhibición de la Virgen María y el museo sobre la Creación.

• Con esa misma seriedad es posible hablar comentando las manifestaciones de  la libertad de expresión —puede haber críticas y alabanzas a la exhibición de la Virgen María y el museo sobre la Creación. Es la misma simetría anterior y se refiere a la misma libertad de expresión.

Supongo que esos dos puntos anteriores puedan pasar por aprobados por toda persona razonable. Un artista puede crear y exhibir una obra, como la de sus heces fecales enlatadas y quien comente sobre esa obra artística tiene también libertad para decir que es una revolución artística o el arte convertido en excremento.

Esta situación, la de controversias por diferencias de opinión, es inevitable —reconocerla es ya de provecho y tomada en serio puede convertirse en una opción de avance en conocimiento mejor. La discusión al respecto del creacionismo versus el evolucionismo sería un caso de este tipo, si es que existe eso que ha sido llamado debate amigable o disputa civilizada.

Paso ahora a otra lección que es posible aprender de este caso:

• La conducta esperada de los medios es la objetividad —quizá definida como la justicia: un tratamiento igual para todos. Esto llevaría a que quien defendió la exhibición de la Virgen María como una manifestación de la libertad de expresión haga lo mismo con el museo sobre la Creación, porque ambos casos son situaciones de manifestación de ideas.

• Pero esa conducta esperada de objetividad es un ideal que no corresponde a un mundo imperfecto —un mismo medio tratará de manera diferente a un caso que a otro, aun cuando ambos sean iguales en esencia. Es decir, no es realista esperar una objetividad modelo en los medios y la razón de esto es sencilla, ellos están formados por seres humanos que son imperfectos.

• Los medios, en otras palabras, van a ser una consecuencia de las personas que los forman —razón por la que existen periódicos de izquierda, gobiernistas, progresistas y de otras tendencias. Recuerdo haber leído que la mayoría de la gente de medios en los EEUU está inclinada a ideas progresistas, lo que explica el sesgo de esos medios, como el New York Times.

No debe, por esa razón, esperarse la situación utópica de medios perfectamente objetivos en su tratamiento por igual a todos —aunque sí es una meta a buscar y un parámetro de la calidad de los medios, no debe verse como un objetivo alcanzable totalmente.

Añado un elemento que por costumbre suele ser olvidado —el de la audiencia de los medios: un grupo de personas que también son imperfectas y tienen sesgos, los mismos que los medios. De esto saco otra conclusión:

• Las personas favorecerán a los medios en proporción a la inclinación de sus sesgos —es decir, habrá correspondencia de medios y audiencias: los medios progresistas serán favorecidos por gente progresista y así para otros casos.

En México, por ejemplo, quienes tienen tendencias socialistas y favorecen al PRD tienden a ser lectores de La Jornada y audiencia de noticieros cuyos conductores coincidan con sus ideas. Es humano que esto suceda y explicaría la popularidad de Fox News en los EEUU para audiencias conservadoras que se alejan del progresismo de la televisión nacional.

Termino con una meditación personal que me lleva a un par de posibilidades. Las diferencias de opinión son inevitables y ante ellas pueden las personas reaccionar con simetría o no.

Al reaccionar con simetría puede comenzar el diálogo, la dialéctica de Sócrates, que da oportunidad de avance en el conocimiento —es el camino más difícil, lleno de fricciones, acaloramientos y confrontaciones, pero tiene el potencial de lograr avances.

Al reaccionar sin asimetría el diálogo se detiene y la única posibilidad que existe es la de detener a las opiniones opuestas —ya no se conversa con el contrario, se le reprime e impide expresarse. Es el camino más fácil y el que impide los avances.

Entre esos dos extremos, la realidad se mueve en una graduación de grises —pero en la medida en la que predomine la simetría, esa sociedad podrá avanzar.

Addendum

El periódico The New York Times, 9 julio 2001, reportó la primera vacación del entonces presidente George W. Bush:

On Friday, as new unemployment figures painted a newly troubling portrait of the American economy, Mr. Bush placed himself in the same scenes–golfing and fishing in a New England paradise–that once caused his father electoral grief.

Según el mismo medio, el 6 de julio del mismo año, 2001,

The unemployment rate was little changed at 4.5 percent, five-tenths of a percentage point higher than the average for 2000.

La tasa de desempleo en agosto de 2009 en los EEUU es de 9.4%, en el momento que B. Obama toma vacaciones. Y el mismo periódico reporta ahora las vacaciones de Obama:

Mr. Obama, whom aides described as being amused by all of the gloom-and-doom prognosticating over his health care agenda, did not even consider skipping his vacation. Last year, he talked about the importance of taking a break to avoid “making mistakes.”

De acuerdo con lo que escribí antes, es obvio que los demócratas en los EEUU preferirán al New York Times, que es donde se cuentan las noticias a su gusto, sesgadas en su favor. (la información es de J. Taranto, WSJ, 24 Julio 2009)


ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras