Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Niños Regordetes
Selección de ContraPeso.info
1 diciembre 2008
Sección: SALUD, Sección: Asuntos
Catalogado en: , , ,


ContraPeso.info presenta una idea de Anthony B. Bradley. Agradecemos al Acton Institute el amable permiso de traducción y publicación. La idea central del escrito es ubicar la responsabilidad del problema de obesidad infantil usando el sentido común y no abstracciones que ignoran la realidad.

¿Están los niños estadounidenses pasados de peso por culpa de la publicidad? Un estudio reciente sugiere que la prohibición de anuncios de comida rápida reduciría el numero de niños con sobrepreso entre las edades de 3 a 11 años, en 18%; y en 14% para los adolescentes entre 12 y 18 años.

Sin embargo, el sentido común —algo que suele faltar en los reportes de investigación y es algo poco valuado en EEUU hoy— nos recuerda que la variable más importante de la obesidad infantil es su crianza.

Hubo un tiempo en la historia cuando los niños pedían cosas para las que ellos no tenían ni la madurez ni el discernimiento para resistir y sus padres simplemente decían “no”. Este nuevo estudio nos habla más del deterioro de las familias en EEUU que de la posible efectividad de la censura publicitaria.

¿Podemos decir la verdad?

Los comerciales de televisión no hacen engordar a los niños, pero los padres sí pueden (dejo de lado la cuestión de la predisposición genética a la obesidad y libro de culpa a quienes no la tienen). Los niños aprenden buenos o malos hábitos de comida activamente, por medio de la supervisión de los padres; o pasivamente, por medio de la negligencia de los padres.

Yo no sabía que los niños de 3 a 11 años ven publicidad de comida chatarra en la televisión, conducen hasta los restaurantes de comida rápida, usan sus tarjetas de débito donde se les ha depositado su sueldo y engullen órdenes grandes de papas. No sabía que los adolescentes de 12 a 18 años llegan a esa adolescencia y al azar adoptan hábitos malsanos de comida que son opuestos a lo que tuvieron normalmente durante su niñez.

Una debilidad deslumbrante del estudio es su análisis de datos como una abstracción desconectada de la realidad familiar. El poder hipnótico de la publicidad es falsamente creído capaz de derrumbar el poder de una familia sana. Su enfoque está en los medios y el estudio falla al no tratar otras cuestiones críticas.

¿Vienen los niños obesos de casas en las que normalmente padres e hijos no comen reunidos? Los resultados de un estudio publicado en Obesity Research muestran que los niños que comen con otros miembros de la familia tienen 15% menos probabilidad de tener sobrepeso que los que nunca o pocas veces comen con otro miembro de la familia.

Además, cuanto mayor sea la frecuencia de que los niños coman con sus familias, menor es la probabilidad de sobrepeso. Esto puede explicar por qué se reconoce ahora internacionalmente que las maneras más efectivas para decrecer la obesidad infantil sean comidas diarias en familia, junto con una creciente influencia de los padres en las opciones de comida de los hijos.

En octubre pasado, participantes en la conferencia del Children’s Nutrition Research Centre, en Brisbane, Australia, escucharon sobre un estudio de dos años de duración que mostraba que los niños que iniciaron un programa de comida saludable perdieron más peso que los que sólo se dedicaron al ejercicio físico.

La investigación, de Clare Collins, profesora de salud en la Universidad de Newcastle, examinó 165 casos de niños obesos entre 5 y 9 años. Subrayó el hecho de que los padres son aún la mayor influencia en la salud nutrimental de los niños. Dijo, “Lo más importante que usted puede hacer por sus niños es sentarse a la mesa como una familia”.

Un estudio anterior de la American Medical Association recomienda que las familias preocupadas por combatir la obesidad infantil, “limiten su consumo de bebidas endulzadas y comida rápida, limiten el tiempo de pantalla, realicen actividades físicas al menos 60 minutos al día”, y tengan comidas en familia “preferentemente todos los días de la semana”.

Familias de divorciados o de solteros comprensiblemente ven a la comida rápida como una opción muy fácil a la luz de sus horarios. Los niños criados en familias de un sólo padre tienen más probabilidades de sobrepeso que las familias de dos padres, de acuerdo con un estudio publicado en el International Journal of Obesity.

Los investigadores estudiaron más de 7,000 niños de entre 7 y 11 años, encontrando que los niños en familias viviendo con un solo padre tenían 40% más probabilidad de tener sobrepeso.

Los adultos en general pueden compartir la culpa, dados sus pobres hábitos de comida. Las tasas de obesidad infantil esencialmente reflejan las tasas de obesidad entre adultos. El U.S. Center for Disease Control and Prevention (CDC) calcula que las tasas de obesidad son de 13.9% en niños de 2 a 5 años; 18.8% en las edades de 6 a 11; y más de 17% entre los 12 y 19 años. El más reciente dato de CDC revela que entre los hombres adultos la obesidad es de 33.3% y 35.3% entre mujeres.

Hay un proverbio antiguo, “Enseña a un niño en la manera que debe caminar y cuando sea viejo no se desviará”. Prohibir la publicidad no tendrá un efecto en el hecho de que la obesidad infantil es más frecuentemente una función de la naturaleza de las relaciones entre quienes están más cerca de él, esos a los que llamamos padres.

Nota del Editor

Una vez escuché que los divorcios causaban obesidad, o al menos tendencia a ella. No hubo mayor explicación y dejé el dato durmiendo hasta ahora. El texto de Bradley da una explicación que permite con razonable certeza explicar esa conexión entre dos hechos que aparentemente son independientes.

La falta de análisis del problema se ha repetido en México. La columna de Granados Chapa (Grupo Reforma, 17 diciembre 2008) hace referencia a la misma investigación que es criticada en el texto de Bradley.

“Dentro de dos semanas… entrará en vigor el Código de Autorregulación de Publicidad de Alimentos y Bebidas dirigida a Público Infantil… La creciente preocupación… por el veloz incremento de la obesidad… la infantil en particular, así como la certidumbre del severo efecto que en los hábitos alimentarios genera la publicidad, han hecho surgir una tenue inclinación en el Gobierno por moderar ese efecto… Alejandro Calvillo, director de la organización civil llamada El poder del consumidor… [a]duce en su apoyo el resultado de una investigación norteamericana donde se concluye que ‘el retiro de la publicidad de comida rápida provocaría una reducción significativa en los índices de obesidad entre niños y adolescentes’, hasta en un 18 por ciento”.

El 9 de enero de 2008 (Grupo Reforma) fue reportado que la mala base se ha conservado,

El Código de Autorregulación de Publicidad de Alimentos y Bebidas No Alcohólicas Dirigidas al Público Infantil busca… evitar anuncios con contenido exagerado… en la televisión no se podrán incluir anuncios como si fueran parte del contenido de programas… no estimulará la compra del producto o prometerá beneficios como fuerza o estatus… México sobresale por ocupar el segundo lugar a nivel mundial con sobrepeso infantil… Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor [dice que] el Estado debería ser el responsable de proteger la salud de los grupos vulnerables…


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.



4 Comentarios en “Niños Regordetes”
  1. Mayra Cortes Dijo:

    es un buen árticulo, a mi me gustaria realizar una investigación sobre ese tema. NOTA DEL EDITOR: adelante hágala, pero con cuidado no vaya usted a salir con las propuestas políticamente correctas e inefectivas que se basan en más poder gubernamental. Piense fuera de la caja.

  2. Dra Espinosa Dijo:

    Enorme preocupacion la obesidad y sobre todo la infantil, ademas del hospital trabajo en una escuela que es jardin, primaria y secundaria Peleo constantemente para que dejen de venderles comida chatarra pero QUE DIFICL ES ENCONTRAR SUBSTITUTOS comida sana, menus de comida sana ideas de un buen lunch. NOTA DEL EDITOR: la mayor educación se da en casa y si el niño allí ha aprendido malos hábitos, la solución no es quitar comida chatarra, sino hablar con los que deciden, que son los padres.

  1. Contrapeso » Alimentos Chatarra
  2. Muñecos Malditos Que Engordan | Contrapeso




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras