Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Filosofía del Complot
Eduardo García Gaspar
15 mayo 2009
Sección: FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Una definición de complot: la existencia de un grupo de personas que trabajan de manera organizada y coordinada, de manera secreta y muy efectiva, valiéndose de cualquier medio y con amplios recursos, para lograr objetivos de dominio y poder.

Es el campo de las conspiraciones. De manera secreta, sin dar la cara, varias personas intentan lograr objetivos de poder. No se incluye aquí a lo obvio. Sabemos que la gente de Pepsi-Cola se reúne confidencialmente para tratar de ganar terreno a Coca-Cola.

Eso no es una conspiración, sino parte de la vida normal. Igual que un partido político se reúne para ganarle las elecciones a sus opositores. La naturaleza del complot va más allá. Hace referencia a grupos secretos, formados por personas que públicamente tienen una vida conocida y normal, pero que se reúnen clandestinamente y tienen un objetivo oculto.

Cuando alguien reclama que existe un complot contra él, hace referencia a eso mismo, un grupo de personas que tienen una vida conocida, pero que en secreto pertenecen a una especie de sociedad que tiene como fin atacar a esa persona. El problema de ese reclamo es el obvio.

Es una posibilidad que en verdad exista ese grupo clandestino, aunque su probabilidad sea remota. Y, más aún, es posible usar al complot como una explicación total: todo lo que sucede se debe a lo que hacen una o más asociaciones ocultas que quieren dominar al mundo y dañarme.

Si, por ejemplo, usted o yo trabajamos en el campo de las ciencias sociales, podemos usar la teoría de la conspiración para probar lo que sea que nos plazca. Podemos decir que los intelectuales occidentales han creado una filosofía para que, usada por los gobiernos, imponga sus ideas en el resto del mundo.

Si no son los intelectuales del algún lugar, pueden ser otros sujetos, los que usted quiera: las empresas globales, los organismos internacionales, los reaccionarios, los burgueses, los intereses ocultos, lo que sea. Todo esto es de gran utilidad, porque ya no se tiene la pesada carga de demostrar algo. Lo único que se hace es decir que se tiene un complot en contra y ya.

Esto nos lleva a uno de los trucos más usados en la actualidad y que puede ser considerado una falacia, la del complot. Se usa para demostrar la verdad de una posición cualquiera diciendo que existen enemigos que quieren dominar al mundo. Por ejemplo, si alguien quiere defender una libertad sexual sin límites, todo lo que tiene que hacer es decir que la moral y la ética es un complot de dominación mundial que alguien quiere lograr.

Quizá usted lo haya notado ya. Muchas personas sostienen que existen intentos de dominar al mundo con ideas que quieren imponer. Un caso que viví fue el de una persona que afirmaba que las leyes de la economía, como la oferta y demanda, eran en realidad intentos de dominación mundial. En serio.

De esta manera, cualquier idea sostenida en razonamientos y evidencias, puede ser desechada como falsa. Todo lo que tienen que hacerse es decir que se trata de un intento de dominación y no hay que molestarse con ofrecer otras razones ni encontrar evidencias que prueben su error. Para el perezoso, la falacia de la conspiración es una bendición milagrosa.

El candidato político que pierde una elección, o el académico que quiere atacar a los que difieren de sus opiniones, tienen muy poco que hacer: sólo deben decir que existe una conspiración en su contra para dominar al mundo.

La clave de esto no se ve con claridad, pero tiene quizá su origen en Nietzche y su idea de la voluntad de poder: nada vale excepto el poder. No hay verdades, no hay realidades, no hay hechos. Todo lo que existe son interpretaciones y voluntad de poder.

No creo que pueda aspirarse a retirar la idea de que todo pueda explicarse con la idea de que todo es una lucha por el dominio y el poder. Esta explicación, que tiene una cierta dosis de verdad, resulta un error de gravedad cuando se vuelve la explicación total.

Y su utilidad resulta fenomenal en ciencias sociales, en la que las demostraciones no son tan tangibles como las de las ciencias duras. Es difícil alegar que hay un complot para imponer la creencia de la Física Cuántica, pero quien quiera negar principios como el de la oferta y demanda, siempre puede usar con algún éxito la explicación de una dominación ideológica.

Post Scriptum

A finales de abril, un correo explicó un complot sobre el suceso de la fiebre porcina. Su examen es irresistible.

El pasado 2 de abril durante la reunión del grupo de G7 integrado por EU, R. Unido, Canadá, Alemania, Italia y Japón  se dieron 2 conclusiones fundamentales.

1-   La economía mundial necesitaba un cambio

2-   El FMI. Destinaria 500,000 millones de dólares para ayudar a las economías emergentes, (países pobres dispuestos a colaborar) pues bien los dados estaban en el aire.

Luego vino la reunión privada del presidente Obama y Felipe Calderón el 16 y 17 de abril.

Sorpresivamente el jueves 23 de abril el presidente de México convoco a una reunión de emergencia con su gabinete, y por la noche el secretario de salud José ángel córdoba Villalobos anunciaba en cadena nacional la aparición del virus de la influenza, y las medidas inmediatas como la suspensión de las clases a todos los niveles en el DF y el estado de México.

El 24 de abril el G7 declara la economía mundial debería ponerse en marcha este año y que se lanzarían todas las acciones necesarias.

Finalmente lunes 27 de abril la empresa farmacéutica Sanofi Aventis anuncia que inyectara 100 millones de euros en una nueva planta de vacunas y donaría 236,000 dosis a México como apoyo al control de la enfermedad.

La cronología de eventos, los que sean, es transformada en una cadena de efecto-causa que, sin explicación razonable ni datos, “prueba” que la fiebre fue producida intencionalmente para hacer que la economía se recupere y nos olvidemos de la crisis. ¡uf¡

1. Desde hace más de 2 años la industria farmacéutica a nivel mundial tenía problemas financieros por la baja en la venta de medicamentos.

2. Si no creas guerras crea enfermedades (la economía mundial debería ponerse en marcha)

3. México perfecto trampolín para lanzar la enfermedad, de aquí saldrían turistas a diferentes partes del mundo, curiosamente los países que reportan enfermos que estuvieron en México, y que están reforzando su cerco sanitario son los países que integran el G7 que raro.

4. Ponte a pensar de que se está hablando a nivel internacional ahora ¿del virus o de la crisis financiera?. Esto de antemano es un alivio  para el banco mundial y las bolsas del mundo.

Y luego vienen las preguntas de cajón, el de las teorías que sólo el perezoso deja en ese estado para demostrar su punto.

1.   Si realmente es tan contagioso, ¿cómo y donde están las familias de los muertos?

2.   Si la influenza porcina es una mutación del virus original de los cerdos, entonces el brote de la infección debería haber comenzado en el campo y no en la ciudades.

3.   ¿Por qué no han mostrado una entrevista con algún enfermo? (he visto que entrevistan a familiares, diciendo que su familiar esta enfermo y que ya está estable gracias a los medicamentos, pero si el familiar ha estado en contacto directo con el virus que lo lógico no es que esté enfermo o en cuarentena?)

4.   ¿Por qué no han dicho el nombre del retroviral que esta “curando” a la gente enferma?

Supongo, que es lo peor, que exista gente que dé credibilidad a esto y eso, mucho me temo, lo describe una palabra que no me atrevo a escribir.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.


No hay comentarios en “Filosofía del Complot”
  1. Rubén Rodríguez Dijo:

    En todo se pueden encontrar teorías de conspiración con un poco de creatividad – EN TODO.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras