Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Animales y Humanos: la Diferencia
Eduardo García Gaspar
17 octubre 2013
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


No creo que haya diferencias entre animales y humanos, lo que nos diferencia es de grado y nada más por los datos de un DNA casi idéntico. ¿Podría comentar sobre esto porque me parece que usted ha escrito lo contrario?” Un lector.

Efectivamente, he escrito lo opuesto. Creo que entre los humanos y los animales hay diferencias notables.

Diferencias que nos separan haciéndonos muy distintos unos de otros (a pesar de a veces encontrar ejemplares humanos que podrían hacer dudar).

Creo que hay varias razones para anotar esa diferencia de nivel cualitativo, opuesta a la de, por ejemplo, el evolucionismo.

Mi punto central es la racionalidad, el poder razonar las cosas y cómo se manifiesta esta diferencia. Hay una comparación interesante en esto, el de la construcción.

Podemos tomar animales constructores, como las hormigas, los castores, las abejas, las arañas. Sin duda construyen. Los humanos lo hacen también. Pero eso no significa igualdad, sino al final lo opuesto.

Esos animales construyen maravillas, cosas realmente admirables. Una telaraña es fantástica, igual que una colmena. Maravillas incluso de ingeniería.

Los humanos también hacemos maravillas en la construcción. Pero lo hacemos con algo que es muy especial. Lo llamamos inclinación artística o gusto.

Buscamos belleza y modificamos las cosas con estilos diferentes y tecnologías que descubrimos, como los vitrales del gótico y los materiales modernos.

No hay estilos de construcción en las telarañas, ni en las colmenas. Siempre han sido iguales y siguen al instinto del animal. Sólo nosotros podemos hablar del estilo románico, o del egipcio, o del barroco.

No hay abeja que cuelgue un cuadro dentro de la colmena con un paisaje campirano, ni una foto de sus abuelos. No hay araña que teja con un nuevo estilo minimalista.

La diferencia quizá sea la de construir por instinto contra la de construir por arte y funcionalidad. El diseño de un iPod no tiene equivalentes animales, ni tampoco sus funciones.

Hay chimpancés que usan herramientas como martillos y lanzas, delfines que usan esponjas, cuervos que usan piedras, elefantes que usan ramas como matamoscas, gorilas que miden la profundidad del agua con ramas. Estos y otros casos están en 10 Animals That Use Tools.

Por supuesto, construyen y usan herramientas. Pero la diferencia sigue siendo abismal. Nosotros vamos más allá de eso.

No hay animal que haya tenido la idea de sustituir un martillo con un taladro, ni que haya inventado un insecticida, ni una caña de pescar con carrete y decorada de diferentes colores.

Quizá la diferencia más notable sea la de tener ideas, poderlas explicar a otros y guardarlas o almacenarlas. No hay animal que haya decorado un cuchillo, o la rama que usa para sacar hormigas.

Tampoco, uno al que haya conmovido la naturaleza queriéndola explicar, ni que quiera visitar pinturas hechas por sus antepasados en cavernas.

La misma pregunta que nos hacemos, la de si somos genéticamente casi iguales a los chimpancés por qué no actuamos igual, nos separa de ellos. Ningún gorila se ha preguntado eso sobre un macaco.

Si somos tan diferentes al resto de los animales, eso significa que hay otra variable que nos describe y explica mejor. Tiendo casi el 100% de similitud genética con un primate, eso nos haría predecir que jamás habríamos tenido a J. S. Bach.

En resumen, usted cree que no hay diferencia entre humanos y animales, al menos diferencias importantes, sino de grado.

Por mi parte, en todos lados veo exactamente lo opuesto, unas diferencias abundantes y abismales. Una de ellas es obvia, usted ha sido capaz de desarrollar esa opinión y no sé de algún animal que tenga opiniones como ésta. Ni sobre la oferta y la demanda, ni acerca del color de su automóvil.

Otra diferencia, la de poder pensar en lo que es y diferenciarlo de lo que debe ser, eso que llamamos moral o ética.

O, aún más, el pensar en Dios. No hay animal que haya construido un altar, ni que discuta con otro sobre un pasaje de la Biblia. Mucho me temo que en los humanos haya algo que nos diferencia notablemente del resto del mundo.

¿Qué exactamente causa esa diferencia tan grande? Siendo la genética o la biológica una explicación insuficiente, debe buscarse en otro lado.

Por ejemplo, la explicación de un accidente natural, totalmente improbable, pero que sucedió. O bien, la de aceptar un componente no biológico ni corporal, sino espiritual, metafísico, o como quiera llamársele.

Post Scriptum

La explicación que pienso es la más viable tiene siglos. Es la Creación Divina, en la que el ser humano fue creado a semejanza del Creador. Esa semejanza es la explicación de nuestra diferencia con respecto al resto de los animales.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Animales y Humanos: la Diferencia”
  1. RespuestasVeganas.Org Dijo:

    El texto usa la falacia ecológica constantemente.
    http://www.respuestasveganas.org/2007/09/argumento-los-humanos_2514.html





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras