Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Dos Vinos, Una Prueba
Eduardo García Gaspar
6 junio 2013
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La historia es conocida. Todos la hemos contado. Todos la hemos escuchado.

Con variaciones irrelevantes, ella se regodea en la idea de que las personas no somos capaces de distinguir entre distintas bebidas.

Una de ellas sirve para ilustrar algo que bien vale una segunda opinión.

La persona S se hizo de una botella de vino, de las bodegas de Vega-Sicilia. La etiqueta lo identificaba así, Vega-Sicilia, Reserva Especial, “UNICO”.

Un vino caro, quizá de unos 400 dólares. La gracia del asunto es que la persona S se hizo de ese botella solamente, vacía, sin vino.

La llenó con un vino cualquiera, del diario, tirando a malo. Cuando lo visitaron varios amigos les sirvió el vino. Todos se sorprendieron ante esa marca.

Todos bebieron un poco e inmediatamente expresaron su agrado por el vino. La persona S se sintió bien, pues los había engañado. A todos, menos a uno que dijo que ese vino no era un Vega-Sicilia.

Dijo que no era porque la persona S “nunca en su vida se gastaría una pequeña fortuna en un vino que haría beber a otros”. Adivinó que no era ese vino, pero no porque pudo reconocerlo en el sabor y calidad.

La persona S se rió: los había engañado a casi todos, haciéndoles creer que un vino cualquiera era uno extraordinario.

De seguro usted habrá escuchado historias similares. Todas ellas intentan demostrar una hipótesis, la de que no somos capaces de distinguir entre bebidas, sean vinos, whiskys, o refrescos.

Todas ellas acuden a pruebas ciegas, en las que no se identifica lo que se está bebiendo. O a pruebas en las que se engaña, sustituyendo a una bebida buena por otra mala.

Y nos da gusto probar la hipótesis, la de demostrar que los otros no pueden distinguir una Coca-Cola de una Pepsi-Cola, o que creen que un vino mediocre sabe igual que un Vega-Sicilia. Comienza entonces lo realmente interesante.

¿Realmente se ha comprobado esa hipótesis? Muy posiblemente no.

Lo que sucede es que tenemos una enorme simpatía por lo que queremos probar y eso nos lleva a suspender la razón una vez que creemos que hemos demostrado lo que queríamos. Todos tenemos una tendencia a comportarnos así.

Piense usted en otras explicaciones. Una de ellas viene de otra historia, una igual a la que conté pero con otras personas y otros vinos.

Igual que en el resto de ellas, las personas alabaron la grandeza supuesto de lo que en realidad era un vino mediocre. Quien hizo esa prueba, en su casa, pensó que había probado su punto y se reservó revelar su engaño para otro día.

Al salir de la casa, dos de las personas hablaron entre sí mencionado lo malo del vino que les habían dado. Y justificaron hablar bien de un vino malo para no hacer sentir mal a quien se había gastado una gran cantidad de dinero en una botella que había salido mala.

En realidad, no habían sido engañados. Sólo quisieron mostrar cierta consideración con su anfitrión.

Otra faceta que invalida esas pruebas es la selección de las personas. ¿Son ellas parte del público a quien resulta atractivo comprar un Vega-Sicilia? Si no lo son, si ellas nunca lo han probado, la prueba carece de mérito.

No demuestra nada. Igual que las pruebas en las que se presentan dos refrescos distintos: su diseño tiene que manejar variables de orden de presentación, temperatura, estandarización de preguntas y demás.

Son pruebas que no podemos realizar en casa y creer que hemos demostrado que el resto de los humanos no pueden distinguir entre dos vinos. Lo creemos, pero en realidad no lo hemos hecho. Pensamos haberlo logrado porque tenemos una inclinación natural a creer que nuestras hipótesis son ciertas.

Y también, porque tenemos otra tendencia, la de tomar la evidencia que nos ayuda a comprobar lo que pensamos. Si la evidencia nos contradice, la ignoramos, la consideramos falsa, o simplemente no la buscamos.

Es lo mismo que afecta las discusiones sobre el liberalismo y el socialismo. Y lo que afecta las peleas entre fans de equipos enemigos de futbol.

Apuntar esto es ya ganancia, al menos para reconocer fallas muy comunes en nuestras conductas. ¿El remedio? Sencillo de decir, muy difícil de hacer: en lugar de querer probar hipótesis hay que hacer otra cosa diferente, buscar la verdad.

Post Scriptum

Hay más ideas sobre el tema general en ContraPeso.info: Razonamiento.

El punto de la columna ha sido señalar dos errores que tenemos todos al razonar, pensar, opinar. Primero, una simpatía obvia y clara hacia la hipótesis que queremos probar, esa con la que somos afines. La de que nadie puede distinguir calidad de vinos o que lo mejor que puede sucedernos es que se instaure el Socialismo del Siglo 21.

Segundo, de entre la información que se tiene sobre el tema, seleccionamos la que prueba nuestra hipótesis y hacemos de lado a la que la contradice o pone en duda. Es eso de defender al régimen cubano por causa de los hospitales que tiene, o a H. Chávez por repartir alimentos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Dos Vinos, Una Prueba”
  1. Alejandro Dijo:

    De hecho ese fué exactamente el error que cometió Coca-cola en los 80′s. Usaron una prueba ciega (el reto Pepsi) y la gente no fué capaz de reconocer la bebida (lo cual pudo haber sido por una multitud de razones), incluso diciendo que les gustaba más la Pepsi. Coca-cola pensó que debían cambiar la fórmula de la bebida porque las estadísticas decían que la gente prefería el sabor más dulce (pero dichas estadísticas no decían por qué la gente pensaba así, sólo se refirieron a la prueba ciega sin mayores datos). Cambiaron la fórmula y fué un rotundo fracaso: miles de personas enojadas hicieron sufrir a Coca-cola durante 72 días y tuvieron que regresar a la fórmula original.

    La gente miente, por multitud de razones y eso es parte del error de concepto de la prueba ciega.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras