Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Peras, Manzanas, Ingresos
Eduardo García Gaspar
23 noviembre 2015
Sección: EDUCACION, FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Es costumbre arraigada. Se hacen afirmaciones llamativas.

Y a fuerza de repetirlas se convierten en verdades aceptadas. Realidades sin discusión. Hechos innegables y absolutos.

Por ejemplo, las mujeres ganan menos que los hombres. Una buena instancia para usar el cerebro.

Analicemos esto con sentido común. Ya que se trata de una comparación, lo primero que hay que hacer es no cometer el error de las peras y las manzanas.

Hay que comparar cosas iguales, no diferentes. Esto puede hacerse aislando variables que dañen la comparación. Se trata de tener solo peras o solo manzanas. Debemos, por ejemplo, aislar la variable de horas trabajadas. A más horas, más ingresos y, por lo tanto, deben tomarse hombres y mujeres que trabajen las mismas horas.

Nada que no puede entenderse con facilidad. Pero eso no es todo. Hay que aislar otras variables.

Por ejemplo, el número de años de estudio para la profesión que se realiza. Comparar el ingreso de alguien que solo cursó hasta la secundaria con el de otro que tiene un doctorado sería engañoso.

Y no solo años de estudio, sino experiencia en el trabajo: a más años podría esperarse más ingreso en lo general.

Hasta aquí, es claro que necesitaríamos comparar a hombres y mujeres que trabajaran las mismas horas, con los mismos años de experiencia y los mismos años de estudio.

Todavía más, debería aislarse el tipo de trabajo para evitar los sesgos que producirían casos en los que todo lo anterior fuese igual pero no la profesión. Por ejemplo, sería arduo comparar a un neurocirujano con un profesor de historia del arte, a pesar de ser iguales en el resto de las cosas. O a un jugador profesional de fútbol con una enfermera.

Podría pensarse en quitarse de encima la influencia de los casos extremos, como el de personas con ingresos demasiado elevados dentro de una profesión. Por ejemplo, el caso de jugadores como  Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, por ser atípicos con respecto al ingreso del mismo profesional promedio.

Lo mismo sucedería con, por ejemplo, artistas de cine.

Llegando entonces a las peras, o a las manzanas, pero no a las dos, podríamos usted y yo hacer comparaciones con más fundamento.

Por ejemplo, entre enfermeros registrados, en los EEUU, las mujeres ganan en promedio 2% menos que los hombres; entre profesores de escuelas elementales, la diferencia es de 1%.

Por supuesto, este uso del sentido común no es propio de los gobernantes. En la página de la Casa Blanca, se encuentra esto:

«¿Sabe usted que las mujeres todavía ganan menos que los hombres? En promedio, las mujeres que trabajan tiempo completo ganan solo 77 centavos por cada dólar que gana un hombre».

Por supuesto, Obama apoya una ley de justicia en el sueldo, justificada por ese promedio.

El NYT da eco a la cifra. Y llega a sitios insospechados.

La realidad parece ser otra muy distinta: sí, hay una diferencia, de 95 centavos pagados a las mujeres por cada dólar pagado al hombre (en EEUU).

Una vez que se igualaron las peras con las peras y las manzanas con las manzanas, teniendo en cuenta ocupación, posición, educación, horas trabajadas y tenure, la diferencia es bastante menor. Esa diferencia de ingresos, medida toscamente, es más de cuatro veces mayor que la real, o la menos inexacta.

Piense usted en quien, por ejemplo, está decidiendo estudiar Letras Españolas o Ingeniería Mecánica y calcula en el ingreso que esas dos opciones pueden proporcionarle.

Si entre las carreras mejor pagadas está, por ejemplo, la Ingeniería Aeroespacial y el 88% de quienes la estudiaron son hombres, esta realidad distorsionará el promedio general de ingresos de unos y otras. Y, lo mismo, en el otro sentido, si 77% de las mujeres estudian Artes Visuales, que es de las carreras peor pagadas.

En fin, solo he querido examinar un caso, entre varios, de lo que se llama factoide: un hecho falso, inventado, que por repetición adquiere fuerza y credibilidad,

Post Scriptum

Un video del Pew Research Center muestra un tratamiento más analítico del tema:

 

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras