¿Qué es «comprar localmente». En inglés se conoce como buy local. Es una sugerencia para preferir los bienes producidos en la localidad o en lugares muy cercanos a ella. 

También, la apelación a comprar localmente se refiere a dar preferencia a comercios de la localidad, en oposición a los comercios de cadenas nacionales. El supermercado local versus Wal-Mart, por ejemplo.

Comprar localmente: alternativa libre u obligada

La posibilidad de comprar localmente o no es una modalidad de los mercados libres. En ellos se deja la decisión última de compra al consumidor quien voluntariamente compra las zanahorias producidas en su comunidad o en otra parte. Dentro o fuera del país.

La mentalidad de comprar localmente puede ser implantada prohibiendo la compra de productos de fuera. Entonces se anula la libertad económica. Y se aplica una variación de la política proteccionista.

Si la decisión de comprar o no localmente se deja libremente al comprador, nada hay de negativo en ello. Lo malo sucede cuando se anula esa libertad y por medio de la coacción se prohibe la venta de productos no locales.

Algo más en el fondo…

Una de las causas por las que se promueve la preferencia a productos locales es el ahorro de recursos. Principalmente los costos de transportación y la contaminación que ello produce.

Por ejemplo, el kilo de zanahoria cultivada localmente se vende a 30 y el precio de la zanahoria cultivada en alguna parte lejana es de 20. El comprador está en libertad de comprar la que desee.

¿Por qué cuesta sustancialmente menos la zanahoria traída de lejos a pesar de tener más costos de transportación? En ese otro lugar debe haber algo diferente. Algo que le permita producir zanahorias a precios realmente bajos y eso es bueno para todos los compradores.

Si compra la zanahoria local, más cara, tendrá menos fondos para comprar otros bienes. Aunque eso puede ser compensado por la satisfacción de que ha ayudado a la localidad pagando más, lo que no tiene problema pues es una decisión personal libre.

Una duda es irremediable. ¿Podría ser más provechoso usar los recursos dedicados a producir zanahorias locales a cultivar otra cosa? Quizá uvas y hacer vino local, o lo que sea. ¿Para qué hacer lo mismo que en otra parte cuesta menos?

Más aún, podría llegar el extremo de que el gobierno de la comunidad que produce zanahorias locales prohibiera que dentro de ella se vendieran las producidas fuera. Un proteccionismo a nivel comunidad que reduciría el estándar de vida de sus habitantes.

Y a nivel nacional…

La situación puede extenderse a nivel país. Como las campañas dedicadas a promover la compra de bienes producidos dentro del país, con preferencia sobre lo extranjero.

Mientras la decisión se mantenga libre, no existe problema pues eso precisamente es la libertad económica. Pero la duda permanece. ¿Para qué hacer lo mismo que en otra parte cuesta menos? Convendría pensar en producir otra cosa que se haga localmente con más eficiencia y menos recursos.

En este nivel de país, sin embargo, el proteccionismo es una práctica que se tiene con frecuencia. Incluso a pesar de que tenga los mismos resultados que a nivel comunitario en una ciudad cualquiera. Reducirá los estándares de vida de las personas por hacer inaccesibles productos que costarían menos.

Entonces, comprar localmente…

Lo que he hecho es resaltar la lógica de una pregunta simple. ¿Para qué hacer lo mismo que en otra parte cuesta menos?

Algo que puede apreciarse aún mejor a nivel individual. El caso de la persona misma y sus decisiones de vida. ¿Por qué cultivará ella zanahorias cuando las puede comprar más baratas en el supermercado? 

Algo que me lleva a la noción de costo de oportunidad —seguramente la persona y el resto de la comunidad sacará más provecho si ella se dedica totalmente a su profesión de enfermera y deja que otros, con otras especialidades, le provean con zanahorias y otras comidas.