Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Conclusión del Pato
Eduardo García Gaspar
18 noviembre 2005
Sección: DIPLOMACIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Dos publicaciones, una en Grupo Reforma y otra en El Universal de la capital mexicana, muestran un serio error de análisis al examinar unilateralmente los incidentes diplomáticos recientes entre México y Venezuela. Un reportaje de El Universal presenta una entrevista con un profesor universitario.

Dice,

“El gobierno mexicano mostró inexperiencia al violar códigos de comportamiento y formalidad… lo que fue el preludio de una crisis que desembocó en… el enfriamiento de las relaciones diplomáticas… opinó hoy Javier Urbano, investigador y académico [quien] señaló que la política exterior en cualquier país tiene sus formalidades y sus códigos de comunicación, los cuales fueron violados por México… al acusar al presidente argentino Néstor Kirchner de ‘actuar para la opinión pública de su país’, y al ex futbolista Diego Maradona de ‘entrometerse en política’, como si su condición de deportista le impidiera ejercer sus derechos ciudadanos.”

Una columna de Rafael Fernández de Castro, en Grupo Reforma, menciona tres razones por las que no debió atacarse a Hugo Chávez. “Chávez es un peleador profesional” que busca pleitos intencionalmente. “Chávez está capitalizando el ‘anti-bushismo” en América Latina. Y tercero, Fox ha tenido errores de diplomacia, como el de Castro en la Cumbre de Monterrey.

La equivocación grande de los dos escritos y de los que siguen patrones similares es la obvia: ellos hablan de un lado del conflicto y dejan de poner atención en el otro, que es el más rico en posibilidades de explicación de las tensiones diplomáticas tan serias a las que se ha llegado.

Muy bien, Fox y su equipo no son precisamente los tipos más preparados para conducir de manera brillante una política exterior. Nada nuevo nos están diciendo.

Que Chávez es un tipo que busca conflictos es igualmente algo sabido y repetido hasta el cansancio, lo mismo que él realiza una campaña consistentemente en contra de los EEUU muy basada en la percepción común de Bush en la prensa de América Latina.

En fin, lo que nos dicen es obvio o parcial. Lo realmente interesante es el otro lado del conflicto y lo que existe detrás de eso… después de todo, con Kirchner hubo roces y nada de consecuencia visible se vio.

¿Por qué se escaló el conflicto con Chávez? Ésta es la pregunta realmente de interés. Arrojar la culpa a Fox es lo fácil. Para contestarla no puede hacerse otra cosa que especular las razones del uso intencional de lenguaje inusualmente vulgar en relaciones diplomáticas, algo que Fox no hace. Y especular igualmente las razones de la insistencia del uso de ese lenguaje en las horas en las que se vislumbraba una solución a la tensión.

Para especular de manera racional, podemos ver la personalidad de los dos presidentes. A Fox se le acusa de novato e inexperto en cuestiones diplomáticas, lo que de ser cierto, nos mandará a concluir que no tiene nada escondido bajo la manga y que se trató de un error más. P

ero eso no puede decirse de Chávez, más experto y hábil en estas lides y quien usó un lenguaje vulgar y amenazante (no Fox). La conclusión es la del pato: camina como pato, grazna como pato, tiene plumas de pato, camina como pato… ¿qué es?

Si Chávez fue el que intencionalmente aprovechó la oportunidad de una posición firme de Fox no diplomáticamente presentada, la pregunta se vuelve otra. ¿Qué persigue Chávez con esto? La pregunta tiene sentido por otra razón. Las intenciones de ambos presidentes son abiertas. Fox desea el libre comercio en toda el área de América Latina y Chávez quiere un “socialismo del siglo 21” en esa misma región.

Para el comercio libre se necesitan buenas relaciones entre países, pero para la agenda de Chávez no existe esa condición. Al contrario, Chávez se alimenta de conflictos y su historial es ése, pero no el de Fox.

Otra vez la conclusión del pato y de la que es posible sacar otra conclusión: la creación del conflicto es de beneficio a Chávez y su agenda política. Y de allí, la especulación racional puede seguir para pensar cómo ayuda el conflicto a Chávez y a la propagación de su “socialismo del siglo 21” en la región… lo que le dejo a usted, estimable lector. (Gracias a LGM por la idea central de este artículo y el envío de las dos columnas mencionadas aquí)

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras