Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Cierra la Casa
Eduardo García Gaspar
24 febrero 2009
Sección: ECONOMIA, LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


La recesión económica actual ha provocado el renacimiento de las ideas económicas de Keynes. No es sorpresa: están basadas en un análisis económico que considera grandes cifras macroeconómicas que pueden ser controladas al antojo de la autoridad.

Dentro de Keynes se encuentra una digna de notar, el proteccionismo: cerrar las fronteras a las mercancías extranjeras. No sorprende que el paquete de rescate de Obama contuviera eso mismo, y que más tarde fue suavizada, no anulada. Todo viene del mercantilismo.

El mercantilismo proponía, en pocas palabras, que la clave del bienestar radicaba en las acciones gubernamentales que intentaran acumular divisas (metales preciosos en el siglo 17 y 18), prohibieran la compra de bienes de otros países y la nación fuera autosuficiente. Si eso le suena familiar es porque se hizo en México, a mediados del siglo pasado.

Desde luego, se sabe que el proteccionismo daña a las personas que habitan en el país: las fuerza a comprar bienes más caros, de menor calidad y disminuye la variedad de bienes. El uso de recursos es ineficiente por sesgarse a producir lo que en otras partes se podría comprar más barato (lo mismo que si usted decide fabricar sus zapatos: le costarán más que comprarlos).

Uno se sorprende cómo es posible que el proteccionismo siga subsistiendo, pero sobrevive en parte porque Keynes le dio gran empuje. Su propuesta de una “nueva” forma de ver las cosas usó las ideas equivocadas de siglos antes. La nueva economía de Obama es el disfraz moderno que Keynes le dio al viejo y fracasado mercantilismo: si cierras las fronteras todo se arregla. Hay explicaciones de este curioso fenómeno.

• Una de ellas es muy obvia. Los mercantilistas, Keynes (1883-1946) y los proteccionistas dan una herramienta valiosa a las empresas. Les dicen que hay un sustento teórico que tiene como resultado hacerles la vida más fácil evitando la competencia. Esto es maravilloso para esas empresas, las que podrán tener más beneficios (rentas en realidad), gracias a retirarles competencia.

• Otra razón es también muy obvia. Keynes y su reputación proveen al gobierno con una excusa académica para acumular más poder. La Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero tiene muchas páginas y fórmulas matemáticas que justifican que el gobierno acumule poder. No importa que sean falacias, el gobernante ya tiene una teoría que lo favorece, que es lo mismo que produjo Das Kapital.

• La tercera razón es menos obvia que las anteriores. Se refiere a lo que Hazlitt llama la “persistente incapacidad o rechazo, incluso entre muchos economistas, de ver o entender los efectos secundarios y de largo plazo” del proteccionismo. Es un error de miopía. Consiste en creer que si se cierran las fronteras a mercancía extranjera, los bienes prohibidos se harán en el país, lo que creará empleos y ya se arregló todo.

El tema bien vale una segunda opinión para entender que empresarios y que gobernantes apoyan al keynesianismo y sus políticas proteccionistas por un asunto de conveniencia personal. Los dos sectores obtienen beneficios tangibles. Unos logran mayores utilidades y otros logran mayor poder, por eso no sorprende que en un sistema proteccionista se establezcan relaciones muy cercanas entre gobierno y empresarios. Tampoco sorprende que a ellos se unan los sindicatos, que derivarán más poder de un gobierno más intervencionista y podrán sacar más concesiones de empresas con rentas mayores.

Pero lo que sí llama la atención es que personas que no derivan beneficio alguno del proteccionismo puedan creer que todo lo que hace falta para elevar empleos es cerrarse al comercio internacional.

Vuelvo a Henry Hazlitt (1894-1993): “El arte de la economía consiste en mirar no solamente lo inmediato sino los efectos más largos de toda acción o política”. Por ejemplo, el proteccionismo daña al ciudadano, como dije, con productos más caros, menos variados y de menor calidad; desperdicia recursos en empresas sostenidas artificialmente, lo que lastima a empresas eficientes; crea ocasiones mayores de corrupción, por ejemplo, en las aduanas.

Si alguien dice que deben prohibirse las importaciones, también está afirmando que todas las personas del país deben gastar más para comprar menos y que deben dedicarse recursos a la fabricación de lo que sale más caro hacer que comprar.

Uno entiende en verdad que el proteccionismo sea apoyado por quienes de él derivan beneficios en su bolsillo, pero es mucho más difícil comprender cómo es que algunos pueden ser convencidos por una falacia tan primitiva. Una persona me ofreció esta explicación: es con lo que profesores ignorantes indoctrinan a sus alumnos. Puede ser. Alguien dijo ya que cuando exista un sólo marxista en el mundo, éste será un profesor

Post Scriptum

Un caso poco conocido de cierre de fronteras es el de Ecuador, como señala Fernando Coronel.

Me apoyé en la obra de Hazlitt, Henry. The Failure of the New Economics. Ludwig von Mises Institute, 2007, pp. 339-340. Para el interesado, este libro es un clásico. Analiza parte por parte el libro de Keynes, señalado fallas y falacias, una por una; de él es la comparación del libro de Keynes con el de Marx. Para mí, este libro fue una muy buena manera de recordar lo dicho por Keynes, cuya célebre obra resulta casi imposible de leer. Véase Respeto por lo Confuso.

Hoy es martes de gobierno: todo lo que se hace en el país va a parar a manos de la autoridad.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Los enlaces internos de ContraPeso.info siempre serán válidos.



1 comentario en “Cierra la Casa”
  1. angarzamatz Dijo:

    En clases hace tiempo el profesor nos hizo creer que Keynes era lo máximo que podía haber. Gracias por reportar que me enseñaron basura. El proteccionismo es absurdo por limitar nuestras libertades (y felicidades al diseñador de la página).





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras