Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Necesidad de lo Obvio
Eduardo García Gaspar
2 agosto 2013
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Hay algo en nuestros tiempos que llama la atención. Uno de sus síntomas puede parecer ridículo.

Me refiero a la pérdida del sentido de la magia y lo sobrenatural.

Los cuentos de hadas y seres fantasiosos en mundos mágicos ya no usan tanto la imaginación mental.

Necesitan películas obvias, que muestran todo.

Quizá sea ese el problema, el necesitar obviedad. Las películas dan otro ejemplo, el de las escenas de cama. Dejadas a la imaginación en otros tiempos, ahora son explícitas, incluso cuando no las necesita la historia.

Obviedad y más obviedad. Menos y menos imaginación. El juego inventado con unas sillas y escobas ha sido sustituido por un iPad y juguetes tecnológicos.

La sutileza de cintas como La Ventana Indiscreta (Rear Window) se interpreta como tediosas porque requieren un pequeño esfuerzo de interpretación. La terrible vulgaridad sexual de algunos programas de televisión es parte de esa necesidad de obviedad a la que lleva la falta de imaginación.

Es común que muchos se quejen de nuestros tiempos. Dicen que vivimos en una crisis de valores, de fomento al vicio y exaltación de la vulgaridad, con jóvenes que no tienen sentido de responsabilidad ni de culpa.

Seguramente sí, pero no creo que en eso estos tiempos sean la excepción. Un poco de historia muestra que lo mismo puede decirse de tiempos pasados.

Lo que me parece que merece una segunda opinión es la pérdida de la imaginación y su resultado, la necesidad de obviedad.

Y es que sin imaginación se tiene algo indeseable, la pérdida del sentido de la existencia. En realidad nuestros tiempos han cosechado lo sembrado, esa pérdida de significado personal. De la importancia de ser.

Lo obvio lleva a lo inmediato, a lo físico, a lo sensual, al gozo primero. La pérdida de la imaginación ha borrado lo alejado, lo espiritual, lo intelectual, el gozo último.

Un alumno mío hace años resumió bien todo esto al decir que no tenía sentido estudiar historia, ni saber de biología, ni de literatura porque “nada de eso se aplica a mi carrera”.

Bajo esta mentalidad, resulta lógico rechazar el gozo que puede causar escuchar la misa del credo de Mozart. No desconocerla, sino despreciarla sin siquiera considerarla. Igual que resulta razonable olvidar el plazo largo para fijar todo en el presente.

Es, al final de cuentas, una deterioro del sentido de la curiosidad. Lo obvio está allí y es presentado sin necesidad de tener deseos de conocerlo.

La preferencia por la televisión en lugar de la lectura es un síntoma de esto, de la obviedad visible sobre la imaginación mental. Es como perder la habilidad de razonar en lo abstracto, dejando que sólo lo gráfico tenga valor. Es lo que lleva a creer que la libertad es hacer lo que uno quiera sin limitaciones, sin siquiera pensar en las consecuencias.

Puesto de otra manera, el fenómeno puede verse con crueldad: es un proceso gradual de embrutecimiento, de deterioro de las facultades de pensar e imaginar, de alabanza irrestricta de lo obvio. Es lo que lleva a ser un crédulo irrestricto que no sabe que lo es. Un ejemplo ilustra esto.

La persona se burlaba de tiempos idos en los que comerciantes ambulantes en carretas de caballos vendían tónicos que todo curaban. Iban de pueblo en pueblo ofreciendo curaciones mágicas de cualquier padecimiento. Pues bien, la misma persona que se burlaba de esos crédulos antepasados se puso a dieta con un método que le costaba dinero y que usaba los ciclos de la luna.

La necesidad de lo obvio y el desdén por la imaginación hacen perder el sentido del esfuerzo del pensar y razonar. Y es así cómo, en nuestros tiempos, cuando presumimos de tantas cosas, sobre todo de libertad, estamos en camino de perderla. La libertad sin uso de la razón es insostenible.

No está todo perdido. Hay posibilidades de solución y ellas están en quienes aún defienden al sentido común, a la dignidad humana, a lo absoluto. En otras palabras, a la ortodoxia de la razón y el poder de la imaginación. Los que defienden al esfuerzo por encima de la pereza y al sentido de responsabilidad.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras