Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Sentido Común Moral
Eduardo García Gaspar
5 junio 2017
Sección: ETICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Es una idea simple. Directa y comprensible. No requiere gran análisis.

Es eso que se llama razón práctica. El sentido común. Es el pensar aplicado a la realidad de todos los días.

Eso se convierte en reglas de conducta. Normas morales que guían las decisiones morales. Provocan algunas sugerencias.

• Ten hijos hasta que estés en una posición de mantenerlos y si dejas de estudiar que sea solo por una real emergencia, no porque no le encuentras sentido a la educación. Y, que lo que estudies tenga un sentido práctico futuro para que te valgas por ti mismo; quizá ser licenciado en literatura medieval no te produzca mucho.

• No pierdas ideales, pero actúa con realismo y piensa en los efectos que tu conducta tendrá en ti y en otros ahora y a la larga. No culpes a otros de las consecuencias de tus actos. Respeta las propiedades ajenas si quieres que respeten las tuyas.

• Si crees que tienes derecho a opinar reconoce que tienes la obligación de pensar antes de opinar; si crees que tienes derecho a la educación piensa primero que tienes la obligación de estudiar; si crees que tienes derecho al empleo piensa que primero tienes la obligación de trabajar.

• No ambiciones vivir de favores del gobierno porque lo que recibes es lo que a otros el gobierno les quita. No vivas en la fantasía de suponer que los gobernantes son seres salvadores del país, pues casi siempre son lo contrario.

• Si quieres, bebe pero no en exceso; tus comidas deben ser frugales, igual que tus gustos. Gasta en algún lujo ocasional, pero ahorra siempre. Si no tienes nada valioso que decir, guarda silencio. Antes de pedir tienes que dar.

• No supongas que el sexo es una diversión placentera sin obligaciones ni consecuencias. No mientas, no engañes, no robes, incluso aunque eso hagan todos a tu alrededor. Si pides justicia para ti, actúa con justicia para otros.

• Antes de pedir algo trata de lograrlo tú y reconoce que lo que los gobiernos te dan es porque antes se lo han quitado a ti y a otros. Habla menos y lee más; ve menos televisión y lee más; usa menos las redes sociales y piensa más.

• Jamás pienses que lo mereces todo pues para merecer debes haberte primero ganado el respeto de otros y eso significa haber realizados acciones admirables. No gastes el dinero que no tienes y si lo haces, que sea la excepción y no la regla.

Usted puede encontrar más de estas reglas, como el siempre decir «buenos días», dar gracias, ser amable, ayudar a otros. Incluso puede encontrar algunas de estas reglas en los correos y mensajes que recibe de algunos amigos (que parecen especializarse en enviar mensajes con mensaje).

Lo que creo que bien vale una segunda opinión es apuntar que esas reglas de comportamiento ideal no son difíciles de reconocer y aceptar, al mismo tiempo que consistentemente son ignoradas.

Conozco a una persona que vive recordando a otros los Diez Mandamientos, pero pocas veces los aplica; a otro que alaba a la humildad pero suele comportarse con soberbia; a otro que dice tener buenas opiniones pero se opone a discutirlas con otros.

Creo que somos una especie que en nuestra esencia misma tenemos un elemento moral innato, esa idea de lo que debe ser y lo que no debe ser. Se expresa en ideas como «ejercita tu cuerpo, pero también a tu mente». Las aceptamos sin mucha necesidad de demostración.

¿Por qué las aceptamos sin demostración? Supongo que porque imaginamos lo que sería un mundo en lo que esas reglas no fueran respetadas. Un mundo en el que todos mienten es una pesadilla, lo mismo uno en el que no está prohibido robar, u otro en el que todos los hijos se tienen fuera del matrimonio.

A eso lo llamamos conciencia moral:

«La conciencia moral, presente en lo íntimo de la persona, es un juicio de la razón, que en el momento oportuno, impulsa al hombre a hacer el bien y a evitar el mal. Gracias a ella, la persona humana percibe la cualidad moral de un acto a realizar o ya realizado, permitiéndole asumir la responsabilidad del mismo». buenanueva.net

Creo que es innato, pero necesita pulirse y formarse; necesita desarrollarse y eso se hace en la vida familiar temprana, en la escuela y más tarde en la vida diaria, cuando se piensa y reflexiona. Necesita ayuda externa: libros, discusiones, vivencias, noticias, conversaciones, para madurarla.

Esto es lo que, me parece, ha sido descuidado en nuestros tiempos. La formación de la conciencia, el desarrollo del sentido común moral, ha sido desechado. Peor aún, para demasiados olvidar al sentido común moral es un asunto de liberación y realizarse como humanos sin reglas.

En fin, solo apunto un rasgo de nuestros tiempos: el descuido de la formación de la conciencia moral, de la razón práctica que guía nuestros actos evitando lo malo y procurado lo bueno. Sin esa guía, todo se vale, todo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

ContraPeso.info en Twitter

Recuerde, estamos ya en Twitter @GinLogic. Síganos por la defensa de la libertad, la razón y la verdad.