Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El yo y el Nosotros
Leonardo Girondella Mora
16 febrero 2006
Sección: FALSEDADES, Sección: Asuntos
Catalogado en:


El 12 de febrero pasado, Grupo Reforma publicó en México una pequeña nota reportando una conferencia de Germán Dehesa, un muy célebre columnista mexicano de amplia cultura y gran humor. La ocasión de la conferencia fue el otorgamiento de un premio a Dehesa, el Premio Selíder de 2006 por parte de una organización del mismo nombre.

Los contenidos reportados en la nota son dignos de mención —en sí mismos y por las contradicciones que implican. Tomo datos de la nota periodística y sobre ellos hago mis comentarios.

• La justificación del premio fue expuesto de esta manera: “Hoy reconocemos a Germán Dehesa porque su humanismo identifica al amor como vínculo definitivo entre los habitantes de la Tierra, porque ha hecho de la justicia, la libertad y la paz, los principios de su vida y en sus obras”.

• Al aceptar el premio, Dehesa dijo que no lo recibe él, “lo recibo desde el ‘nosotros’”.

• Dijo que “Me alarma que digan que soy líder, pero les aviso que si me van a seguir, ando perdido, pero los invito a perdernos juntos”.

• Y dijo, según la nota, que “Para lograr el ejercicio pleno del derecho a la felicidad tenemos que deshacernos del horrible pronombre ‘yo’ y adoptar el incluyente pronombre ‘nosotros’: ahí cabemos todos”.

• Su auditorio consistía principalmente de jóvenes.

Quizá sean cuestiones surrealistas propias del país, pero la realidad es que se da un premio de líder a un tipo que dice que afirma que anda perdido y que quieren que el resto se pierda con él —algo no muy agradable a quienes le otorgaron el premio, los que supongo no deseen promover caminos sin rumbo.

Pero quizá sea sólo una figura del lenguaje, una posición metafórica, de Dehesa y que debe dejarse pasar con bondad y sin interpretaciones literales.

Sin embargo, eso de que “Para lograr el ejercicio pleno del derecho a la felicidad tenemos que deshacernos del horrible pronombre ‘yo’ y adoptar el incluyente pronombre ‘nosotros’: ahí cabemos todos”, es llamativo por la contradicción que implica y que es fácilmente demostrable. — Dehesa llama a dejar el ‘yo’ para adoptar el ‘nosotros’. Es decir, un ‘yo’ llama a otros “yos” a convertirse en ‘nosotros’.

Sin el ‘yo’ inicial, ese llamado no existiría y sin los ‘yos’ de la audiencia ese llamado no podría tener efecto. — Dehesa usa como sustento de su argumento lo que quiere anular. La postura del columnista no tiene sostén lógico y se anula por sí misma —y ése es el mensaje que premia una organización cuyo sustento es precisamnete el ‘yo’ de cada líder que quiere promover.

Un amigo califica estas situaciones como un festín de surrealismo por el que Freud pagaría para poder psicoanalizar. Por mi parte, esa postura del Dehesa es parte de un romanticismo emocional destinado a llamar a un colectivismo que anula a la individualidad humana —el mundo entero es imposible de entender sin los ‘yos’ de miles de grandes personajes que por iniciativa propia fueron líderes, para bien y para mal.

¿Pudo haber existido Miguel Ángel sin su ‘yo’? ¿Velázquez, Víctor Hugo, Leonardo, Mozart, Platón, Agustín, Napoleón?

No parece posible. Si el llamado del columnista es uno de solidaridad hacia el prójimo, eso no puede existir sin el ‘yo’ que se hace responsable y sin el ‘yo’ que es libre de hacerlo. El buen samaritano es un ‘yo’ muy bien identificado. Por donde se le vea, este evento es en exceso sobresaliente por su extraño contenido.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.



No hay comentarios en “El yo y el Nosotros”
  1. Miriam Dijo:

    Creo que este articulo no tiene fundamentos suficientes para decir que la entrega del premio SELIDER 2006, a un reconocido lider en los medios de comunicacion, haya sido extraña. Realmente creo que los que conocemos la forma de ser y el trabajo del Sr. Dehesa sabemos claramente que el al decir que era un “lider que se encontrbaa perdido” únicamente era una manera, muy a su modo, de decir que estaba agradecido y que se sentía halagado.
    Por otro lado creo que al interpretar la metafora del yo, hubo una confusión muy grande. Evidentemente, el Sr. Dehesa, se refería a dejarnos a nosotros mismo a un lado y empezar a pensar en los demas (en el nosotros, donde cabemos todos!)yo creo que mas bien hacia un llamado a ser serviciales y útiles para las personas que nos rodean.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras