Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Subjetivismo Moral: Consecuencias
Leonardo Girondella Mora
28 marzo 2012
Sección: ETICA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


La expresión usada es la de subjetivismo moral y tiene consecuencias colosales en la vida de las personas.

Primero intento explicar en palabras sencillas qué es subjetivismo moral —una postura intelectual que tiene dos componentes:

• Cuando una persona persona dice que “la honestidad es buena” no está diciendo nada que sea una realidad —es una expresión general personal y nada más que eso.

• Cuando una persona dice que “la justicia es buena” todo lo que en realidad dice es que tiene un sentimiento positivo personal y nada más que eso.

El panorama se comprende mejor cuando se pasa de valores comúnmente aceptados como los anteriores —considerados buenos— a creencias en las que hay más desacuerdo. Conviene verlo con crudeza.

Según el subjetivismo moral, cuando Juan dice “el aborto debe ser dejado libre a voluntad de las personas”, su afirmación sólo puede interpretarse como Juan está diciendo algo que es su gusto personal, no es una realidad, sino una preferencia de él.

Si Juan encuentra a Pedro y éste dice que “el aborto es el asesinato de un ser humano y es indebido”, su afirmación debe entenderse como la de Juan, como un simple gusto personal, una opinión que tampoco tiene fundamento sólido y real.

De acuerdo con el subjetivismo moral, lo que dijeron Pedro y Juan son estados mentales, sentimientos subjetivos, gustos personales.

De esto puede concluirse algo que es insólito: no hay desacuerdo entre ellos, al menos un desacuerdo que importe —son sólo agrados, caprichos, creencias personales, entre los que no hay desavenencia ni oposición.

¿En verdad no existe contradicción en lo que dice cada uno? Desde luego existe —no hay manera de ignorar que uno ha dicho lo opuesto del otro.

Si uno dijo que es de día y el otro dijo que es de noche, también habría oposición entre los expresado por cada uno. El subjetivismo moral no tiene lógica. Aparece como una manera de negar realidades y una no muy efectiva.

&&&&&

Dije al comienzo que el subjetivismo tiene consecuencias colosales —el terreno en el que ahora entro con casos que las ilustran.

• Un ejemplo extremo. Juan piensa que robar es bueno —gracias al robo él lleva una vida placentera. Pedro, que es policía, piensa que robar es malo, que no debe permitirse. Por un descuido, Juan es capturado por Pedro, durante un robo.

Ambos van ante el juez el que sentenciará a Juan. El castigo que recibirá Juan variará dependiendo de las creencias del juez y nada más que eso. Ante dos jueces, por el mismo delito, habrá dos sentencias totalmente distintas. Lo que piensen Juan y Pedro no importará nada.

• En un salón de clase, el profesor advierte a sus alumnos de que plagiar trabajos será causa de calificación reprobada. Uno de los alumnos plagia un trabajo y es probado su plagio. El profesor lo reprueba, pero el alumno se defiende diciendo que él cree que plagiar no es malo, al contrario, permite obtener buenas calificaciones.

¿Cómo resolver esta situación? No existe manera de resolverla si se sigue la idea del subjetivismo moral —podría pensarse en soluciones como tirar dados, tener un combate de esgrima, tener votaciones en la clase.

La consecuencia colosal mas clara es la que produce el subjetivismo moral al dar entrada a la solución de conflictos por medio de la fuerza —ya que varios individuos opinan de manera diferente y todas sus opiniones son simples gustos personales, en casos de conflicto, la única solución posible es la fuerza.

Las personas podrían enfrentarse a golpes y los ganadores impondrían sobre los otros su creencia, la que sea, como aceptar que el robo es bueno. En la realidad, lo que sucede, es que se da puerta a los gobiernos a que impongan su voluntad en los casos de desacuerdos.

El caso de la libertad educativa en México es un buen ejemplo —hay personas que creen que la educación debe ignorar toda instrucción religiosa; y las hay que preferirían que sus hijos tengan esa instrucción. Ya que sólo son gustos subjetivos, no hay manera de encontrar soluciones razonables.

La única solución es la imposición de otro gusto, el gubernamental, que se impone sobre el resto por la fuerza —dictando que la educación religiosa debe hacer de lado la instrucción religiosa.

Un gusto que es impuesto sobre el resto, no por ser algo razonable, sino por ser el gusto que de su lado tiene a la fuerza gubernamental.

Esta es una consecuencia colosal del subjetivismo moral —una que es escasamente reconocida y que convierte a los gobiernos en centros de decisión moral por la fuerza. Hacer que el gobierno, por ejemplo, apruebe la realización de abortos, tendría la misma solidez que decir que se aprueba cometer robos menores de mil pesos.

Nota del Editor

Creo que la idea de Girondella pone sobre la mesa un efecto colateral indeseable del relativismo moral: cuando la razón no se aplica, la única solución es la fuerza.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Subjetivismo Moral: Consecuencias”
  1. Cano Pablo Ruben Dijo:

    Estimado : Es un tema que me preocupa “El Subjetivismo de los Jueses”, ante la norma escrita . PD Ellos mas que ninguno tendrian que ser más Iguales que los formantes de esta sociedad (Son unos mas); y, Sin Prerrogativas ; Dado que son JUESES. COMENTARIO DEL EDITOR: ¿¿¿¡¡¡!!!???





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras