Cosmopolitismo, cosmopolita y términos asociados. Todos relacionados con la naturaleza humana y cómo ella es comprendida.

5 minutos

Introducción

El concepto de cosmopolitismo se funda en una idea valiosa acerca de la naturaleza humana, pero es tan general que puede ser una idea abusada y distorsionada a conveniencia.

Cosmopolitismo, su idea

Se trata de una idea acerca de la naturaleza humana, de la igualdad de todas las personas porque todas ellas son humanas. La idea ha sido definida de la siguiente manera:

«El cosmopolitismo es la ideología que postula que todos los seres humanos pertenecen a una sola comunidad, basada en una moral compartida. Una persona que se adhiere a la idea del cosmopolitismo en cualquiera de sus formas se llama cosmopolita». es.wikipedia.org

En otra parte se comprende así:

«Es una teoría que se construye sobre la afirmación de que todos los seres humanos con independencia de su raza, sexo, religión, capacidades, posesiones, nacionalidad… forman parte de una misma comunidad. La pertenencia a esta comunidad, que es la humana, implica que compartimos una moralidad (cosmopolitismo moral) y extiende el campo de nuestras obligaciones más allá del ámbito de la familia, de los afectos, del pueblo o de la patria». idhc.com

Origen del término

«El término se origina en el filósofo griego Diógenes de Sinope, quien respondió a preguntas sobre su ciudadanía y lealtad política afirmando que era un kosmopolita («ciudadano del mundo»)». McLean, Iain,McMillan, Alistair. The Concise Oxford Dictionary of Politics (Oxford Paperback Reference) (p. 123). Oxford University Press. Kindle Edition.

Este origen enfatiza la idea de una misma naturaleza humana en todas partes y en todo tiempo, lo que hace que se vea a todas las personas como miembros de una misma comunidad universal.

Bar Cosmopolite à Saigon 1930 - Photo by Nadal«Bar Cosmopolite à Saigon 1930 – Photo by Nadal» by Tommy Japan 79 is licensed under CC BY 2.0

Otras precisiones

De lo anterior, se ha derivado una connotación de cosmpolitismo en otra palabra: ‘cosmopolita’.

Esta última hace referencia usual a las personas que han vivido o estado en muchas partes del mundo y, al mismo tiempo, tienen una actitud de apertura a culturas, costumbres y creencias diferentes a las propias.



También, ‘cosmopolita’ se usa para describir ciudades y ambientes en los que se reúnen personas de diversas culturas, y lo hacen con ánimo de convivencia.

Características del cosmopolitismo

La idea central de que todos los seres humanos tienen en común una misma naturaleza lleva a la idea de una comunidad humana universal en tiempo y lugar.

Una misma moralidad y legalidad

De esta idea pueden concluirse diversas ideas de todo tipo. Por ejemplo, puede razonablemente concluirse que existe una sola moral universal que da origen a leyes de aplicación universal.

Y que eso es independiente de países, fronteras y creencias. Esta visión, por razonable que sea, puede ser aprovechada para la justificación de instituciones políticas supranacionales que, sin contrapesos, tengan poder universal.

Aprovechamiento político e ideológico

Una noción tan general como el cosmopolitismo puede ser aprovechada para servir de punto de partida y argumento a ideas como justicia social y políticas distributivas.



Pero también puede servir para reclamar comercio libre y el desmantelamiento de medidas proteccionistas. Es decir, puede ser usado por liberales y socialistas proponiendo medidas sustancialmente diferentes.

Creación de sociedades ideales

La idea de una misma naturaleza humana universal contiene la idea de una misma esencia digna y valiosa en una persona, lo que es una gran idea. Pero, también, con esa misma base, puede ser llevada a extremos.

Por ejemplo, los llamados a un gobierno universal que desprecia valores y tradiciones locales, con el riesgo de conducir a la centralización del poder y la posibilidad de propuestas de sociedades ideales por medio de medidas políticas.



Protección personal y acción supranacional

El cosmopolitismo es de ayuda en las áreas de conflictos internacionales entre gobiernos, es decir, el derecho Internacional. Igualmente, puede servir para demandar violaciones de derechos personales en estados y que puedan apelarse en tribunales internacionales.

Igualmente, el cosmopolitismo da pie al fomento de organizaciones civiles con ámbito internacional y que pueden actuar como defensas de sus ideales y creencias. Pueden ser acciones misioneras religiosas, o bien ONGs ambientalistas, por ejemplo.

Pero también, puede servir como argumento a la exportación de actividades estatales que se entrometen en estados soberanos —como la exportación de una revolución proletaria.

Conclusión

Lo que el cosmopolitismo afirma es una misma naturaleza humana en todo tiempo y lugar, lo que lleva a aceptar sin remedio una dignidad humana igual en todos —y de lo que se deriva la idea de una misma moral.

Es una idea que pone en tela de juicio a nociones como el nacionalismo y el relativismo moral. Es, en su fondo, otra manera de exponer la creencia cristiana de una misma naturaleza divina en todos.

Sin embargo, el cosmopolitismo es una idea tan general que con facilidad puede ser usada y abusada por quienes buscan argumentos a favor de sus propias creencias.


Otros lectores también leyeron…

[Actualización última: 2021-06]