Sistema de partido único. Un tipo de arreglo político por el que existe solo un partido político que domina al gobierno como un todo sin posibilidad de división del poder.

Una definición increíblemente simple

La expresión de sistema de partido único describe una de las variantes de la organización política que conforma un gobierno. Uno en el que existe un solo partido político.

Y ya. Con la posibilidad de que existan otros partidos políticos menores y sin realmente posibilidad de ganar elecciones, ni siquiera menores.

«El unipartidismo es un sistema de partidos políticos en el que existe un único partido político legal que pueda presentarse a los procesos electorales, o bien a aquel en el que, aún existiendo legalmente varios partidos políticos, las normas jurídicas establecen, o de facto se produce, el acaparamiento de la mayor parte del poder político por un único partido […] Actualmente, cinco son los Estados que se rigen por este modelo: China, Corea del Norte, Cuba, Laos y Vietnam». es.wikipedia.org

Sistema de partido único, sus elementos

Un arreglo político, un partido político

Es un sistema político —una manera de varias posibles de organizar el sistema de gobierno de un país.

Su esencia radica en la existencia de un sólo partido político. Un único participante real en los procesos políticos.

Como consecuencia de lo anterior, no existen otros partidos políticos que compitan con él, o bien, si es que existen, no tienen probabilidad siquiera remota de llegar al poder.

Casos

Cuba, por ejemplo, muestra el caso de un sistema de partido único donde no existen otros partidos.

México, durante el gobierno del PRI en el siglo, pasado muestra el caso de un sistema de partido único y la existencia de otros partidos sin probabilidad de llegar al poder.

Control del gobierno

En este sistema de partido único, ese partido es quien controla y tiene poder sobre todas las organizaciones y niveles que forman el gobierno.

Funciona en una mezcla en la que el gobierno es el partido y el partido es el gobierno, siendo imposible diferenciarlos. El partido domina al poder ejecutivo, al legislativo y al judicial.

Poder concentrado

Este sistema unipartidista es una de las variantes de sistemas políticos de poder concentrado en el gobierno. Uno que anula a la división de poderes tradicional en las repúblicas.

Clientelismo

Otra característica del es su naturaleza clientelar, por la que establece fuertes lazos de dependencia del ciudadano.

Este subsiste por medio de favores gubernamentales que logran un apoyo al gobierno —no solamente con ciudadanos, sino también con empresas.

Personalismo político

A pesar de ser un sistema que tiende mucho al autoritarismo, puede ser institucional, como sucedió en México. Pero puede tener una versión personalista, sustentada en un líder carismático.

El caso de Cuba con Fidel Castro muestra esa posibilidad, aunque con un régimen totalitario.

Propaganda frecuente

Un sistema de partido único es un usuario frecuente e intenso de propaganda que lo exalta y aplaude sus logro Y, por otro lado, significa ser un fuerte censor de información que impide libertad de expresión.

Sistema de partido único, otras precisiones

Una buena manera de entender este sistema es compararlo con uno de sus opuestos, la democracia.

En ella los cambios de gobierno son pacíficos y existe probabilidad real de que cualquiera de los partidos gane elecciones y tenga representantes en las cámaras de legisladores. No en el sistema unipartidista.

Otro contraste útil se tiene entre este sistema y el republicano, donde este último mantiene la división entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. En un sistema de gobierno de partido único esa división no funciona en la práctica.

Este sistema de partido único se presta admirablemente a la implantación de un gobierno de naturaleza dictatorial o incluso totalitaria, el que no admite oposición alguna a la aplicación de sus políticas, decididas por la élite del partido.

La apariencia de este tipo de sistema suele ser uno de continuidad política que crea una percepción de tranquilidad y paz social. Una percepción mencionada una y otra vez en el caso mexicano durante el siglo pasado, y que era valiosa después de la violencia revolucionaria de otras partes.

No está exento de luchas internas y conflictos este sistema, pero todos ellos permanecen ocultos en las altas esferas donde sólo unos pocos conocen las intrigas —en su cara exterior, el sistema da una cara de orden y respeto absolutos.

Los elementos del sistema de partido único, mencionados, permiten entender mejor a esta variante política y poder detectar su existencia en casos concretos.

Entendiendo que el sistema se presta admirablemente a cualquier ideología que se incline a un alto intervencionismo estatal y donde la libertad sea poco apreciada.

[La columna fue revisada en 2019-07]