Un concepto clave en el sistema de partidos y de la división del poder. Lo que describe a los partidos de oposición, como contrapesos al riesgo de abuso del poder. ¿Qué es oposición política?

5 minutos

Introducción

La idea de la división del poder, como mecanismo de protección contra los siempre presentes riesgos de abusos de poder, tiene una manifestación en la expresión ‘oposición política’.

Ella se refiere a la actividad que realizan los partidos de oposición dentro de un sistema democrático y republicano. Una responsabilidad que puede ser de gran provecho, pero que tiene riesgos de exageración.

Tipos de oposición política

La idea general de cualquier oposición es la de contrariedad e incluso antagonismo. Es estar en contra de algo, tener una posición que reprueba a algo. No significa necesariamente estar a favor, pero sí en contra de algo.

Su clásico campo de acción es la política y dentro de ella es posible distinguir sus varios tipos

A. Oposición política formal

Para que pueda usarse la expresión, debe existir un sistema de partidos. Eso significa un mínimo de dos de ellos que compiten en elecciones para ganar posiciones de gobierno y que dentro de él sirven de contrapeso entre y dentro de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

Es decir, la oposición política expresada en partidos no existe dentro de sistemas de partido único, ni en regímenes de concentración de poder.

B. Oposición política informal

Esta se realiza abiertamente, sin temores de censura, entre los ciudadanos del país y que abiertamente muestran su rechazo a asuntos o decisiones del gobierno en el poder. Son actos de participación política realizados por el ciudadano y grupos.

Esta oposición, fuera de los partidos, puede tener modalidades de muy diversa naturaleza e intensidad. Puede llegar incluso a marchas violentas y actos de terrorismo, especialmente en regímenes sin elecciones.

Características de la oposición

La oposición política es una fuerza en sentido opuesto al gobierno en el poder y la realizan centralmente los partidos políticos que no están en el poder, pero que han estado antes y pueden estarlo en el futuro.

Es una fuerza sana que contrabalancea al gobierno en el poder, por ejemplo, en las cámaras de legisladores, frenando posibilidades de acciones que signifiquen abusos de poder —que es el eterno riesgo político de todos los tiempos.

Ella es también una forma de cultura y conocimiento político necesaria en el ciudadano que quiere gobernarse a sí mismo en un régimen de libertades políticas.

La oposición política y los partidos que la realizan son parte de las reglas de los regímenes liberales y, dada su naturaleza, resultan una extrema molestia para muchos, especialmente para el gobierno en el poder. Más o menos las mismas incomodidades que produce la libertad de expresión.

41. The House of Commons sits for the first time in the new Parliament, following State Opening«41. The House of Commons sits for the first time in the new Parliament, following State Opening» by UK Parliament is licensed under CC BY-NC-ND 2.0

Lealtad y partidos de oposición

La oposición política formal tiene dos posibles variantes que pueden ser explicadas en términos de respeto o lealtad a las reglas de juego de la democracia republicana.

Oposición política leal

Es la que realizan los partidos, sus miembros, y en general los ciudadanos que participan, y que respetan las reglas del juego, es decir, las leyes. Una oposición dentro del Estado de Derecho.

Es la actitud de la rivalidad política que reconoce como un valor superior al bien público general y está dispuesta a cooperar, negociar y trabajar juntos. La aceptación de que las imposiciones y las demandas por la fuerza no son permisibles.

Oposición política extrema

Esta es la oposición política totalmente opuesta a las nociones de la democracia. Es la que exige la imposición de sus creencias sin ningún tipo de concesión sin negociación. Su posición es destructiva y paralizante: reprueba y se opone a todo que no sea lo que ella propone.

Origen de la oposición

La final de cuentas, la oposición es una realidad inevitable que surge de distintas maneras de pensar de las personas y que no desaparece nunca, pero que es combatida a fondo por regímenes totalitarios que llegan a ambicionar modificar la conciencia de las personas.

Esa diferente forma de pensar en política suele ser usada para clasificar a la oposición de acuerdo con sus ideas, doctrinas, o ideologías políticas. Y, por supuesto, desacuerdos en las maneras de cómo llegar al poder.

Conclusión

La oposición es una realidad política que en la democracia republicana ilustran los diferentes partidos políticos. Tiene su causa última en las diferentes posturas políticas que favorece cada persona y puede tener un efecto sano como mecanismo de la división del poder.

Aunque también, en su extremo radical se convierte en una fuerza contraria a las libertades, al exigir que sus ideas sean implantadas por medio de la fuerza.


[Actualización última 2022-01]

Artículo anteriorMercados negros y economía informal
Artículo siguienteLos tipos de ciudadano según los gobernantes
Lector frecuente y culto, defensor de la libertad y de la moral objetiva. Cofundador de Contrapeso.info.