¿Qué es la división del poder? ¿Por que se necesita? El propósito de esta columna es apuntar su importancia y sus mecanismos. Es la separación integral de poderes en una sociedad.

División del poder político, su origen

Si se defiende a la libertad, necesariamente se temen los abusos de poder. Por tanto, el mejor sistema de gobierno es aquel que minimiza los riesgos de abuso del poder, concretamente del gobierno.

Este es el corazón de la mentalidad democrática y republicana. La estructura de un orden político que evite en todo lo posible los abusos de poder. Es decir, que respete a la libertad.

Es el temor de que la libertad sea socavada por el poder gubernamental, lo que está detrás de la noción de la separación de poderes.

Mecanismo esencial

Para evitar el abuso del poder, se adopta un mecanismo general de fragmentación de ese poder que ha sido expresado por Montesquieu.

El poder se divide de varios y diversos modos, de maneras que se evite su concentración. Ello evitará los abusos que la experiencia ha demostrado que suceden siempre que existe un poder sin límites.

División tridimensional

El poder gubernamental se divide en tres dimensiones.

División funcional

El gobierno fragmenta su poder en tres funciones: legislativo, judicial y ejecutivo que entre sí forman pesos y contrapesos. El bicameralismo es una opción de división del poder legislativo.

Ninguno de esos poderes puede unirse a otro de ellos. Esto es lo que propone que el ejecutivo no controle al legislativo ni al judicial, por ejemplo.

Es el más conocido mecanismo de separación de bienes, pero no es el único. Existen otros que son muy importantes también.

División territorial

El gobierno fragmenta su poder geográficamente en porciones como estados, provincias. comunidades y otros más.

En esta división no existe un poder central que domine a todo el país. Otro mecanismo de separación de poderes y que también sirve de contrapeso al gran poder central.

División temporal

Es la fragmentación de poderes en el tiempo. El gobierno fragmenta su poder temporalmente, por medio de elecciones que cambian a los gobernantes periódicamente.

Ninguno de ellos puede eternizarse en el poder sin aprobación general. Otro contrapeso a la temible posibilidad de abusos de poder. Y, muy marcadamente, lograr cambios de gobierno por vías pacíficas.

Más allá de lo político

La división del poder político de un gobierno tiene, por tanto, esas tres dimensiones: funcional, territorial y temporal.

Puede entonces verse que el voto es sólo una de las maneras de fragmentar o romper el gran poder que tiene toda autoridad política.

Pero, el principio de la división del poder no se detiene en el campo político, sino que abarca a toda la sociedad. Lo hace con otra faceta de la división del poder.

División del poder económico

Es la que está basada en el mismo principio de fragmentar para evitar abusos y que impide abusos. Evita situaciones monopólicas usando a la competencia económica, es decir, varios productores de bienes sustituibles entre sí.

Esto impediría a los gobiernos poseer empresas (especialmente empresas vitales). Si esto sucediera se acumularía demasiado poder en el gobierno, igualmente reprobable que el unir al poder legislativo con el ejecutivo.

Dentro de la esfera económica, se tiene un sistema de fragmentación que rompe el poder económico por medio de competencia —es decir mercados libres y libre comercio.

División del poder cultural

Igualmente basada en la idea de fragmentar, evitar concentraciones de poder y, por eso, minimizar abusos.

En este campo, es donde se aplican las libertades de expresión, de educación, de religión y el resto de ellas.

La división cultural del poder es lo que hace indebido, por ejemplo, la existencia de medios gubernamentales de comunicación, como periódicos.

También, hace positiva la separación iglesia-estado y deja en libertad a la persona para practicar las creencias que desee.

En resumen

La norma es sencilla: no unir a los poderes económicos con los políticos, ni a los políticos con los culturales. Y dentro de cada uno de ellos tener división del poder.

Esto es lo que hace que un régimen político de división del poder político y libertades económicas y culturales sea la mejor opción conocida para evitar abusos de autoridad. Todo dentro de un estado de derecho.

Lo que he querido hacer es ir más allá de la definición tradicional de la división del poder de gobierno. Por ejemplo, la expresada aquí:

«La separación de poderes, por lo tanto, se refiere a la división de responsabilidades en ramas distintas [del gobierno] para limitar a cualquier rama a ejercer las funciones básicas de otra. La intención de la separación de poderes es evitar la concentración de poder no controlado al proporcionar “pesos” y “contrapesos” para evitar la autocracia […]» en.wikipedia.org Mi traducción

La división del poder va más allá de eso. Incluye la dimensión geográfica y la dimensión temporal, que usualmente se olvidan. Pero sobre todo, incluyen la separación del poder económico y cultural del poder político.

Esta es la separación integral del poder.