virtudes y vicios

¿Qué es individualismo? Definición del concepto, sus tipos y algunas precisiones para la mejor compresión de individualismo.

Individualismo, tipos y su crítica

La crítica en contra del individualismo es equívoca. Lo es en el sentido de que ‘individualismo’ es entendido diferente por sus críticos y por sus defensores. Esto resulta en que cada uno tiene razón, por separado.

En lo que sigue, intento definir ‘individualismo’ en esos dos sentidos.

Individualismo negativo

Es el criticable justificadamente y consiste en un conjunto de acciones personales que forman un patrón consistente de egocentrismo irresponsable.

Lo anterior define a un tipo de individualismo que es posible calificar de egoísta y que contiene

  1. Conductas continuas de codicia, ambición, ingratitud, voracidad y egoísmo; y
  2. Falta de consideración de las consecuencias negativas en terceras personas, a las que no importa dañar si eso beneficia al sujeto.

Esta es la definición que tienen en mente quieres critican al ‘individualismo’. Muy especialmente cuando entran a campos de Economía y usan expresiones como «codicia capitalista», «voracidad comercial» y otras más.

Individualismo positivo

Es el que consiste en un conjunto de acciones que forman un patrón de conducta consistente de independencia y autonomía personales.

Este tipo de individualismo contiene

  1. Conductas continuas de búsqueda de beneficio y autodeterminación propia por medio de la autosuficiencia y la libertad; y
  2. Consideración hacia normas y preceptos comunes que consideran el efecto de las acciones en los demás.

Esta es la definición de ‘individualismo’ que tienen en mente quienes lo defienden. Difiere en mucho con respecto al individualismo negativo.

No debe asustar a nadie que, entonces, ambas partes tengan razón en sus críticas y defensas. Están hablando de dos cosas distintas. El defensor del individualismo positivo sería sin duda un crítico del individualismo negativo.

Los efectos en terceros

La diferencia entre ambas definiciones de individualismo está contenida en la consideración de los efectos de la conducta propia en los demás Lo que significa que es un término ‘equívoco‘.

[Términos equívocos son aquellos en los que una palabra o expresión pueden ser entendidos de manera distinta, como ‘vela’ ‘muñeca’, o ‘cólera’].

Es desafortunado que la comprensión usual de ‘individualista’ sea asociado con quien no respeta normas sociales y al que poco importa las consecuencias de sus acciones en los demás. Y que llega al extremo de dañarlas si eso le proporciona algún beneficio.

La diferencia central entre ambas definiciones es centralmente la incorporación de un elemento en la decisión de la persona: los efectos que tendrán en los demás, muchas veces manifestado por medio del respeto a leyes y convenciones sociales.

Si alguien es individualista, es decir, busca su libertad y autonomía, y al mismo tiempo toma en cuenta los efectos de sus acciones en los demás, entonces ese individualista es sano y su conducta es admitida.

Y, más aún, si con su conducta ese individualista no solo considera que no debe lastimar a los demás, sino que también los beneficia, entonces su conducta se vuelve loable.

Individualismo, dos significados

Ha sido mi intención aclarar el significado de ‘individualismo’ mostrando que hay dos definiciones distintas. Y que en las discusiones sobre el tema ambos significados se mezclan creando discusiones sin provecho.

Lo anterior hace posible entender que quien funda un negocio esperando tener beneficios personales y cargar los precios más altos posibles tiene una conducta individualista admisible. Él podrá lograr eso solamente satisfaciendo a sus clientes, que es su consideración hacia los demás.

No será un ejemplo brillante de altruismo, pero su conducta no daña a otros. Al contrario, los beneficia al seguir leyes y convenciones sobre contratar empleados, usar proveedores y satisfacer clientes.

Pero podrá convertirse en un individualista negativo si viola esas normas legales y sociales, con la sola intención de beneficiarse a costa de otros.

Igual que será individualista negativo, el gobernante que busca su beneficio personal a costa del bienestar del resto.

Individualismo: Precisiones

Una definición simple y comprensible

«El individualismo considera al hombre —a cada hombre— como una entidad independiente y soberana que posee un derecho inalienable a su propia vida, un derecho derivado de su naturaleza como ser racional». objetivismo.org

Esta definición, derivada del modo de pensar de Ayn Rand tiene su utilidad por colocar la supremacía en cada persona. Ella tiene, por separado cada una, derechos y dignidad que no pueden ser sacrificados con justificaciones colectivas de bien general.

Lo que tiene una implicación notable. Un individualista no es el tipo que piensa que puede hacer lo que le venga en gana. Solo es uno que considera que él tiene los mismos derechos que cada uno de los demás.

Pero hay más que solamente eso —lo que de por sí es muy importante para un correcto entendimiento del individualismo.

Individualismo no es aislamiento

El individualismo correctamente entendido no incluye la idea de personas aisladas de otras, cada una capaz de ver por sí misma y sin atención al resto.

El individualismo es un punto de partida para entender a las sociedades, a las colectividades, como conformadas por personas únicas e individuales.

Es opuesto a la forma de pensar que supone que lo que existe es la sociedad y las personas son simplemente sus partes.

Para comprender a la sociedad en el tiempo

Si se desea entender a la sociedad, lo que en ella sucede, su desarrollo en el tiempo, su naturaleza y demás, el modo correcto de hacerlo es poner atención en las acciones individuales de cada persona: sus decisiones y actos.

Es el agregado de todas esas acciones lo que mueve a la sociedad en un todo de extrema complejidad de causas y efectos que al acumularse producen resultados netos impredecibles y mayores a las visiones personales, Es lo que logra cultura, conocimiento, progreso, civilización.

Pero también, pudiendo producir lo opuesto —barbarie y salvajismo, como producto neto agregado de esas acciones personales.

Existe un elemento dinámico en el individualismo así entendido. La situación presente es comprendida como el resultado neto agregado de las acciones pasadas de un sinnúmero de personas. Incluso de muchos siglos atrás que hicieron aportaciones con efectos que ahora se viven.

Y al futuro se le comprende de la misma manera, como el resultado agregado de las acciones pasadas y presentes de personas que actúan individualmente.

Es una especie de marco mental que entiende a la sociedad también como algo que incluye a las generaciones pasadas de personas ya muertas, de personas vivas y de quienes nacerán.

Libertad como origen

El individualismo tiene su origen en la libertad de acción personal, entendiendo que su resultado agregado será algo formado espontáneamente y sin diseño previo. Es una construcción impredecible cimentada en la acción personal de «abajo hacia arriba».

Como se ha escrito, «[…] la colaboración espontánea de hombres libres a menudo crea cosas que son más grandes de lo que sus mentes individuales pueden alguna vez comprender».

Esto ayuda a diferenciar al individualismo de las visiones colectivistas que proponen una sociedad diseñada centralmente de «arriba hacia abajo», en concordancia con algún modelo previo de sociedad ideal.

El individualismo enfatiza la noción de la libertad personal comprendida por cada persona y ejercida dentro de un marco de respeto a la libertad del resto. Sin que se imponga sobre su resultado neto alguna gran concepción social implantada desde arriba.

El resultado agregado es imposible de prever, excepto por la aceptación de que será algo dinámico y cambiante, siempre en proceso de ajuste y corrección. Jamás será un estado considerado perfecto.

Esta característica de ser impredecible y no dar resultados libres de fallas produce lo obvio, un descontento que crea propuestas de corrección específicas a problemas concretos.

O en el peor de los casos, diseños integrales de sociedades perfectas. Casi siempre por medio de la cancelación de libertades personales y la acumulación del poder en el gobierno.

Concluyendo

Lo que intenté hacer es responder con precisión mayor a la usual la interrogante ¿qué es el individualismo? Para señalar que él es más que la interpretación común que lo hace equivalente a egoísmo.

El individualismo es un punto de partida para comprender a la conducta humana desde su origen primario y original. Esas acciones individuales de personas libres y con uso de razón, que en sus tratos mutuos, producen resultados netos impredecibles.

Una manera de ilustrar al individualismo es ver su similitud con la Microeconomía y su contraste con la Macroeconomía. Entre creer que a la economía de un país se le puede controlar manipulando centralmente unas pocas variables económicas versus creer que la economía nacional es el resultado de decisiones tan dispersas que es imposible conocerlas.

Quien contempla al comercio internacional como un intercambio de bienes entre personas que se encuentran en países distintos, es un ejemplo de mentalidad individualista.

Es la o puesta a quien contempla al comercio internacional examinando cifras de superávit o déficit comercial. Y creyendo que son los países los que comercian entre sí.



Y unas cosas más solamente…

Debe verse:

No hay crisis de valores, hay crisis de virtudes
¿Qué es responsabilidad moral? Una definición

Otras ideas relacionadas:



[Actualización última: 2020-07]

Referencias extras:

Notas extras sobre individualismo e individualidad

Quienes defienden a la libertad económica suelen ser acusados de individualistas, algo que considero inexacto. Quienes defienden la libertad económica no son propiamente individualistas, más bien defiende a la individualidad personal.

Son cosas diferentes

Un individualista puede ser fácilmente entendidos como un ser egoísta, a quien no le importa dañar a otros con tal de tener un beneficio personal. Esto es totalmente diferente al entendimiento de la persona como una individualidad que debe ser respetada.

Si se entra al terreno económico, se podrá ver que la ciencia económica es en realidad el estudio del comportamiento humano en el mercado —en actividades de producción, consumo, distribución, innovación, inversión y otras acciones más.

El centro del estudio de la ciencia económica es esa acción humana la que siempre parte de un supuesto de individualidad —donde cada persona es el centro y origen de las decisiones y acciones económicas.

Lo mismo sucede si se entra al terreno de la moral, donde también se estudia al comportamiento humano partiendo de ese supuesto de individualidad —en el que cada persona está bien en el centro y origen de cada decisión y acción moral.

Mezcla humana

La anterior distinción entre economía y moral sirve solamente a un propósito didáctico, pues en realidad las decisiones en la vida cotidiana presentan una mezcla inseparable entre una acción económica y una acción moral.

Lo que digo con lo anterior es que el trabajo de la persona tiene siempre un contenido moral —aunque por facilidad de estudio puedan dividirse en acciones económicas y acciones morales.

Lo anterior puede verse en instancias extremas. Una productora de películas pornográficas y un monasterio tendrá conductas similares en el sentido económico, tratando de maximizar sus ingresos y manejar sus recursos —aunque obviamente en el sentido moral sus mismas decisiones económicas tendrán un diferente significado.

El sujeto

Mi tesis central es que el centro de estudio, sea de tipo económico o moral, es el sujeto —la persona individual, lo que implica subjetividad no en el sentido relativista, sino en el sentido de la individualidad.

Poner atención en la individualidad equivale a poner atención en las decisiones personales, sean económicas o morales —las que están sujetas a principios universales que rechazan la idea relativista.

Al reconocer la individualidad se reconoce también por necesidad imperiosa la idea de la autonomía personal —donde la persona es capaz de valerse por sí misma tomando decisiones y realizando acciones que necesariamente son individuales.

Solo pueden ser individuales cuando son libres, lo que llevar a una conclusión inevitable: la persona necesita ser libre para tener mérito económico, o bien mérito moral; idealmente ambos.

La sociedad

La individualidad de la acción humana tiene sentido solamente en sociedad —un campo de complejas interrelaciones de decisiones individuales, en el que la desigualdad es una condición necesaria para el complemento mutuo.

Insisto en mi tesis de la individualidad y con ella presenta un argumento en contra de las escuelas morales y económicas que ponen su atención en colectividades y grupos, desdeñando el origen es centro de toda acción y decisión, la persona individual.

Es la persona individual donde al final recibe la causa última de la salud de la sociedad —salud económica y salud moral, las que pueden estudiarse por separado, pero que en la práctica son inseparables. Es decir, la economía no funciona en un vacío moral; y la moral no funciona en un vacío económico.

La defensa de la individualidad personal no supone hacer de lado la posibilidad de asociaciones que agrupan personas — al contrario, buena parte de las decisiones personales está formada por aquellas que llevan a la formación de organismos como la familia, las escuelas, los gobiernos, las empresas y muchas otras más, todas producto de la decisión individual.

Creo que es un error importante el confundir al individualismo con la individualidad —equivocación que aquí he tratado de corregir, llegando a otra conclusión: es también un un error el dejar de considerar como centro y origen de lo que sucede en una sociedad a la persona individual, una por una.