Un concepto central de los regímenes políticos de libertades personales. Una de las formas de participación del ciudadano en los asuntos políticos de su país. ¿Qué es el voto ciudadano? Y, más aún, su formación y calidad.

8 minutos

Introducción

No hay gran dificultad en la comprensión del voto ciudadano. Ha sido definido como,

«El voto es el acto por el cual una persona expresa apoyo o preferencia por cierta moción, propuesta, candidato, o selección de candidatos durante una votación, de forma secreta o pública.​ Es por tanto, un método de toma de decisiones en el que un grupo, tal como una junta o un electorado, trata de medir su opinión conjunta». es.wikipedia.org

Y tiene sus normativas. Debe ser (1) secreto, (2) directo, (3) libre, (4) igual y (5) universal.

Es lo que produce la legitimidad de los gobiernos, es decir, el reconocimiento de haber sido electos por el consenso y la voluntad de sus gobernados, quienes lo reconocen como válido.

Poco se menciona, pero es importante la condición de que existan alternativas de partidos y candidatos pues una elección con uno solo resulta absurda.

La realidad

El voto ciudadano se entiende mejor como un proceso de decisión personal que culmina en la asistencia del ciudadano a un lugar determinado y oficial en el que él toma un papel o sustituto y selecciona el nombre de un candidato al que así apoya para ocupar una posición pública de gobierno, la que sea.

Esa acción de acudir a un sitio y seleccionar un nombre entre varios es el voto ciudadano. Debe él poder ser emitido por todos los ciudadanos de cierta edad en adelante, teniendo un valor igual cada voto si importar quién lo emitió. Debe haber sido emitido con libertad, directamente por la persona y sin que nadie pueda obligarle a revelar por quién ha votado.

📌 Es un sistema imperfecto, que puede ser abusado y violado, pero que no tiene un sustituto mejor. Permite los cambios pacíficos de gobierno pero depende en mucho de la calidad del desempeño del ciudadano cuando decide su voto.

La calidad del voto ciudadano

Puede establecerse una relación entre la calidad del voto ciudadano y la calidad de los gobiernos electos. Cierto que hay muchas otras variables a considerar. Sin embargo, es claro que la clase de voto ciudadano afectará a la naturaleza del gobierno.

📌 Ese es el propósito de la columna. Examinar a la calidad del voto ciudadano y para ello lo que sigue explora el proceso de decisión de la persona en sentido inverso, es decir, comenzando con la emisión del voto, un cierto día en un cierto lugar por un cierto candidato y trazando hacia atrás los pasos realizados.

Votaciones Presidenciales en el Recinto Luciano Andrade Marín
Votaciones Presidenciales en el Recinto Luciano Andrade Marín Quito (Ecuador), 17 de Febrero 2013

El proceso del voto ciudadano

Emisión del voto

Este es el último de los pasos y consiste en la acción del ciudadano que acude a un cierto lugar en el que en una papeleta o por algún otro medio selecciona el nombre del candidato para cada posición elegida. Por ejemplo, quién desea que sea presidente, o el nombre del que quiere que sea su representante en las cámaras legislativas. Es un acto concreto y visible.

Antes de este paso, el ciudadano realiza otro.

Decisión de voto

En este paso, se culminan todos los anteriores que se verán abajo. Consiste en una decisión de selección entre dos opciones: (1) ir a votar el día programado, o (2) abstenerse de hacerlo. Es una decisión de participación política en las elecciones, o de abstencionismo.

📌 La calidad de voto ciudadano se percibirá en la proporción de personas que lo hagan. Un abstencionismo grande indicará baja calidad y lo opuesto. Los niveles aceptables de abstencionismo son discutibles, aunque en general pueda verse como razonable uno que ronde alrededor de un tercio de los votantes. Del otro lado, participaciones superiores a 80-85% resultan dignas de revisión.

Antes de este paso, la persona ha realizado otra acción.

Decisión de candidato

Quien haya decidido acudir a los centros donde se vota ha tomado una decisión previa: ha seleccionado al candidato por quien votará para cada uno de los puestos en competencia electoral. Por ejemplo, la persona a la que quiere ver como legislador en el siguiente gobierno.

Es una decisión producto de pasos anteriores y que aquí se expresa en la conclusión personal de que tal o cual candidato es el mejor para ocupar el puesto en cuestión. Después de acciones previas, en este momento la persona ha llegado a una opinión más o menos clara: «creo que el candidato X es el mejor de entre los demás para el puesto de presidente, o quizá el menos malo».

📌 Puede especularse que la calidad del voto ciudadano es alta cuando un análisis objetivo y completo de las elecciones indique que efectivamente la persona ha seleccionado al mejor de los candidatos y, años más tarde, el análisis sea confirmado por la experiencia. Muy complicado de evaluar, este punto lleva a relacionar a la calidad del voto con un buen proceso de decisión del ciudadano.

Procesamiento de la información

Para llegar a la decisión de tal o cual candidato, antes la persona tomó la información que tiene y la examinó con el objetivo de encontrar al candidato mejor.

La información disponible tiene fuentes muy variadas: medios noticiosos, redes sociales, campañas de los candidatos, conversaciones con amigos, libros, revistas, conferencias, foros, marchas y demás. Alta importancia tienen en este punto los discursos y plataformas electorales de los candidatos.

📌 Un aspecto obvio de la calidad del voto ciudadano es el monto de la información usada por la persona. La calidad se reducirá conforme la persona posea poco o nula información electoral pues su decisión carecerá de bases informativas y será superficial, basada en impresiones parciales y clisés políticos. La calidad aumentará conforme la decisión de voto sea alimentada por más información (sin esperar que cada ciudadano sea un experto analista político).

Otro aspecto que altera la calidad del voto es la educación del ciudadano elector. Sin garantía total, puede esperarse que una persona con mayor educación emita un voto de mayor calidad que alguien con menor preparación. Esta variable se relaciona con la edad: quizá existe una liga entre mayor edad y experiencia con la calidad de voto.

Atención a la información

📌 Este es el paso con el que inicia el proceso de decisión de voto en elecciones políticas para nuevo gobierno. Es una acción que muestra dos conductas alternativas. La del desinteresado e ignorante de la información electoral y la del interesado que la busca y considera. La calidad del voto variará en cada caso.

El ciudadano mismo

Lo anterior muestra que la calidad del voto ciudadano tiene una alta dependencia de las características de la persona misma.

Por ejemplo, quien poco o nada comprenda de la complejidad de una economía, sucumbirá con facilidad a promesas electorales absurdas. O bien, quien padezca algún fundamentalismo ideológico apoyará sin pensarlo a quien pertenezca a su modo de pensar.

Los humores emotivos y emocionales serán bien recibidos por quienes no tienen gran idea de las complicaciones de una sociedad. Es más fácil que un candidato venda «ilusiones futuras» que realidades inevitables.

Es decir, la democracia siempre está en riesgo de ser debilitada por una baja calidad de voto ciudadano que lleve al poder a gobernantes incapaces y, lo peor, con deseos de mantenerse en el poder. No son pocos los casos de dictadores llevados al poder por medio de elecciones legítimas.

El sistema adicional de protección

La democracia y su misión de salvaguardar a la libertad personal estarían destinadas a fracasar de no contar con un mecanismo de defensa que le brinda un segundo nivel de protección contra la baja calidad del voto ciudadano.

Esa protección es la división del poder político y su asociación con las nociones de república, estado de derecho, contrapesos y derecho natural.

Un ejemplo de riesgo democrático

Esta es una protección contra las mayorías y su inclinación a ser fuentes de opresión. La mentalidad que otorga todo el peso político al voto popular arriesga la construcción de regímenes que dan entrada a dictadores que destruyen libertades y derechos, muchas veces adoptando el papel de la encarnación de la voluntad popular.

Este segundo nivel de protección, superior al del voto, radicará siempre en el ciudadano y sus ideas reflejadas en nociones como el ciudadano responsable, el contrapeso político del ciudadano independiente y la primera obligación política del ciudadano.

Conclusión

Ha sido examinada la idea de la calidad del voto ciudadano y el proceso de decisión que este sigue, concluyendo los altos riesgos que corren los sistemas democráticos pues ellos dependen de las mentalidades, ideas y valores de los propios ciudadanos.


[Actualización última: 2023-12]

Artículo anterior¿Qué es estatismo? Una definición
Artículo siguiente¿Qué es anarcocapitalismo?
Lector frecuente y culto, defensor de la libertad y de la moral objetiva. Cofundador de Contrapeso.info.