Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Tendré Que Perseguir Mujeres
Eduardo García Gaspar
12 marzo 2003
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Casi en cualquiera de los actos de nuestra vida hay algo para pensar.

Hace unos pocos días, escuchando una estación de radio por la mañana, una persona dio los horóscopos del día y habló del inicio de un nuevo año de no sé que cultura que hace que las personas tengan cierto comportamiento. Hay tres maneras de reaccionar ante estas cosas.

Una es no escucharlas jamás, otra es reírse hasta las carcajadas con ellas. La tercera es hacerles caso.

En esa ocasión, mi horóscopo decía que tendría una “clara inclinación a hacerle el amor locamente de una nueva persona” y que me sería difícil soportar la tentación, perseguiría a varias persona varios días hasta lograr mi meta.

Supongo que ese día todos los tauros salimos como desaforados a hacerle el amor a quien se dejara y que en nuestras casas habría unas broncas terribles por andar de locos por allí. Desde luego, ese día pasó y no me enamoré perdidamente de nadie nuevo, ni los días siguientes anduve persiguiendo mujeres.

La reacción más lógica ante los horóscopos y las predicciones es la franca carcajada, por la seriedad tonta de quien los dice y las palabras absurdas que produce.

Son reales fraudes, imposibles de ser autorizados en las demás actividades económicas, pero dejadas libres para decir mentiras que sólo causan daño a quien las cree verdaderas.

Más aún, existe una prueba absoluta en contra de esos que predicen el futuro. Si lo pudieran hacer, sus inversiones personales estarían llenas de acciones compradas en los inicios de lo que ahora son grandes empresas.

Sus fortunas personas rivalizarían con las de Bill Gates. Serían parte de los gobiernos y no habría accidentes en la NASA. En fin, esos adivinadores son simples actores o comediantes involuntarios que divierten.

Sin embargo, hay algo oculto en sus posturas, a lo que estoy opuesto en lo más interno de mi persona. Si creo en la libertad, no puedo aceptar que algo fuera de mí me va a forzar a hacer lo que yo no quiero.

Si creo que tengo uso de razón, no puedo aceptar que alguien ya sabe de antemano que ese día voy a correr detrás de todas las faldas que me encuentre. Si creo que Dios, no puedo aceptar que soy sujeto de fuerzas que están fuera de mi poder.

Las predicciones están basadas en suposiciones que niegan no sólo principios de lógica, de valores, de religión, también están en contra de la experiencia diaria. Si las predicciones fuesen posibles, los periódicos imprimirían por las mañanas las noticias del día siguiente y no trabajarían por las noches.

No habría reporteros y jamás discutiríamos acerca de lo que sucedería de tomar ciertas decisiones. Todo lo sabríamos, absolutamente todo y nos quedaríamos sentados esperando que eso inevitable sucediera.

Los sucesos del 11 de septiembre habrían sido evitados, se habría prevenido el bombazo de Bogotá hace tiempo.

Le digo, también la experiencia diaria niega totalmente el poder de quienes hacen esas predicciones en horóscopos y cosas similares. Y a pesar de que todo niega la validez y la seriedad de esas cosas tan tontas, algunas personas insisten en creer e impresionarse con quienes dicen poder predecir el futuro.

Antes de cumplir los 20 años, con varios amigos, en un café consultamos a una gitana.

Recuerdo que ella me dijo que había un viaje en mi futuro, que encontraría un gran amor, pero que dudaría de su lealtad y que tendría una larga vida.

Todo eso, supongo, sea difícil de predecir y único mío. Como diversión ocasional, hay cosas mucho más divertidas, pero producen alguna risa y curiosidad. No hay daño en eso.

Pero aceptar la validez de esas lecturas de manos, horóscopos y predicciones son cosas que niegan la misma naturaleza humana, pues están en contra de la libertad, de la razón y de la ética.

Simplemente no puedo aceptar la idea de un ser humano que es marioneta de fuerzas cósmicas a las que no puede negarse.

En fin, lo que me queda hacer es entrar a mi casa y decirle a mi mujer que de acuerdo a mi horóscopo me veré obligado a perseguir muchachas durante varios días hasta que desaparezca la fuerza astral que me domina. Estoy seguro que ella comprenderá lo inevitable de mi situación.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras