Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Cuentas Claras: IMSS
Eduardo García Gaspar
2 agosto 2004
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


El asunto de las pensiones del IMSS es quizá el de más actualidad y, en lo que he visto y leído, ha sido mal manejado por parte de los medios en general, lo que provoca confusiones y malos entendidos.

Desafortunadamente, en los medios prevalecen dos errores centrales. Uno es el estar enfocados a la controversia entre las partes en conflicto y el otro no dar datos sobre el tema.

En esta segunda opinión intento desnudar el tema de las pensiones del IMSS. Todo el problema de estas pensiones es sencillo: no hay dinero para pagar las pensiones que tienen los trabajadores del IMSS.

Eso es todo y ante eso, hay dos posturas. La de quienes quieren arreglar el problema y la de los sindicatos a quienes no les importa que no haya dinero. Las cifras para este año revelan ese problema muy claramente.

Para el pago de esas pensiones se necesitarán poco más de 21 mil millones. Para cubrir ese gasto, el IMSS aportará unos 4.5 mil millones, que son sus obligaciones como patrón. La aportación de los trabajadores será de 1.6 mil millones.

Y con aritmética de primer año, podemos ver que faltan unos 15.3 mil millones, es decir, el 71 por ciento de lo que se necesita. Ese dinero saldrá de aportaciones especiales del gobierno, es decir, de dineros que los ciudadanos pagamos.

Sí, los ciudadanos estamos pagando el 71 por ciento de las jubilaciones de los trabajadores del IMSS, parte de ellas con las cuotas que cobra el instituto a las empresas y trabajadores normales..

Así de sencillo está el problema y que los medios noticiosos no han expuesto dada la terrible tendencia de muchos de ellos a preferir la controversia entre los personajes públicos a la explicación del problema. Pero sigamos para contestar lo obvio, ¿por qué hay faltantes de ese tamaño para pagar esas pensiones?

Son dos las razones. Una es un error serio de previsión por parte de las autoridades que no formaron las reservas necesarias.

La otra es el tratamiento privilegiado de las pensiones de los trabajadores del IMSS, lo que explico a continuación.

Existe un plan de jubilaciones especial para esos trabajadores, el que hace posible que los trabajadores se retiren a los 27 años de servicio si son mujeres y 28 si son hombres. El efecto de esto es terrible. Un hombre que inicia su trabajo a los 20 años se va a jubilar a los 48 y su esperanza de vida es superior a los 70 años: se le pagará jubilación durante más de 22 años.

La edad promedio de jubilación en el IMSS es 53 años, es decir, 12 años antes que el trabajador en una empresa normal.

Los pagos de jubilación son además mayores a los del trabajador bajo el sistema tradicional aplicable al resto. El promedio, los trabajadores del IMSS reciben como pago de jubilación un 30 por ciento más que el último sueldo pagado a ellos.

El asunto es realmente tonto, lo que nos lleva a preguntarnos cómo es posible que se haya dado esta situación. La respuesta es relativamente sencilla: razones políticas. El régimen priista carecía de legitimidad democrática, lo que todos sabemos, y su poder estaba sustentado en grupos o sectores, entre los que destacaba el obrero.

Ese reconocimiento del sector obrero al gobierno no era gratuito y su precio fue éste en parte, el de un régimen de jubilaciones irreal cuya factura apareció no hace mucho. Los sindicatos apoyaban a los gobiernos del PRI a cambio de favores como el de las pensiones del IMSS a sus trabajadores.

Fue el precio de los acarreos a manifestaciones, de los votos al PRI, de todos esos apoyos al gobierno. Y, finalmente, en esta segunda opinión, debemos ir un paso más allá para concluir que no es ésta la única factura que aparecerá.

Hay más facturas similares, como la de las pensiones de otros sindicatos como el de Pemex, el de CFE, del ISSSTE, de las universidades. No es un bonito panorama el que viene, pero es sencillo de comprender con estos pocos datos que es mejor que salga toda la porquería y pronto nos deshagamos de ella.

No es una cuestión de ideologías, ni de creencias, ni posturas. Es una realidad que nos ha alcanzado y de la que no nos podemos soltar. Por muchas consideraciones políticas que se hagan, la economía y los números están aquí, son reales y nos han alcanzado.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



2 Comentarios en “Cuentas Claras: IMSS”
  1. fernando pozo Dijo:

    … una postura comoda y facilista la que caracteriza al autor de este artículo, yo le poroponrdía investigar más a fondo y tener más criterio y sentido común.

  2. escobar lopez crhistian adan Dijo:

    gracias por sus servicios





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras