Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Pobreza del Sur
Eduardo García Gaspar
19 diciembre 2005
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Cuando en las plataformas electorales de los partidos mexicanos la pobreza tiene un lugar importante y para resolverla se sugieren remedios de todos tipos, es conveniente revisar el tema y sacar conclusiones viendo tres estados realmente pobres.

Si tomamos cualquier dato del censo mexicano, puede probarse que Chiapas, Oaxaca y Guerreo están al final de casi cualquier índice de desarrollo en México: educación, servicios de salud, calidad de vivienda, lo que a usted se le ocurra.

Igualmente, esos estados son los que menos han aprovechado la oportunidad del libre comercio. Son estados problema y eso lo sabemos desde hace mucho, decenas de años. En 2003, el Banco Mundial presentó un reporte sobre esos estados, en el que se dicen cosas como las siguientes.

“La pobreza sigue siendo más profunda en los estados del Sur, en comparación con la del resto del país. Por lo menos en lo que se refiere a las dimensiones del ingreso, los estados del Sur no se han emparejado con otros estados”.

Se trata de una nueva forma de recordar lo que allí sucede… para lo cual, contrario a la opinión de varios, no se necesitaba una guerrilla. Una vez señalado el problema, se requiere dar el siguiente paso, que no es el resolver la pobreza, sino examinar qué es lo que la causa, para así iniciar acciones que vayan a la raíz del problema.

Cualquier examen sencillo indicará factores como un bajo nivel de comunicación carretera, poblaciones demasiado pequeñas en zonas difíciles, baja escolaridad de sus habitantes y medidas gubernamentales excesivas. Son problemas serios. Ese reporte del Banco Mundial contiene información de más fondo.

Dice que una de las causas es “la baja productividad de la región en términos relativos: el valor de los bienes y servicios producidos por persona en el Sur equivale a menos de la mitad que en el resto de México”.

Ahora ya sabemos más y es la misma razón apuntada hace siglos por los Escolásticos Tardíos. Una persona gana poco porque lo que ofrece tiene escaso valor para los demás. Pero queda un aspecto por investigar, la razón de esa baja productividad. El mismo reporte indica tres razones.

La primera es el “alto costo de hacer negocios, desde la infraestructura deficiente hasta la tenencia poco segura de la tierra y la violencia, lo cual reduce los ingresos provenientes de la actividad económica y aumenta el riesgo”.

Bien, al fin tenemos una prueba que confirma lo que siempre he dicho, la guerrilla neozapatista es causa de pobreza.

La segunda de las causas allí apuntadas es ‘La no explotación de las ventajas competitivas. El actual patrón de actividad económica del Sur se concentra en productos y tecnologías con baja productividad, particularmente en el sector agrícola…”

Visto del otro lado, hace falta espíritu empresarial e innovador, cambiando sistemas viejos de producción. Pero, para eso, hace falta invertir y la inversión no irá donde haya riesgo excesivo.

La tercera de las causas de la baja productividad del sureño es

“algunas actividades gubernamentales poco eficientes, dentro de las cuales cabe mencionar desde políticas de fijación de precios y aportaciones federales que en ocasiones están sesgadas en contra del Sur, hasta ineficiencias y malgasto en la administración de los recursos fiscales, educación de mala calidad, un sistema judicial no tan eficiente y una débil protección de los derechos sociales, todos vicios que potencian los problemas ya mencionados y perpetúan el círculo de la pobreza en la región”.

El tema es serio y merece mejores tratamientos que el dado por el romanticismo del subcomandante Marcos, quien de hecho empeora las condiciones en esa zona, al igual que el resto de los movimientos clandestinos. Y también va más allá de tratados y acuerdos con las comunidades indígenas.

Sin elevaciones en la productividad del habitante de esa zona no habrá mejora… por muchos cambios que se hagan en la constitución y se reivindiquen cuestiones étnicas. El problema es económico en el sentido de la solución que requiere, pero de esencia política en el sentido de aplicar las soluciones de fondo.

El tema tiene apariencia local al atañer a esos tres estados, pero lo que allí se dice tiene validez universal. Es una lástima que la izquierda mexicana en su mayoría tienda a pensar que las mismas políticas de antes son las que deben aplicarse y que crea que lo que allí sucede tiene soluciones demagógicas.

Es obvio, dado lo anterior, que las propuestas de la izquierda mexicana no harían otra cosa que profundizar el problema porque no entienden que el problema es uno de productividad y no de distribución del ingreso.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Pobreza del Sur”
  1. edgar piña Dijo:

    Buen análisis como siempre, pero ¿que hay del sistema caciquil de producción, el acaparamiento de tierras, la hacienda porfirista en plena vigencia, las estructuras monopólicas de oferta de bienes y los monopsonios del café y otros cultivos propios de la región? El contubernio de las iglesias con políticos y caciques sería otro tema interesante, ¿qué hay de eso?





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras