Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Dadme Un Tirano…
Eduardo García Gaspar
29 enero 2009
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Kofi A. Annan publicó una columna, Globalización Incluyente (El Universal, 27 enero 2009), que es una muestra de vaguedades, sueños e imposibles. Vale la pena examinarla y ver en ella la continuación de una tradición milenaria. La razón de la crisis actual según Annan:

“Las raíces de esta crisis van más allá de la esperanza fallida en la supremacía financiera y de la desidia sobre las advertencias de riesgo… han revelado aquello que estaba claro pero no era entendido por completo: la autorregulación”.

Sigue:

“La crisis actual ha subrayado la importancia de los gobiernos en la efectiva regulación del mercado… Las fuerzas del mercado… necesitan estar bien reguladas para asegurar la justicia y la igualdad de oportunidades…”

La columna continúa en un galimatías mediocre de frases hechas que revuelven a la crisis económica con temas de medio ambiente y conflictos bélicos, envuelto todo en generalidades emocionales. El Secretario General de la ONU de 1997 a 2006, y copresidente del Foro Económico Mundial 2009, es un gran ejemplo, en su escrito, de lo bien que puede describirse como el soñador social.

En su opinión, por ejemplo, puede detectarse, sin embargo, algo concreto: la crisis fue ocasionada por falta de regulación gubernamental y su solución está en más regulación. No lo justifica, lo da por hecho y con eso colabora al análisis equivocado. La realidad es exactamente la opuesta (véase a Juurikkala, o a Shiling)

Lo que escribió, aunque en sí mismo es escasamente notable, sí posee los rasgos de una mentalidad que es dañina, la del soñador social, que desde una torre de marfil pretende tener los secretos de un mundo feliz. Las frases son notables:

“reformar nuestro mundo… falta de procesos incluyentes… dar voz a los pobres y excluidos… extender esta visión multilateral… un cambio fundamental de pensamiento… una excepcional revolución verde… justicia climática…”

El soñador social hace dos cosas que le son esenciales. Primero, desarrolla grandes visiones de mundos perfectos, justos, en los que la igualdad es prioridad (no la libertad). Nada de malo hay en querer mejorar nuestras vidas, pero la ambición de lo perfecto  en grandes concepciones universales es terrible. Quienes lean la columna de Annan y se queden en este nivel, pensarán que tiene él la razón. No la tiene.

La segunda cosa que le es esencial al soñador social es su incapacidad de ser realista, de aterrizar sus ideas en propuestas prácticas y reconocer que sus sueños en la realidad pueden tener efectos no deseables. Si se les dejara sueltos y con poder, el mundo sería un experimento con las personas como conejillos de indias en un laboratorio a merced de un sabio loco.

Los soñadores sociales son gente con buenas intenciones sin duda. Tienen un deseo admirable, el de mejorar el mundo. Pero hasta allí. Son pésimos analistas y propensos a encontrar explicaciones simplistas, como la de la crisis que según Annan se produjo por falta de regulación (como si la tasa de interés y los créditos no hubieran sido regulados).

La frase popular de vivir en una torre de marfil los describe bien: encerrados en su mundo, la única solución que entienden es la del control y la imposición de sus ideas y planes, los que no tienen un ápice de realismo. Su antecedente es Platón, quien escribió cosas dignas de mencionar para la sociedad perfecta que concibió:

“…Y no hay que temer que se nos acuse de minuciosos, si descendemos a los más pequeños pormenores hasta ordenar que entre todos los vasos destinados al uso de los ciudadanos no haya ninguno que no tenga una medida determinada… El esposo y la esposa no podrán convidar al festín [de boda] más de cinco amigos por cada parte, ni podrán exceder un número igual de parientes… debemos prescribir a todos los ciudadanos, para mientras vivan, un orden de acciones desde que sale el sol hasta el día siguiente por la madrugada…”

Annan, con gran mediocridad en su escrito, sigue esa misma tradición autoritaria de siglos, la del soñador u organizador social que se siente iluminando y piensa tener el secreto de las sociedades perfectas en las que todos tendrán la garantía de ser felices.

Lo único que piden es que se les dé poder, la condición oculta que tienen, como Platón lo escribió,: “… dadme un Estado gobernado por un tirano; que este tirano sea joven, que tenga memoria, penetración, valor, elevación de sentimientos…”

Post Scriptum

Es común encontrar otra denominación para el fenómeno que señalo, la de ingeniería social, que es la realización de los planes de un poder central impuestos en la población. Los casos de Pol Pot y Mao son los clásicos a destacar. No son dictaduras, son regímenes totalitarios producto del sueño totalitario de uno.

Véase para el caso de Mao a Johnson, Paul (1992). MODERN TIMES : THE WORLD FROM THE TWENTIES TO THE NINETIES. New York, N.Y. HarperPerennial, pp 549 y ss. Mao realizó planes tan absurdos y cambiantes que Khruschev lo calificó de “lunático” (uno de los planes estableció comunas con unas 8,000 personas cada una, que debían ser autónomas e incluso producir su propio acero).

Otras citas de Platón son ilustrativas:

• “… los ciudadanos, entre quienes habrá de hacerse el repartimiento de tierras [será]… de cinco mil cuarenta… [número que] no tiene más de 59 divisores; pero entre ellos hay diez que son correlativos comenzando con la unidad, lo cual es sumamente conveniente… (p. 97)

• “… el número de hogares… será siempre el mismo y no se podrá aumentarlo ni disminuirlo… cada padre de familia no instituirá heredero de la porción de tierra y habitación que le haya tocado en suerte, sino a uno solo de sus hijos, al que mejor le parezca… Los que tengan muchos hijos acomodarán las hembras según disposiciones de la ley, que daremos luego… (p. 99)

• “… otra [ley] que prohibe a todo particular tener en casa ni oro ni plata… (p. 101)

• “Entre los poetas serán escogidos aquellos que son respetados en el Estado… y sus versos se cantarán con preferencia aunque sean menos perfectos… (p. 164)

• “Que no se traiga de fuera… ni incienso, ni otros perfumes extranjeros… ni ninguna otra tintura que el país no suministre, ni, por último, ninguna otra materia extranjera de que se sirven en otras partes; y en igual forma que no se exporte ninguno de los frutos que deben permanecer en el país… (p. 178)

• “Que… nadie comercie… con ánimo de amontonar dinero, sino que la distribución de los víveres y de las demás producciones del país se hará, a mi entender, de una manera conveniente… (p. 179)

• “El que venda en un mercado público alguna cosa… que no ponga dos precios a su mercancías; sino que si, fijado el primer precio, no encuentra comprador, debe retirarla para sacarla a la venta por segunda vez; pero que en un mismo día no alce ni baje la primera estimación. Que se abstenga de alabar su mercancía y menos con juramentos. Todo ciudadano mayor de treinta años podrá dar de golpes impunemente al que viole esta ley… (p. 230)

• “ … es preciso disminuir cuanto sea posible el número de los mercaderes… (p. 232)

• “… es preciso que los guardadores de las leyes… examinen juntos los ingresos y los gastos de que resulta para el mercader una ganancia razonable… (p. 233)

• “… entre los amigos verdaderos todo es común… que las mujeres sean comunes, que los hijos sean comunes. los bienes de todas clases comunes y que se hagan los mayores esfuerzos para quitar del comercio de la vida hasta el nombre de propiedad… (p. 99)

• “… que las leyes se propongan con todo su poder hacer el Estado perfectamente uno, puede asegurarse que esto es el colmo de la virtud política… (p. 99)

• “… la lección… para los ciudadanos… honrad la igualdad y la uniformidad… (p. 100)

• “El espacio de tiempo para que los esposos procreen hijos y durante el cual serán vigilados… será de diez años… aquellos que durante este intervalo no hayan tenido hijos, se les separará…” (p. 151)

Las citas fueron tomadas de Platón (1985), LAS LEYES. México. Editorial Porrúa.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras