¿Qué es responsabilidad moral? Significado, definición, origen. La consecuencia inevitable de la libertad. Su rendición de cuentas.

Varias definiciones, un sentido

La definición de responsabilidad moral puede ser comprendida acudiendo a su comprensión ortodoxa, como esta:

«La responsabilidad moral es la capacidad y obligación moral que tiene el sujeto de responder plenamente por los actos realizados, siempre y cuando éstos tengan su origen en un comportamiento libre y consciente». Prezi.com

Muy similar a otra definición propuesta:

«la capacidad y la obligación moral que tenemos las personas de responder plenamente por los actos realizados, siempre y cuando tengan su origen en un comportamiento libre y consciente». ABC.com.py

Con esas ideas, es posible comprender que la responsabilidad moral contiene elementos, comunes denominadores que le dan un sentido claro.

Responsabilidad moral, elementos

Es personal

Ella es un concepto individual y personal. Es imposible de ser asignado a grupos o colectividades. No puede realmente hablarse de responsabilidades colectivas ni de grupo.

Es prescriptiva

Contiene un elemento prescriptivo, es decir, uno que establece diferencias de bueno/malo, debido/indebido. Uno que toma la forma de opciones entre las que la persona selecciona. Opciones debidas y opciones indebidas.

Esto es aceptar una moral objetiva y rechazar al relativismo moral.

Es libre

Contiene también, por necesidad inevitable, una creencia en la capacidad humana de actuar seleccionado entre esas opciones disponibles a la persona. Esto es la libertad, la capacidad de hacer lo debido o lo indebido.

Es aceptación explícita

En su esencia misma contiene el elemento que la caracteriza. La aceptación personal de las consecuencias que las acciones personales produzcan, en la persona misma y en otras. Es rendición de cuentas.

Una condición obvia

A los elementos anteriores es necesario añadir una condición, bien explicada en esto:

«Entre los factores que obstaculizan o nulifican la libertad del sujeto y que por lo tanto lo eximen de responsabilidad moral, están factores de tipo inconsciente (demencia, estados patológicos como enfermedades mentales) y ausencia de libertad para obrar por cuenta propia (todo tipo de coacción: interna o externa)». Eticawachis. Bologspot

Partiendo de eso, es posible razonar que quien argumenta en favor de la responsabilidad moral presupone que existe la capacidad para decidir voluntariamente.

Es decir, afirma que la libertad también existe.

Y, lo opuesto, quien niega que la libertad exista también niega que exista la responsabilidad moral. La conexión entre ambas ideas es absoluta.

Es decir, en la idea de responsabilidad está contenido otro elemento, el de justicia (dar a cada quien lo merecido, bueno o malo). Esto tiene una implicación que es escasamente reconocida: sería una injusticia impedir que la persona fuera responsable de sus acciones.

Sentimiento de culpa

También, la responsabilidad moral lleva a considerar el sentimiento de culpa, bien explicado en esto:

«Su función [del sentimiento de culpa] es hacer consciente al sujeto que ha hecho algo mal para facilitar los intentos de reparación. Su origen tiene que ver con el desarrollo de la conciencia moral, que se inicia en nuestra infancia y que se ve influida por nuestras diferencias individuales y las pautas educativas». Inteligencia-Emocional . org

Aunque puede desarrollarse con excesos, el reconocer la falta propia es parte de la responsabilidad moral. Lo desagradable que tiene el sentir culpa ayuda a mejorar las acciones futuras. También, por necesidad, puede producirse un sentimiento de satisfacción al haber actuado acertadamente.

Por último

Existe un riesgo grave cuando la responsabilidad moral se diluye de manera que la persona se siente poco o nada responsable de sus actos

Eso es lo que sucede cuando se promueven ideas de justicia rebajada y degradada, asignada a sujetos colectivos generales, como cuando se habla de responsabilidad moral social.

Y una cosa más

Conviene ver el caso de la sociedad en la que la responsabilidad desaparece. También, En Defensa de la Vergüenza.