Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Principio de subsidiariedad, ¿qué es?
Leonardo Girondella Mora
28 noviembre 2017
Sección: LIBERTAD GENERAL, Sección: Asuntos, Y MATERIAL ACADEMICO
Catalogado en: ,


La definición del principio de ‘subsidiariedad’ está razonablemente explicada en su definición tradicional —lo que apunto antes de hacer otras precisiones.

Tres definiciones son suficientes para tener una idea general del significado del concepto de ‘subsidiariedad’ como un principio que inspira leyes y costumbres:

«El principio de subsidiariedad, en su definición más amplia, dispone que un asunto debe ser resuelto por la autoridad más próxima al objeto del problema». lexicoon.org

«Una estructura social de orden superior no debe interferir en la vida interna de un grupo social de orden inferior, privándole de sus competencias, sino que más bien debe sostenerle en caso de necesidad y ayudarle a coordinar su acción con la de los demás componentes sociales, con miras al Bien Común». Catecismo Iglesia Católica No.1883

«La subsidiariedad posee dos aspectos, uno positivo y otro negativo. El aspecto positivo, significa que el Estado Nacional tiene la obligación de colaborar, en tanto que la intervención de la autoridad nacional debe ejercerse sólo cuando sea necesario. El aspecto negativo, que la autoridad nacional debe abstenerse de asumir funciones que pueden ser cumplidas eficientemente por los particulares». significadolegal.com

&&&&&

Tomando a lo anterior es posible examinar los elementos que forman a la subsidiariedad:

• Es un concepto de aplicación social —es decir, utilizable en la vida de las personas que viven dentro de una comunidad; uno de los valores que pueden guiar las leyes y costumbres que regulen a un país.

• Es un principio de orden de asignación de responsabilidades de acción para la atención de situaciones que se vivan en una sociedad —una especie de lista de precedencias que establece la secuencia de personas y organismos que deben ser responsables de atender cada situación.

¿Quién es el primer responsable? ¿Quién sigue en caso de que el primero no tenga capacidad? ¿Quién sigue a esos dos en caso de que ellos no puedan? Y así sucesivamente.

• La subsidiariedad asigna el primer lugar de responsabilidad para atender a las situaciones que se presentan, a las personas u organismos que están más cerca de ellas —y asignando lugares posteriores, subsidiarios, siempre en relación a esa cercanía.

Si los más cercanos no tienen la capacidad, la responsabilidad se traslada a los siguientes más cercanos; y si ellos no tienen capacidad, a los siguientes más cercanos y así hasta llegar al límite último.

• Asignar la responsabilidad primera a quienes están más cerca del problema tiene dos justificaciones sólidas. Son ellos (1) quienes más y mejor conocen la situación o el asunto y (2) quienes más interés personal tienen en darle la mayor y mejor atención posible.

El conocimiento de la situación y el interés en el asunto disminuyen conforme las personas u organismos se alejan de la situaciones —por lo que a todos conviene que los problemas sociales sean atendidos por esos que mejor conocen cada caso concreto y tienen los mayores incentivos para darles solución.

• El orden de atención a las situaciones parte en primer lugar de la persona misma, asignando a cada una la responsabilidad central de atender a cada situación con sus capacidades y conocimientos y de allí parte a otros, como su familia; luego a amigos, vecinos, organizaciones locales particulares, instituciones cercanas y así consecutivamente.

El último recurso que concibe el principio de subsidiariedad es el gobierno nacional y posteriormente entidades internacionales —es decir, una especie de «escalera» de responsabilidades que persigue el objetivo de nunca dejar sin actuar a quien más conoce, tiene más interés y posee capacidad.

• La naturaleza del principio de subsidiariedad es, por tanto, personal, pues concibe a las personas como libres, dignas y con responsabilidades que deben atender antes que otros —colocando ayudas de última instancia en organismos gubernamentales como el gobierno nacional.

&&&&&

El principio de subsidiariedad puede ser mejor comprendido si se ve a su contrario, la intervención del gobierno nacional continua y sistemática para la solución de asuntos y problemas locales y personales que podrían ser mejor atendidos en el orden que señala esa «escalera» de responsabilidades.

Quienes para cualquier asunto que se presenta reaccionan solicitando que intervenga el gobierno van contra el principio de subsidiariedad —y no respetan las libertades, las capacidades, ni las responsabilidades de las personas y organismos que están más cerca del asunto, lo conocen mejor y tienen más interés en atenderlo con calidad.

Nota del Editor

Para el interesado en el tema de la subsidiariedad, resulta altamente recomendable «Un asunto de distancias», que es un muy buen complemento a las ideas de esta columna.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

AVISO

Dejaremos de publicar desde el lunes 18 de diciembre y reanudaremos la publicación a partir del martes 2 de enero. ¡Feliz Navidad!