Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Mercantilismo para Niños
Eduardo García Gaspar
7 agosto 2002
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: , ,


Continúo con las historias que ilustran a diferentes sistemas sociales. Ahora es el turno del mercantilismo.

Usted tiene dos vacas y dos gallinas. La vida es apenas soportable.

Su rey que gobierna tiene sueños de grandeza. Quiere hacer de su reino un centro mundial del arte que produzca envidia en otros monarcas.

El rey ha decidido construir muchos palacios en la capital del reino. Las obras reales requieren mano de obra y esos ingresos de la gente le permiten a usted vender más leche y huevos. La cosa no estaría mal si no fuera porque con los impuestos adicionales ahora usted gana menos.

El primer palacio a construir es el de primavera. Para hacerse de fondos y causar envidia en otros reinos, el rey decreta un impuesto especial y un cobrador lo visita a usted pidiéndole una de sus gallinas.

Usted acepta colaborar con la gallina, pues de lo contrario usted iría a la flota real, como remero, con una vida más corta que la de las gallinas. Una vez que el rey termina su palacio de primavera, usted se siente aliviado.

Pero llega al reino una persona que explica al rey cómo puede hacer que su reino llegue a ser el país con más oro del mundo. El rey se convence y lo nombra ministro de finanzas, muy contento pues eso causará más envidias en otros monarcas.

Da todo su apoyo al ministro, quien le dice que lo mejor que puede hacer su majestad es mandar construir su palacio de verano y divertirse. El ministro decreta las medidas económicas convenientes.

Todo se trata de exportar lo más que se pueda y de importar lo menos que se pueda, pues así el saldo neto será una cantidad de oro y plata creciente. El monarca oye eso y decide aumentar el número de cortesanos con los que se divierte en sus palacios.

El ministro crea la Real Compañía de Abastos y contrata soldados para evitar que entren al país las mercancías extranjeras. En sus colonias hace lo mismo y sólo les permite comerciar con el reino, sin posibilidad de tratar con otros países.

Impone nuevos impuestos a las colonias y centraliza toda la administración pública en la capital del reino. El oro y la plata comienzan a llegar al reino y el ministro presenta resultados muy positivos al rey, tanto que le aconseja divertirse más construyendo el palacio de otoño.

El reino se llena de monedas de metales preciosos que se dedican a la construcción de nuevos palacios. Crece el empleo, pues el gobierno necesita más personas para aplicar las regulaciones del comercio.

Sus dos vacas y una gallina aumentan de precio porque hay más dinero pero no más animales y usted cree que ha tenido ganancias hasta que compara con los demás precios y entiende que si acaso está igual que antes.

Los precios elevados y la escasez fomentan el contrabando, que se eleva gracias a la corrupción de los guardias de las fronteras. En el reino hay más oro, aunque no más mercancías.

Casi todos trabajan para el gobierno, como burócratas de la Real Compañía de Abastos y como parte de los palacios en los que el rey se divierte, tanto que decide construir un palacio de invierno.

Todos los metales preciosos se han ido en la construcción de palacios y en la importación ilegal de artículos que los productores locales presentan como propios. Su monarca es el más admirado.

Produce tanta envidia su rey que algunos reyes le declaran la guerra. La situación es de emergencia y se decreta un impuesto especial.

Usted recibe la visita de un recolector de impuestos, el que se lleva a la otra gallina. Sigue llegando oro al reino, pero se dedica a la guerra y a comprar mercancías que el reino necesita y no produce. Hay algunas revueltas populares violentas.

En una de ellas una de sus vacas muere. Ahora vive usted con una vaca, en un reino que no produce lo que necesita, un rey con cuatro palacios para divertirse, hasta que usted recibe el aviso de ir a formar parte del ejército real pues los enemigos del reino han entrado a territorio real.

Usted atiende el llamado y la vaca es robada y muerta para servir de comida.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras