Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Michael Moore
Leonardo Girondella Mora
25 agosto 2004
Sección: FAMOSOS, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Capitalizando la ingenuidad de sus audiencias, Michael Moore realiza documentales que son verdaderas piezas de lo que no es un ejercicio objetivo de la razón y así esconde su agenda política, bajo mentiras, especulaciones, engaños y malas interpretaciones que son presentadas bajo el disfraz de un documental.

De él se ha dicho que

“Dos palabras definen a Michael Moore (n. 1954): éxito y manipulación. Como prueba viva de que ambas no son incompatibles, Moore se ha hecho un hueco en la imaginería de los antiliberales, especialmente después de su celebrado (y premiado) Bowling for Columbine, “documental” que merece como pocos ambos calificativos. Su carrera le ha llevado a disfrutar de los más ostensibles frutos del capitalismo a base de atacarlo falazmente, lo que es en sí todo un logro. Inasequible a las críticas, despreocupado ante los errores que la falta de rigor le pueda llevar a cometer, permanece incansable en el camino de la tergiversación que tan lejos le ha llevado.” (www.liberalismo.org)

La información sobre este tramposo personaje es importante a unas semanas de que se estrene en México su nueva pieza política, la película Fahrenheit 9/11.

Si hay alguien en estos momentos que goce de popularidad y al mismo tiempo sea la negación del rigor que necesita el periodismo, ése es Moore. Sin embargo, el problema no es tanto él, como el efecto que sus “datos” puedan causar en audiencias ingenuas que han sustituido a la razón con la emoción.

Algunas frases sobre Moore son las siguientes.

“El hecho de que dos horas de mentiras sean aclamados por los periodistas hace pensar sobre el aprecio que tienen estos por lo que debería ser su trabajo.” J.C. Rodríguez

“Michael Moore… Es un hombre muy inteligente, hábil, y… recurre a su gran capacidad y a los medios que sean más efectivos para transformar la realidad a su gusto… Lo suyo es arrastrar a las masas; guiarlas a donde él quiere que vayan… Un motivo añadido para confiar en su éxito está no solo en su confianza en sí mismo, sino en la estolidez de su público.” J.C. Rodríguez

“Cada palabra que escribe es una mentira, incluidas ‘y’ y ‘el’ ” Lillian Hellman

“Si bien es preocupante que mucha gente no se de cuenta de los errores y engaños de Moore, es más preocupante que muchos que se han dado cuenta, estén dispuestos a pasarlos por alto porque comulgan con las ideas políticas de Moore.” Carlos Oliver Yébenes

“¿Cómo es posible que Moore se equivoque en tantos de sus hechos? Plagiar perezosamente de la prensa y de Internet parece ser el motivo más probable, como pone de manifiesto una lista de cuatro páginas de políticas de éxito presuntamente dudoso del Presidente Bush, incluido el recorte de fondos para bibliotecas y el nombramiento de antiguos ejecutivos para cargos relacionados con la regulación. Todas menos una de las 48 acusaciones aparecen en el mismo orden y con un enunciado muy parecido en una lista que se ha publicado este invierno (antes de que saliera el libro de Moore) en sitios web izquierdistas y que… estaba circulando por correo electrónico el pasado verano.” Ben Fritz

Sobre la película Bowling for Columbine, un autor, David T. Hardy , ha escrito acerca de las cifras de asesinatos que ella presenta

“Germany: Bowling says 381: 1995 figures put homicides at 1,476,  about four times what Bowling claims, and gun homicides at 168, about half  what it claims: it’s either far too high or far too low. Australia: Bowling says 65. This is very close, albeit  picking the year to get the data desired. Between 1980-1995, firearm homicides  varied from 64-123, although never exactly 65. In 2000, it was 64, which was proudly proclaimed  as the lowest number in the country’s history. US: Bowling says 11,127. FBI  figures put it a lot lower.

They report gun homicides were 8,719  in 2001, 8,661 in 2000, 8,480 in 1999… Bowling shows Moore casually buying ammunition at an Ontario Walmart. He asks us to “look at what I, a foreign citizen, was able to do at a local Canadian Wal-Mart.” He buys several boxes of ammunition without a question being raised. ‘That’s right. I could buy as much ammunition as I wanted, in Canada.’ Canadian officials have pointed out that the buy is faked or illegal: Canadian law has since, 1998, required ammunition buyers  to present proper identification. Since Jan. 1, 2001, it has required non-Canadians to present a firearms borrowing or importation license, too. (Bowling appears to have been filmed in mid and late 2001)…

Bowling for Columbine is dishonest. It is fraudulent. To trash Heston, it even uses the audio/video editor to assemble a Heston speech that Heston did not give, and sequences images and carefully highlighted text to spin the viewer’s mind to a wrong conclusion. If there is art in this movie, it is a dishonest art. Moore does not inform his readers: he plays them like a violin.”

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras