Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Perfecta Excusa Obesa
Eduardo García Gaspar
29 mayo 2008
Sección: SALUD, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Los dos temas están relacionados, aunque aparecen por separado casi siempre. El primero de ellos es el de la obesidad. Una nota de El Universal (20 mayo 2008) reportó que en las escuelas públicas hay poco más de 4 millones de alumnos con ese problema y algo más de 1.5 millones con lo opuesto, indicaciones de desnutrición.

Se señaló que hay un total de 25 millones de niños en esas escuelas públicas. Es decir, hay un 16% de alumnos con obesidad y 6 con desnutrición. La gran mayoría, por tanto, está en buenas condiciones bajo este punto de vista y la noticia es, en lo general, positiva

El otro tema tiene que ver con la familia. La nota habla de un caso, el de una niña a la que llaman gorda y quien gusta comer dulces, papas y sopas instantáneas. Sus familiares han intentado convencerla, sin éxito, de que coma otras cosas, como frutas. Todos estos niños están entre los 5 y los 11 años, lo que me hace dudar de que sean ellos quienes deciden su comida, o ganen lo suficiente como para comprarla por sí mismos.

Si usted conecta los dos temas creo que podría llegarse a una conclusión razonable: la existencia de obesidad infantil es una responsabilidad familiar. Los padres la han causado. Pueden ser mil motivos y causas, pero es una responsabilidad de los padres que no han impuesto una disciplina en los hijos.

Conozco un par de casos de esos. En los dos, los padres dan de comer a sus hijos golosinas y dulces. Nada más. No conocen las manzanas, ni la lechuga. Dicen sus padres que no hay forma de hacerles comer otra cosa y, para tener una vida fácil, a los padres no se les ha ocurrido la idea de hacer que sus hijos pasen hambre un día hasta que coman lo que deben.

Creo razonable pensar que tampoco los padres saben comer y tienden a padecer el mismo problema de sobrepeso. Mi punto es muy simple en esto: si un niño en esas edades padece obesidad no puedo culparlo a él, tengo que voltear a ver a sus padres. Si la obesidad es por falta de comida sana, no es un problema de falta de dinero, sino de falta de responsabilidad de los padres.

Este problema de salud infantil tiene una extensión muy común en nuestros tiempos. Antes, la reacción aceptada hubiera sido la de decirle a los padres que ellos eran los responsables. Pero en estos tiempos de culpas sociales y responsabilidades colectivas, se da otra reacción: el gobierno debe intervenir. Así lo reporta esa nota:

“A fin de atender esos problemas, la secretaria Josefina Vázquez Mota anunció que a partir del próximo ciclo escolar los 25 millones de niños inscritos en la educación básica contarán con una cartilla de salud, en la que se medirá peso y talla, tendrá la opción de mejorar la alimentación de los estudiantes, revisar si tienen problemas de la vista y auditivos, además de que se podrán detectar otro tipo enfermedades a tiempo.”

Es un mecanismo no señalado al que me quiero referir y funciona más o menos así: existe un problema, el que sea y que en general tiende a percibirse como mayor al real, lo que ocasiona una reacción en los gobernantes, la de hacerse cargo de ese problema, retirando la responsabilidad de la solución a quien debía tenerla. El gobernante recibe aplausos y el ciudadano se vuelve irresponsable.

De acuerdo con la iniciativa del gobierno mexicano, ahora ya no serán los padres quienes deban darse cuenta de si sus hijos tienen sobrepeso. Va a ser la autoridad quien lo haga. Los padres pueden quedarse tranquilos viendo la televisión hasta que les llegue el reporte de la escuela. Ni siquiera tienen que voltear a ver al hijo. Sólo al reporte escolar. No tendrán siquiera que prohibir al hijo comer alimentos chatarra, pues esperarán a que ellos sean prohibidos legalmente.

Lo que estoy haciendo es señalar otro problema adicional al de la obesidad y mucho mayor: el de la renuncia a las responsabilidades personales y que vuelve al ciudadano un ser cómodo e incapaz de razonar. Todo lo que tiene que hacer es hablar pidiendo que el gobierno se haga cargo de lo que él debería hacer. Un ciudadano así no sólo deja de pensar y ver las consecuencias de sus actos, es posible que también sea causa de obesidad. Puede quedarse sentado a ver telenovelas o futbol y quejarse de que el gobierno no hace nada por él.

Post Scriptum

La nota señala dos cifras diferentes sin aclarar sus diferencias:

… poco más de 4 millones de niños de entre 5 y 11 años de edad inscritos en las escuelas públicas del país que tienen sobrepeso u obesidad… en el caso del sobrepeso, en el país se tiene registrados poco más de 2 millones 730 mil casos de niños que asisten a las escuelas públicas primarias.

Esta columna mereció el siguiente comentario de un lector, un cardiólogo retirado:

En cuanto a los alimentos chatarra, que ingieren en las escuelas que invocan como una de las causas de obesidad infantil, le dire que no es del todo correcta ya que siempre se han consumido. Tengo 72 años de edad y cuando cursé  la primaria, secundaria y preparatoria, invariablente consumiamos todo tipo de “golosinas” y los unicos obesos eran los hijos de obesos que aunados a su inacatividad fisica los hacian más obesos. Durante el crecimiento o desarrollo fisico  el metabolismo es muy alto y el “NIÑO” requiere comer casi constante alimentos de alto contenido en azucares de fácil digestion, pero lo que en realidad hoy los hace obesos es la falta de ejercicio, salen de la escuela a encerrarse en casa. Antes las calles y jardines estaban lleno de niños despues de salir de la escuela y hoy, tal vez por la inseguridad pero mas por la psicosis de la Tv y computadora llevan una vida sedentaria, lo que afecta tambien a los adultos.

El comentario puede llegar a ver una de las posibles consecuencias de la inseguridad en México: si los padres perciben que sus hijos no están seguros jugando en la calle y en los jardines públicos, tenderán a mantenerlos dentro de casa evitando ejercicio y fomentando la obesidad.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras