Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Tiene el Efecto Obvio y Natural
Eduardo García Gaspar
5 febrero 2004
Sección: EFECTOS NO INTENCIONALES, Sección: Una Segunda Opinión, SEXUALIDAD
Catalogado en:


Uno de los grandes temas actuales es el de la píldora del día después.

Y sobre ese tema, un amigo me hizo el favor de hacerme llegar una carta que un lector envió a un periódico, quejándose de las críticas a esa píldora.

Es decir, ese lector se encuentra a favor del uso de la mencionada pastilla y escribe las siguientes palabras.

“…(se dice que) la contracepción de emergencia va a promover el libertinaje sexual entre los jóvenes, esto es una falacia, porque todos sabemos que los anticonceptivos no tienen efectos afrodisíacos, su existencia por sí misma no motiva a la gente a tener relaciones sexuales…”

La tesis de anónimo lector es clara a más no poder. Según él, la disponibilidad de esas píldoras no tiene el efecto de elevar el número de contactos sexuales.

La verdad, mucho me temo, es exactamente la contraria y hay un cúmulo de evidencias para demostrar la noción básica de que cuando el precio de una acción se reduce, el número de esas acciones se eleva.

En otras palabras, si por alguna razón baja el costo de tener relaciones sexuales es extraordinariamente probable que el número de esas relaciones se eleve. Es igual que cuando bajan los precios del cine: más personas irán a ver películas.

Esto no es una cuestión ideológica, ni religiosa. Es sencillamente una de esas leyes que operan en nuestra vida. Así está construido nuestro universo y no hay mucho que hacer, excepto entender esas leyes y obedecerlas para poder dominarlas.

Todo es una cuestión de sentido común, que podemos ver de manera esquemática en esta segunda opinión.

Tener relaciones sexuales tiene un costo. Ese costo está compuesto por diversos factores muy variados, desde el tiempo ocupado en esos menesteres hasta las consecuencias previstas de esa conducta. En esos costos podrá estar el precio de una habitación de hotel, por ejemplo, pero también el riesgo de una enfermedad transmitida y, desde luego, el riesgo de un embarazo no intencional.

Si se retiran una o más partes de ese precio total, esa baja de precio es literalmente un incentivo para la realización de actos sexuales.

Más aún, es posible esperar que el número de relaciones sexuales se eleve en la proporción en la que el riesgo de embarazo es visto como un “precio” y ese precio baje, la cantidad “demandada” de relaciones sexuales va a elevarse en alguna proporción importante.

Y, de acuerdo con esto, podemos pensar en efectos razonables, como los siguientes.

El primero, desde luego, será ése, el de más actos sexuales, con tendencia a que sea mayor el incremento de las relaciones sexuales en las que el embarazo tenga mayor costo, es decir, las que se realizan fuera del matrimonio.

Es decir, habrá mayor actividad sexual entre los jóvenes antes de casarse. Igualmente, quizá se registre una mayor actividad sexual en las mujeres, quienes son las que pagan el principal precio del embarazo.

El ambiente social tendrá una mayor libertad sexual y eso puede llevar a una cantidad mayor de embarazos no deseados.

Me explico: el número neto de actos se eleva y con eso es posible que también se eleve el número absoluto de embarazos no deseados.

Todo lo que he querido mostrar en esta segunda opinión es que la famosa píldora tiene efectos y que esos efectos no son una cuestión de opiniones superficiales, como la de ese lector.

La píldora, sin duda, tienen efectos secundarios porque cambian el medio ambiente en el que vivimos. Desde su lanzamiento en los años 60, si no recuerdo mal, ella tuvo efectos. Tantos que esa época es calificada como la de la revolución sexual.

Por tanto, es muy racional la posición de quienes han sostenido que la pastilla incrementa de seguro la actividad sexual. No es esa píldora un “afrodisiaco”, como lo califica el lector, pero está muy cerca de serlo en un sentido figurado y tiene el efecto lógico.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras