Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Sueldo Del Presidente
Eduardo García Gaspar
5 octubre 2005
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Una de las habilidades que el ciudadano debe tener es la de poder distinguir la basura en los discursos electorales que tratan de convencerlo de votar por ellos. Los candidatos son una fábrica de promesas y de argumentos… muchos de ellos son basura.

E, insisto, el votante debe desarrollar una habilidad destinada a diferenciar la basura de lo que tiene real contenido. Ilustremos con un ejemplo la basura que se tiene en las campañas electorales para presidente en México.

Es el caso de un argumento de campaña que, entre otros, trata de convencer al electorado que de ser presidente uno de esos candidatos, él recortará su sueldo a la mitad (aproximadamente un ahorro de 7 millones por sexenio). Un ciudadano con cierto nivel de sentido común, desde el principio notará que ese punto de campaña es basura absoluta.

El punto es ver por qué y cómo es que ese candidato ha usado su promesa de campaña para intentar convencer a los ciudadanos de que es bueno votar por él porque, entre otras cosas, ganará la mitad que el presidente actual. Hay varios elementos en esto.

Uno es netamente demagógico y populista. Comunicaciones oficiales del candidato han afirmado que es “una ofensa lo que ganan actualmente el Presidente de la República…”

La propuesta es concreta, la emisión de un cambio en la ley para que reducir los salarios de los servidores públicos, de manera que ninguno de ellos pueda ganar más de 75 mil pesos mensuales. A esto, se añadirá la petición de quitar las pensiones a los ex-presidentes.

El corazón de la propuesta viene de una visión clasista, que enfatiza y se regodea en los diferenciales de ingresos. Textualmente el comunicado al que me refiero dice que

“… un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación recibe 300 salarios mínimos, que son 400 mil pesos mensuales, lo que representa una ofensa para millones de mexicanos que se encuentran en situación de pobreza.”

Preocupa y en serio, la mente que hace uso de argumentos como el de “una ofensa para los pobres.” Es demagogia pura y deja ver ánimos vengativos en el candidato.

Lo revela como creyente en teorías clasistas que son pie para medidas de gobierno que castigarían la riqueza. ¿Cómo podría ganar un presidente menos que un empresario? Las utilidades de las empresas exitosas fácilmente serían vistas como indebidas e injustas.

El candidato juega con fuego y alimenta divisiones clasistas indebidas que lleven a situaciones graves. Y es irreal. El alcalde de Monterrey gana 115 mil y secretarios federales tienen percepciones de más del doble de eso. La iniciativa pretende reducir eso a 75 mil mensuales.

¿Habrá ahorros? Sin duda, no muchos, pero el costo de esos ahorros es potencialmente terrible.

La calidad del gobernante bajará terriblemente. Atraerá a los fracasados y mediocres, o peor aún, a los que tienen sueños utópicos de ingeniería social. Los exitosos buscarán fuentes mejores de ingresos en otras partes, o corrupción interna mayor. Creará odios en la población contra lo que el gobierno defina como riqueza insultante y será un país dividido por rencores clasistas.

El ciudadano, ante promesas de campaña como ésta, debe tener el sentido común que toda democracia necesita: la capacidad de diferenciar a la basura electoral de los puntos serios con contenido. La reducción del sueldo presidencial está dirigido a un grupo de escasos ingresos, en el que está sembrando semillas de odio contra el resto.

No sólo es un mal análisis social y económico, causado por la contaminación que Marx produjo en tantas mentes, sino que es eso que dije, jugar con fuego en un país con petróleo. El incendio puede propagarse fuera de control. El punto de este candidato es capitalizar el odio que su argumento crea en buena parte del electorado.

Más miopía e irresponsabilidad no puede pedirse a alguien que pide ser presidente. Con esa mentalidad, es relativamente simple proyectar posibles medidas futuras de su presidencia.

Si ganar más de 75 mil pesos es un “insulto social”, sería en extremo lógico tener impuestos confiscatorios por encima de ese límite, sería lógico imponer impuestos de 100 por ciento a las herencias, establecer un límite a las utilidades de las empresas… y toda la letanía de medidas que solicitan los socialistas extremos, como Chávez.

Post Scriptum

El documento usado para esta columna es el siguiente:

AMLO enviará al Congreso iniciativa de reforma Constitucional para reducir salarios de servidores públicos de los tres Poderes de la Federación San Marcos, Guerrero. Viernes 23 de septiembre de 2005

* Una ofensa lo que ganan actualmente el Presidente de la República y los ministros de la SCJN, señala

* Indica que en el primer año de su gestión se construirán 10 carreteras y se elaborará el proyecto del tren bala

* Exhorta a los candidatos a puestos de elección popular en Guerrero a mantenerse unidos y hacer un buen gobierno si ganan las elecciones Desde la costa chica de Guerrero, Andrés Manuel López Obrador anunció que en caso de convertirse en el próximo titular del Poder Ejecutivo, enviará al Congreso de la Unión una iniciativa de reforma Constitucional para reducir los salarios de los servidores públicos de los Poderes de la Federación.

De este modo, dijo, los servidores públicos no podrán ganar más de 55 salarios mínimos, equivalentes a 75 mil pesos mensuales. Asimismo, el precandidato del PRD a la Presidencia subrayó que suspenderá las pensiones millonarias que reciben los ex mandatarios de México.

Al argumentar su propuesta, indicó que ésta se fundamenta en que actualmente el ingreso mensual del Presidente es de 120 minisalarios y los senadores y diputados reciben una dieta de 100 salarios. En tanto, agregó, un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación recibe 300 salarios mínimos, que son 400 mil pesos mensuales, lo que representa una ofensa para millones de mexicanos que se encuentran en situación de pobreza.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.



3 Comentarios en “Sueldo Del Presidente”
  1. Rodrigo Sanchez Peñaloza Dijo:

    como podemos crear una ley para asignar el sueldo de los funcionarios publicos,es que se auto asignan muy altos salarios, es injusto. yo lo voy a hacer mi tesis con ese tema.

  2. adriel ortiz izardui Dijo:

    … se me hace muy absurdo de su parte como manejan la informacion sobre este tema… Calderón no ha desquitado ni la quinta parte de lo que gana… yo prefiero ver a un politico a medias pero que gane poco a ver a otro politico tambien a medias pero que se gaste mucho mas del erario en su sueldo.

  3. elder mamani trinidad Dijo:

    soy de huacho y quiero saber cuanto gana el presidente del peru y sus congresistas. NOTA DEL EDITOR: escriba al gobierno de Perú.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras