Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Lo Pintoresco y lo Instintivo
Eduardo García Gaspar
8 junio 2011
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Todo comenzó con el arresto de un personaje político célebre. Y ese suceso fue uno que demostró las entrañas de las mentes de la clase política.

Pero vayamos paso por paso para ver esto de manera analítica, y entenderlo mejor.

Primer suceso: en Tijuana, hace unos días, soldados arrestaron a un político, millonario y colorido, Jorge Hank Rhon. Es un miembro del PRI, hijo de un ícono de ese partido. La causa de la entrada sorpresiva en su casa fue una denuncia. Encontraron 88 armas indebidas y municiones abundantes.

Segundo suceso: tan pronto se supo la noticia, miembros de su partido protestaron. Alegaron que el arresto estaba motivado por razones políticas y que significaba una cacería de brujas. En resumen, era un ataque del PAN al PRI en tiempos preparatorios para las elecciones de 2012.

En todo esto, hay elementos que distraen la atención. Por ejemplo, lo llamativo de que Hank Rhon tenga 19 hijos y sea propietario de casas de juego. Apasionado de los animales salvajes, posee varios y, en 1995, se le confiscaron maletas con cargamentos de marfil y otros artículos indebidos. Fue liberado de inmediato.

En fin, la idea es la de un personaje con el que ningún partido en un país normal quisiera estar asociado. Y, sin embargo, la cabeza del PRI, H. Moreira, reaccionó desde San Luis Potosí, donde fue informado del arresto: como partido, dijo, no permitirá este tipo de cacería de brujas, como tampoco acciones de intimidación y represión.

Lo que vale una segunda opinión, creo, es cambiar el foco de atención.

De lo pintoresco de Hank Rhon a la reacción instintiva de Moreira. Una reacción similar a la de la cabeza de otro partido, el PRD, quien dijo estar preocupado porque el arresto puede ser una señal de actos del PAN en contra de partidos opositores en época electoral.

En la primera impresión, la atención tenderá a ser puesta en el arresto, la defensa siguiente, la personalidad del arrestado y similares. Pero lo que más vale es el segundo suceso, la reacción de los políticos que entendieron ese arresto como un ataque político en tiempos electorales.

Esta reacción instintiva y veloz es lo que merece ser examinado más de cerca.

Y para examinar tal reacción hay que hacer algo curioso, el intentar entrar dentro de la mente del político.

No creo que encontremos nada sorprendente, a excepción de un instinto muy desarrollado de voluntad de poder. No hay nada más alto, ni mejor, para la clase política que el llegar al poder. Es ésa su razón de ser y toda su motivación.

Dentro de un sistema democrático, el llegar al poder necesita un paso previo, la realización de campañas electorales. Y una campaña electoral, en la mente del político, es en realidad una campaña de guerra. El político, en otras palabras, tiene una mentalidad de guerra.

Una guerra en la que habrá un solo ganador. Con esa manera de ver las cosas, sus ánimos se electrizan y sus emociones se calientan. Su vista se nubla, sus oídos se tapan. Su mente se cierra. Toda su atención está centrada en ganar y nada le distrae de eso. Todos los sucesos se interpretan a la luz de su objetivo. Todos.

Si, por ejemplo, un mexicano anota un gol en el extranjero, o es maltratado por la policía de otro país, interpretará esos sucesos viendo si le favorecen o benefician. Nada de lo que suceda le es extraño ni ajeno. De esa mentalidad despierta y aguda, enfocada enteramente a ganar elecciones, es de donde sale la reacción instintiva y veloz: ¡es un ataque a mi partido!

La más leve de las críticas, la más ligera observación, la noticia menos importante, si le son contrarias, son motivo de reacciones desproporcionadas. Las verá como actos de guerra y como nada más. Saldrá a defender a sus asociados como fiera y, así, deja ver una realidad innegable.

Para la clase política, sus partidos son clubes de defensa mutua, escudos seguros contra los riesgos que tiene esa profesión. Un ciudadano común, por esta razón, podrá ser condenado si roba un millón, pero un político saldrá libre robando diez veces eso: pertenece a un poderoso club de protección mutua.

Por eso, digo, lo que merece ver no es lo pintoresco de uno o más personajes. Lo que realmente es digno de examinar es la reacción de lo instintivo que es la defensa de la misma especie.

Post Scriptum

La información la tomé de McClatchy, pero fue publicada en muchos medios.

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Partidos Políticos y ContraPeso.info: elecciones.

La idea de padecer una mentalidad de guerra en las elecciones es original de Jeff Greenfield (véase Lodo Bajo el Mármol).

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Lo Pintoresco y lo Instintivo”
  1. Corina Dijo:

    Que casualidad que arrestaron a este Señor, en el momento que se aproximan las elecciones en Estado de Mexico, acaso no sabian las autoridades a que se dedica este Señor Hank?, solo se dieron cuenta , ahora,?, Y tanto se dice que no se vote por el partido al que pertenece el Sr. Hank, pero estamos viviendo los peores momentos de la Historia de Mexico con el actual Gobierno, tan siquiera habia control cuando el Partido del Hank estaba en el poder, ahora hay muerte de inocentes a diario, de las cuales nadie se ocupa, solo si es un hijo de algun personaje al que asesinan. NOTA DEL EDITOR: bien, pero el tema es el de la reacción instintiva de los opositores y lo que eso muestra en sus mentes.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras