Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Dama Juega Con la Pistola
Eduardo García Gaspar
23 noviembre 2010
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SOCIALISMO
Catalogado en:


La idea sufre metástasis, se encuentra por todas partes. Es la idea de que el gobierno debe ser el responsable de todo lo que afecta a las personas. Un ejemplo real lo ilustra muy bien.

Una dama sufre de lo que se ha dado en llamar ludopatía, que es mejor conocida como adicción al juego. A los juegos que significan apuestas, generalmente en casinos.

Un tipo de adicción como muchos otros, y es por supuesto, algo que daña a las personas.

Muy bien, la dama se recupera, habla públicamente de su problema, lo que requiere una dosis de valor. Y tiene la intención de prevenir a otros sobre este padecimiento. Más aún, plantea algunas soluciones. Una de ellas es la de contar con programas de gobierno, los que darían asistencia a quienes tienen esta adicción al juego.

No creo que en una primera reacción haya alguien que antes que nada no se compadezca de la dama y simpatice con ella, especialmente por su valentía. Tampoco creo que haya muchos que protesten contra la propuesta de que existan programas gubernamentales de ayuda a los adictos al juego.

Creo que la aprobación a los programas gubernamentales de ayuda al adicto al juego se debe a que la propuesta no muestra el otro lado que contiene: usted, en pocas palabras, tiene la obligación de pagar tales tratamientos de salud para curar a los adictos. Eso es lo que propone la dama.

Imagine esto. Un sábado está usted en su casa y tocan a la puerta. Es una dama bien vestida que le pide dar caridad, un poco de dinero para una institución que dice tratar a los enfermos por adicción al juego. Usted dice que no, que gracias, pero que prefiere dar su dinero a otra obra de caridad.

Pero ahora la dama muy bien vestida saca un revólver y le dice, “Lo siento, pero se trata de una colecta obligada, usted debe dar veinte pesos para ayudar a curar a los adictos al juego. En caso de que no quiera dar esa cantidad, lo siento, tendré que llevarlo a un juicio y seguramente terminará en la cárcel”.

Esto es lo que en realidad propone la dama, que usted pague por obligación la cura de los adictos al juego.

Usted, que quizá nunca a jugado, que se ha cuidado de hacerlo, o que cuando lo hace, se pone límites. Lo que la dama padece es esa metástasis de la idea de que el gobierno debe intervenir en todo y solucionarlo todo.

No solamente los problemas de jugadores irresponsables, sino muchas otras cosas, como reanimar a la economía, resolver el rezago agrario, elevar el estándar educativo, fomentar el empleo, dar crédito a empresas, evitar la obesidad, dar educación sexual, apoyar las exportaciones…

La lista es amplia y cubre otras cosas, como proveer entretenimiento, ayudar a madres solteras, distribuir útiles escolares…

Esa es la idea que tiene metástasis: se encuentra por todas partes, en casi todas las personas y la inmensa mayoría están alterados por ella. El gobierno debe ser el responsable de ayudar a resolver los problemas de la gente. ¿Tiene alguien adicción al juego? El gobierno debe atender su problema.

Esa es la propuesta de la dama, la que vista del lado real, significa que el costo del tratamiento debe ser pagado por usted. Igual que es usted el que en verdad paga los apoyos al campo y los créditos blandos a empresas pequeñas.

Esto es lo que explica un fenómeno de nuestros tiempos: los gobiernos nunca tienen fondos suficientes para cubrir los gastos de todas las cosas que se espera que realice. Por esto, los impuestos tienden a crecer siempre. Es un fenómeno que merece estudio por una razón poco o nada mencionada.

Si usted pregunta la opinión de la gente sobre la calidad de su gobierno, la mayoría opinará que su gobierno es inepto y tiene un mal desempeño. Piensan muy mal de sus gobernantes.

Creyendo esto, la conducta lógica sería la obvia, la de no dar más responsabilidades al gobierno. Sabemos que no dará resultados.

Pero, al mismo tiempo sucede eso que es digno de un estudio mental: las personas quieren que esos que tan malos resultados dan se encarguen de más y más cosas, como la de atender a los adictos al juego.

Es de locos encargar el reanimar a la economía a esos que nunca dan resultados y en los que no se puede confiar por deshonestos y administradores dudosos.

En fin, creo que muchos padecen otra adicción, la adicción al gobierno. Es en serio, muchos sufren la adicción al gobierno… porque, al final de cuentas, el estado de bienestar es una adicción al gobierno. Es una enfermedad.

La mujer padece adicción al juego y quiere remediarla con otra adicción, la adicción al gobierno y usted paga todo sus tratamientos.

Post Scriptum

Hay más material sobre el tema en ContraPeso.info: Estado de Bienestar. Donde se encuentra Adultos e Infantes, una idea valiosa de Thomas S. Szazs.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “La Dama Juega Con la Pistola”
  1. MTY_Rayas Dijo:

    Buenas tardes, que le parece la siguiente palabra para definir este gusto:
    Archopatia Et: Del griego arche, gobierno y del griego πάθεια, patheia, afección o padecimiento) es un impulso irreprimible de otorgar toda necesidad al gobierno. NOTA DEL EDITOR: sensacional aportación, queda pues “archopatia”.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras