Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Saqueo y Lamentación
Leonardo Girondella Mora
4 diciembre 2012
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos, Y MATERIAL ACADEMICO
Catalogado en: ,


Cuando las personas hablan del subdesarrollo latinoamericano, algunas de ellas colocan su causa en sucesos históricos de hace siglos.

Sostienen ellas que ese escaso desarrollo económico es un producto de acontecimientos de los siglos 16 a principios del 19 —unos doscientos años cuanto más reciente.

En concreto, se dice, el saqueo del continente —muy específicamente metales preciosos— es lo que impidió el desarrollo de las naciones de la región y lo sigue impidiendo.

Si la plata y el oro hubieran permanecido en las colonias españolas de esos tiempos, la región sería rica y próspera en la actualidad, sin pobreza e industrializada.

Una de las maneras en las que eso ha sido expresado es el comentario siguiente, de un lector, a la columna Saqueo de América Latina.

Escribió el lector varios puntos que tomo como representativos:

“Existe una idea errónea de que robarnos los recursos de América Latina, no tiene relación con el actual subdesarrollo”.

En otras palabras, sugiere que sí existe una relación causal entre ese sacar metales preciosos principalmente hace de cuatro a dos siglos y la situación actual de subdesarrollo en la región —a lo que agrega que,

“Un análisis del capitalismo actual indica que el primer paso es la acumulación de capital, este capital acumulado en Europa proviene de América Latina y es el mismo capital que logra impulsar la industrialización”.

Hasta donde sé, fue el gobierno español el que llevó a su país esos recursos y no fue allí precisamente donde se realizó la industrialización, sino en otros países —muy principalmente Inglaterra.

Y, más aún, la revolución industrial fue más un fenómeno del siglo 19 y finales del 18, tiempo después del saqueo.

El desarrollo económico, es cierto, necesita acumulación de capital, pero eso no significa acumulación de metales —esta acumulación de oro y plata es un ideal mercantilista, no capitalista. La confusión del lector está en hacer equivalentes al capital con el metal y eso es inexacto.

El capital tiene muchos más componentes que el dinero y los metales —y en buena parte consiste en tecnología acumulada por desarrollos promovidos por incentivos económicos de libertad. Es muy clara la definición de Skousen.

&&&&&

Continúa el comentario del lector, diciendo que,

“Ahora acá en América Latina ¿con qué capital partimos para el desarrollo industrial si los mayores recursos fueron saqueados?… toda la plata (registrada legalmente) que fue extraída de América Latina en cantidad es suficiente para construir un puente que junte la península ibérica con Africa… mientras aquí en América Latina nos tocó empezar con la agricultura para tener algo de capital, en Europa ya estaban industrializados y ahí empieza nuestra dependencia”.

El párrafo contiene varias ideas que examino en lo que sigue.

• Primero, “¿con qué capital partimos para el desarrollo industrial si los mayores recursos fueron saqueados?” —una idea que supone que la región se quedó con cero plata, cero oro, cero recursos naturales, lo que es falso a toda luz. Continuó existiendo un buen cúmulo de recursos en América Latina.

Hasta donde sé, México y Venezuela tienen amplios recursos petroleros que no fueron saqueados y, a pesar de eso, no gozan de gran desarrollo.

• Segundo, “toda la plata (registrada legalmente) que fue extraída de América Latina en cantidad es suficiente para construir un puente que junte la península ibérica con Africa” —muy bien, no hay problema, fue una buena cantidad de plata, enorme, gigante, pero la región siguió teniendo recursos abundantes.

• Tercero, “mientras aquí en América Latina nos tocó empezar con la agricultura para tener algo de capital, en Europa ya estaban industrializados y ahí empieza nuestra dependencia” —una opinión que parece confundir la historia y hace suponer que para principios del siglo 19 ya había una total industrialización en Europa, con poca agricultura, lo que es falso.

&&&&&

Opiniones como la anterior forman una corriente de pensamiento en América Latina —la que asigna la culpa central del subdesarrollo al saqueo de metales preciosos. Si eso fuera cierto, se pronosticaría que la región jamás podrá desarrollarse, nunca, por culpa de un suceso de hace siglos.

No tiene sentido esa manera de pensar —que resulta demasiado fatalista. Ignora además que la prosperidad tiene otras causales que poco tienen que ver con sucesos pasados. Las historias de Corea del Sur, Hong Kong, Suecia, muchas otras muestran que el desarrollo es un asunto de ver al futuro no al pasado.

Como explicación del subdesarrollo, la teoría del saqueo de metales, es muy pobre —y contradice conocimientos razonables. Como lamento sentimental es muy efectiva y crea imágenes tan poderosas como desafortunadas —las venas abiertas de América Latina debían convertirse en neuronas pensantes.

Nota del Editor

No puedo estar más de acuerdo con las opiniones de Girondella. Apuntar que la causa del subdesarrollo está en la dependencia y el saqueo de hace siglos es uno de los errores que peores efectos ha tenido en la región y que, en su esencia, es la actitud del infante irresponsable que quiere echar a otro la culpa de los platos que ha roto.

Debo añadir que el asignar la causa del subdesarrollo actual a un saqueo de hace varios siglos es una explicación débil, pues ignora la influencia de todos los gobiernos de los países latinoamericanos durante 200 años (una variable demasiado importante para ser puesta de lado).

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras