Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Hipótesis Central
Leonardo Girondella Mora
8 marzo 2016
Sección: Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en:


La gran pregunta, la que va al fondo del tema, es quién sabe más —quién tiene mayor conocimiento y, además, mayor interés en tomar decisiones acertadas manejando recursos materiales.

Hay dos respuestas dadas por dos escuelas de pensamiento político-económico:

• El Socialismo, en sus diferentes variantes, tiene una respuesta clara: son los gobernantes los que saben más y tienen mayor interés en el manejo de los recursos materiales —saben más y se preocupan más de su buen manejo que los ciudadanos comunes.

• El Capitalismo, en sus diversas variantes, tiene otra respuesta clara: son los ciudadanos quienes más saben y más interés poseen en el buen manejo de los recursos materiales —saben más los ciudadanos que los gobernantes y tienen más interés que ellos en el manejo correcto de esos recursos.

&&&&&

Lo que he hecho es cambiar el punto focal de la discusión del Socialismo y el Capitalismo a uno en el que ambas escuelas tienen su cimiento —la hipótesis subyacente en cada uno de ellos acerca del mejor manejo de recursos materiales limitados.

Es fácil demostrar que el Socialismo supone que el gobernante sabe más que el ciudadano. Basta con examinar la razón por la que esta escuela de pensamiento propone la planeación central de la economía, la elevación sustancial de impuestos, la alta regulación económica y otras medidas similares, como el proteccionismo.

Ejemplos extremos de esto son Cuba y Venezuela —con la UE en una intensidad menor (Francia es un caso de estos).

Es también sencillo demostrar que el Capitalismo supone que el ciudadano sabe más que el gobernante sobre el buen manejo de los recursos económicos. Es suficiente ver eso en las propuestas de mercados libres, bajos impuestos, libre comercio, regulaciones reducidas y demás.

Ejemplos de esto son Hong Kong, Singapur, Nueva Zelandia, Canadá y otras más (véase el Índice de Libertad Económica)

A lo anterior añado que no es esta discusión una en la que se alegue que alguna de las dos partes tenga un conocimiento total y perfecto para el buen manejo de recursos limitados —sino una en la que se trata de demostrar cuál de las dos partes está mejor preparada que la otra para realizar eso.

A pesar de que los economistas de libre mercado del Capitalismo puedan presuponer en algunos modelos que la gente común piensa de manera perfectamente racional, eso no significa que así de perfecta sea la persona común —la realidad muestra que eso es una simple hipótesis de trabajo que ellos mismos reconocen.

Por igual, quienes defienden al Socialismo también tienen su supuesto —suponen que por el contrario son los gobernantes quienes actúan de manera racional perfecta y que por eso pueden manejar mejor los recursos materiales que los ciudadanos —y para ellos no es esta una hipótesis académica, sino la realidad.

&&&&&

Por consecuencia, según lo anterior, la superioridad del Socialismo o del Capitalismo es una interrogante que puede responderse con cierta facilidad en dos niveles:

• Conocimiento puro y directo del buen manejo de recursos —para su mejor y más eficiente administración.

• Interés puro y directo en el buen manejo de recursos —los incentivos personales para usar con cuidado y esmero esos recursos limitados.

Ahora es solo una cuestión de responder con honestidad el quién está mejor preparado en cada una de esas dos dimensiones del manejo de recursos —el cuál de las dos partes, ciudadanos o gobernantes, está mejor preparado, sabe más y tiene mayor interés en el manejo de recursos limitados.

Y de responder a eso sin sesgos doctrinales, sino con objetividad y deseos de encontrar la respuesta verdadera —algo que el lector podrá hacer por sí mismo. Tan solo me limito a prevenirle de errores que podría cometer al buscar la respuesta.

No debe cegarle su preferencia doctrinal, sea socialista o capitalista; no deben tampoco afectarle los clisés que son frecuentes en las acusaciones mutuas y que están basadas en distorsiones de la posición contraria; y, sobre todo, deshacerse de ideas preconcebidas propias —lo que en conjunto no será una tarea fácil.

Lo que he tratado de hacer es cambiar las argumentaciones sobre la superioridad de uno de esos dos sistemas a una de las hipótesis más centrales que sostiene cada uno, tal vez la mayor de todas —la de quien está en una mejor posición para manejar los recursos limitados.

Nota del Editor

Si le gustó la columna, de seguro de gustará Estado de Bienestar, donde hay una respuesta muy razonable a la pregunta que plantea Girondella.

Me atrevo a agregar que el asunto planteado tiene repercusiones sustanciales: dar la responsabilidad del manejo de recursos limitados a quien tendrá un mal desempeño producirá pobreza sistemática.

El solo darse cuenta de la hipótesis más básica del Socialismo y del Capitalismo es ya valioso —y podría conducir a una discusión más disciplinada.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.TIEMPO: 3





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras