La idea del emprendedor

,

La actividad emprendedora —su definición y significado— puede ser comprendida examinando los elementos que la forman:

1. Recolección de información acerca de las circunstancias económicas —datos, conocimiento, entendimiento de una cierta situación y condición.

2. Cálculo económico para la producción —las evaluaciones del proceso de producción, sus componentes y recursos, con la meta de ser eficiente.

3. El acto de voluntad para la asignación de recursos a la producción —la conducta misma que realiza la adquisición de los recursos necesarios para la producción.

4. La supervisión de la realización del plan total —la vigilancia continua del proceso que ha reunido a la recolección de información, al cálculo económico y a la asignación de recursos.

Dentro de esos cuatro elementos se encuentra implícito un quinto elemento y que exhibe a la naturaleza misma del llamado entrepreneurship o emprendimiento —la acción de emprender, intentar, crear, realizar una idea.

La recolección de información, el cálculo económico, la asignación de recursos y la supervisión de todo ello tienen una meta que es la realización material de una idea previamente concebida por alguien.

Ese alguien —una o más personas— necesita (1) haber tenido una idea, (2) haber juzgado positivo su potencial aceptación y (3) iniciar las actividades con esos cuatro elementos.

Es el gatillo o disparador del proceso —esa idea que se ha formado en la mente del emprendedor; algo que se le ha ocurrido y que es una oportunidad de negocio.

Quizá sea esta la manera de describir al emprendedor, la de haber tenido una idea que es una oportunidad de negocio —la creación de la oferta de un bien o servicio que se cree tendrá aceptación por parte de otros en un juego de ganar-ganar.

El imaginar, desarrollar y realizar oportunidades de negocio es la esencia misma del emprendedor o empresario —tres acciones personales y subjetivas nacidas en mentes individuales e irrepetibles. Posibles en su plenitud solamente dentro de un sistema de mercados libres donde existen máximas posibilidades de realización de oportunidades de negocio.

En consecuencia, conforme sea obstaculizada la libertad de iniciativa económica se reducirá la realización de oportunidades de negocio y, con eso, los beneficios que esas aportaciones habrían hecho al bienestar de las personas.

Finalmente, cuando hablo de oportunidad de negocio me refiero a la que se tiene cuando el emprendedor ha tenido una idea que pretende realizar creyendo en la aceptación de esa idea por parte de consumidores —y no de las oportunidades de negocio que artificialmente se crean por medio del intervencionismo económico, la búsqueda de rentas, o el capitalismo de amigos .

Addendum

Los cuatro elementos citados al inicio fueron tomados de las ideas de Carl Menger, Principles of Economics, trans. James Dingwall and Bert F. Hoselitz The Institute for Humane Studies Series in Economic Theory (Grove City, PA: Libertarian Press, 1994), p. 160

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *