Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Varios Capitalismos
Selección de ContraPeso.info
19 junio 2007
Sección: ECONOMIA, LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


El 10 de mayo pasado una columna del WSJ, escrita por David Wessel trató un tema de consideración vital en la discusión que se tiene estos días entre capitalistas y socialistas.

La premisa del autor es real —parte de la realidad de que el comunismo y el capitalismo ya no están en lucha: China, Rusia, Vietnam, están dirigiéndose en direcciones que eran anatema para el comunista ortodoxo.

En otras palabras el capitalismo ganó. Demostró ser mejor, más eficiente, capaz de mayores logros. ¿Cierto?

Sí, pero no tanto como se puede imaginar cualquiera que contemple la realidad con una dosis de escepticismo.

Wessel apunta que en realidad hay varios tipos de capitalismo, a lo que añado otro elemento: a pesar de todas las evidencias en contra de las tesis del socialismo y el intervencionismo estatal, aún así, existen naciones en las que esa realidad no se ha entendido, como Venezuela y otros países de esa región.

A lo que va Wessel es a examinar la idea de que en realidad no hay un capitalismo, sino varios, y que dentro de ellos hay uno superior al resto —la tesis del libro Good Capitalism, Bad Capitalism, de William J. Baumol, Robert E. Litan y Carl J. Schramm, el que clasifica cuatro tipos de capitalismo.

Y esta clasificación es la que provee una gran idea —la de que la promoción de la empresa pequeña es una mala política económica, tan popular como equivocada. Para entender la idea, sin embargo, hay que revisar esos cuatro tipos de capitalismo.

Capitalismo guiado por el estado

El gobierno conduce a la economía, decide las industrias privadas a fomentar, controla los bancos y promueve las exportaciones. A este tipo de capitalismo se acercan China, India y en algún punto Japón, más las economías de mucho del sudeste asiático.

¿Funciona? Sí, en el sentido de hacer crecer a los países y colocarlos en buenos lugares. Pero el modelo no tiene aplicación posterior —el camino que han seguido ha sido inspirado en otros y una vez que han llegado a buenos lugares no saben qué dirección seguir.

Su falla central es la imposibilidad de ver el futuro, pues tienden a estancarse en las actividades presentes.

Capitalismo oligárquico

Es el que se tiene en partes de América Latina y del Medio Oriente. Nada hay en él de bueno —está diseñado para elevar la riqueza de unos sin extender los beneficios al resto.

Es el capitalismo, me imagino, que es el objeto de queja por parte de los socialistas de la región y en lo que tienen cierta razón: la mezcla del poder económico con el político crea privilegios para las clases poderosas.

Sin embargo, el remedio a este tipo de capitalismo, que quizá pueda mejor ser llamado mercantilismo, no es la adopción de políticas socialistas que acumulen más poder en el gobierno. El remedio es más libertad personal.

Capitalismo de grandes empresas

Es la versión de Europa Occidental, de Corea del Sur, en parte de Japón y de los EEUU hace algunas décadas. Su centro son las empresas grandes, los enormes conglomerados con suficiente éxito para generar flujos de efectivo que se dedican a mejorar productos y servicios, pero que son renuentes a la innovación y al cambio.

Esta es otra de las ocasiones de queja de los socialistas ortodoxos, en los que les asiste alguna razón si es que se quejan del gran poder de esas empresas enormes y el riesgo de que ellas se unan al poder político para preservar privilegios, lo que se convertiría en el tipo oligárquico visto antes.

Sin embargo, la empresa grande como tal no representa el gran peligro imaginado pues ellas están sujetas a mercados libres que las obligan a servir adecuadamente a sus consumidores.

Capitalismo del emprendedor

Es el de los EEUU en la actualidad, de Irlanda, Israel, Taiwán y quizá el del Reino Unido poco a poco. Está sustentado en las empresas pequeñas, pero no nada más pequeñas, sino pequeñas e innovadoras —y requiere un ambiente que brinda recompensas a esa innovación: incentivos, facilidades, apertura, leyes contra monopolios, leyes de quiebra.

Es el mejor de todos según los autores del libro: una mezcla de espíritu emprendedor y gran empresa, que genera nuevas tecnologías que conducen a la economía al futuro que el no puede encontrar el capitalismo guiado por el estado, ni por las grandes empresas solamente.

Debe insistirse que no es el capitalismo que ayuda a las empresas chicas y medianas, sino el que fomenta la innovación que muy probablemente comience en ellas.

Quizá el fomentar a la empresa pequeña por el sólo hecho de ser pequeña sea una forma del capitalismo guiado por el estado.

Y es que seguramente el apoyar a las empresas pequeñas como política económica es sin duda una medida que recibirá aplausos, pero no es un camino para la innovación e incentiva a permanecer pequeño y sin crecer —lo que debe incentivarse es la innovación no a la pequeñez.

Ésta es la gran idea que creo debe señalarse en tiempos en los que la política económica del gobierno mexicano parece estar considerando a la empresa pequeña como un ídolo que debe ser puesto en un nicho sagrado.

ADDENDUM

Especulando sobre lo anterior es posible llegar a una conclusión tentantiva.

Si se enfatiza y promueve a la pequeña y mediana empresa, eso es lo que se va a lograr, empresas pequeñas y medianas. ¿Es eso lo que se quiere?

No creo que haya duda que se desea otra cosa, que es la empresa innovadora que tiene potencial para convertirse en grande. Premiar a algo por ser pequeño quizá se convierta en dar recompensa a quien no crece —y crecer es lo que debe premiarse.


 

ContraPeso.info es un servicio con antecedentes desde 1995, que funciona como proveedor de ideas e información adicional a los medios dominantes.



3 Comentarios en “Varios Capitalismos”
  1. daniela Dijo:

    esa respuesta esta lo maximo

  2. yusneidi Dijo:

    mira esa respuesta es de lo peor ademas esos no son los tipos de capitalismo okei tontos mentirosos….. NOTA DEL EDITOR: uno de los criterios para validar una idea es su capacidad para explicar la realidad. La clasificación de Wessel tiene el mérito de entender la realidad de manera razonable creando tipos de conducción económica que existen en diferentes partes y que pueden entenderse por cualquiera.

  3. caro Dijo:

    Muy bueno!!!!





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras