Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Estado De Bienestar: Una Definición
Leonardo Girondella Mora
31 julio 2008
Sección: POLITICA, Sección: Asuntos, Y MATERIAL ACADEMICO
Catalogado en:


Las dos expresiones significan lo mismo —estado de bienestar y welfare state describen a un gobierno grande y costoso, responsable de brindar servicios de educación, salud, pensiones, habitación, energía, seguro de desempleo y demás a la población a la que gobierna.

Muchos de estos servicios podrían ser ofrecidos por empresas particulares, pero en el caso de un estado de bienestar, es el gobierno quien lo hace, generalmente como monopolio, o al menos como proveedor muy dominante.

En una visión tradicional de las funciones de un gobierno, ellas incluirían responsabilidades de protección a la persona y sus propiedades —dentro de una estructura de gobierno de poder dividido en ejecutivo, legislativo y judicial.

Pero en el caso del estado de bienestar, el gobierno es mucho más grande y va mucho más allá al darse a sí mismo la responsabilidad del cuidado total del ciudadano desde que nace hasta que muere.

Esta es la frase que quizá más identifica al welfare state: cuidar al ciudadano desde la cuna hasta el lecho de muerte.

Muestra una actitud paternalista hacia el ciudadano, al que considera como un menor de edad y al que debe cuidar lal burocracia.

Un estado de bienestar no sólo tiene la responsabilidad normal de un gobierno que cuida los derechos de los ciudadanos, especialmente sus libertades (un estado de derecho) —también se adjudica la responsabilidad de brindarle servicios adicionales como seguridad social, vivienda, educación y otros, como pensiones, energía, diversión pública, transporte, guarderías infantiles y otros más, con la idea de que eso logra elevar la calidad de vida de las personas.

La consecuencia lógica de esa ampliación de las responsabilidades gubernamentales y del número de burócratas, es la necesidad de mayores recursos propiedad del gobierno —cosa que requiere necesariamente de impuestos más altos a los que se pagarían dentro de un sistema que no fuera de bienestar.

Los ciudadanos pagan altos impuestos, los que sirven para pagar a la burocracia que después da el servicio al ciudadano, como atención médica o educación.

Un estado de bienestar, por esa característica, es un tipo de gobierno de poder muy concentrado y muy grande.

Por eso muy opuesto a las creencias en la libertad del ciudadano que sostienen la idea de un gobierno de poderes más limitados y menos costosos.

Los gobiernos de bienestar poseen más poder que los que no lo son por los mayores impuestos que reciben y por ser los principales o únicos oferentes de servicios que piensan son primordiales —son esos gobiernos los responsables del bienestar de sus ciudadanos.

De esa naturaleza surge la crítica que señala la anulación de la responsabilidad personal en el ciudadano, quien la traslada al gobierno a quien exige la satisfacción de necesidades que él debía satisfacer por esfuerzos propios y que al final de cuentas salen de los bolsillos de ellos mismos.

Se afirma, con buena razón, que un estado de bienestar crea ciudadanos inmaduros, irresponsables e incapaces de esfuerzos personales —personas que se vuelven para todo dependientes de la burocracia.

Claramente, hay diversos grados de bienestar proveído por los gobiernos —en el mayor de los extremos se estaría en presencia de un estado socialista cuyo gobierno es el único responsable de esos servicios, pero existen casos menos extremos: en México, por ejemplo, el estado es el mayor proveedor de educación pública y servicios de salud, pero no prohibe que esos servicios sean ofrecidos por otros.

La crítica liberal de esa práctica de servicios concentrados en el gobierno, señala que sin competencia los proveedores tienen escasos incentivos para dar buen servicio y que por tanto los ciudadanos no mejorarán su bienestar como era la intención original —buenos ejemplos de esta crítica es la baja calidad de la educación pública en México, de los servicios de salud en el Reino Unido y en Suecia.

La burocracia que es pagada sin importar la calidad del servicio que presta, naturalmente, atiende de mala manera al ciudadano.

La motivación central del estado de bienestar es altruista y poco realista —desea lograr que los ciudadanos a los que se gobierna posean un mínimo aceptable de bienestar personal material y en esto es igual a cualquier otro tipo de gobierno democrático.

Pero difiere grandemente de los sistemas liberales por las estrategias que emplea, basadas en la acumulación de poder y recursos que redistribuye a su criterio por medio de los servicios proveídos.

Un gobierno liberal haría lo opuesto, dejar que los ciudadanos tengan la libertad y la responsabilidad de esos servicios.

Es decir, para entender al Estado de Bienestar, ayuda el comprender la idea de un gobierno que, preocupado por el bienestar de sus ciudadanos, opta por tomar un papel activo en la oferta de servicios que son considerados como esenciales a la persona, por ejemplo, la atención médica o la educación —pero esa preocupación resulta en impuestos altos y servicios de mala calidad.

Ese estado anula libertad del ciudadano, creando dependencia y conformismo —y otorgando servicios mediocres y malos.

Otro defecto notable es la consecuencia en la economía, la que se estanca dejando de avanzar, como ha sucedido en Europa donde la innovación ha sido frenada.

El punto crucial es distinguir entre las dos decisiones que un gobierno puede tomar al respecto; manifestando dos gobiernos su preocupación por el progreso de sus ciudadanos, uno de ellos puede optar por dejar a la iniciativa personal la oferta de servicios de todo tipo, mientras que el otro gobierno puede decidir ofrecer él mismo esos servicios considerados como vitales.

Nota del Editor

Uno de los ejemplos más usados sobre el Estado de Bienestar en México, es el de la educación pública y sus resultados académicos de muy baja calidad, con efectos colaterales indeseables, como la creación de un sindicato demasiado poderoso que busca su beneficio por cualquier vía antes que comprometerse a elevar la calidad de la enseñanza.

La manera más fácil de entender la razón por la que un Estado de Bienestar suele dar malos servicios es ver el sistema de pago: los ciudadanos pagan anticipadamente por la vía de impuestos el servicio, de educación por ejemplo —pagando por anticipado, no puede exigirse calidad. No existe competencia a la que pueda acudirse.

Hay más información en Estado de Bienestar, según los Friedman.

Y existe más material sobre el tema general en ContraPeso.info: Estado de Bienestar.

Una de las críticas más severas al estado de bienestar es la generación de efectos colaterales indeseables, como producir más madres solteras.

 


ContraPeso.info es un proveedor de información e ideas que buscan explicar la razón de ser de sucesos económicos, políticos y sociales.


23 Comentarios en “Estado De Bienestar: Una Definición”
  1. LUCIANA Dijo:

    MAGO EL Q HIZO ESTO!
    LO NECESITABA PARA HISTORIA!
    MUCHAS GRACIAS!

  2. ivonne Dijo:

    que buena informacion espero sacar un 10 si no repruebo PERO MIS FELICITACIONES MUY BIEN

  3. FRANCISCA Dijo:

    EXCELENTE. GRACIAS POR EL APORTE

  4. Adriana Dijo:

    Excelente :)

  5. droctavio Dijo:

    Buena y clara exposición del tema que recomendaré a otros que no comprenden la dimensión del estado que se necesita para que sea denominado de bienestar.

  6. ARELI Dijo:

    oorale!!!
    muiii peroo muiii buena informaciooon me sirviio de muchoo para mi tarea de macroeconomia….
    LOS FELICIITO..

  7. Caami! Dijo:

    Un genio elque hizo esto me salvo la vida con Historia !!! NOTA DEL EDITOR: alegra que sirva el material, pero cuidado con el plagio. Deben hacerse las citas de las fuentes usadas.

  8. bar Dijo:

    Mmm.. no pude evitar sentir que la informacion fue escrita por un liberal, ya que en todos los parrafos deja en claro que los servicios dados por el estado de bienestar van a ser flojos o insuficientes, no creo que sea tan asi. Por eso es que solo voy a tomar algunas oraciones de esta informacion. NOTA DEL EDITOR: efectivamente, fue redactada por un liberal, uno que defiende la libertad de que usted seleccione lo que le agrade de esta columna.

  9. anabel Dijo:

    muchas gracias por la informacion, esudio la especilidad en salud publica y la informacion fue muy entendible

  10. Patrick Dijo:

    He estado buscando muchas definiciones de el Estado de Bienestar pero me estaba volviendo loco hasta que encontre esta es muy buena aclaración para todos los publicos. Gracias

  11. facundoh Dijo:

    gracias muy buena nota

  12. Tati R Dijo:

    ¡¡Muy buena información!! y muy bien explicado, a mí me sirvió para entender 1 poco más algunas cosas que estoy estudiando en Políticas Sociales. Sigan así!

  13. michel Dijo:

    muchisimas gracias super bueno :)

  14. oscar Dijo:

    muy buen argumento muy bien explicado esplendido

  15. karen Dijo:

    muy buena info ;)

  16. GEISHA Dijo:

    que buena nota, explicacion perfecta muchas gracias :)

  17. jose almeida Dijo:

    al parecer el artículo tiene mucha aceptación entre los adolecentes, sería bueno que también les explique sobre los “efectos colaterales” del estado ausente. NOTA DEL EDITOR: la alternativa al estado de bienestar no es un estado ausente, sino uno que deje en libertad a las personas; es obvio que sin gobierno habría problemas serios. Gracias por su sugerencia.

  18. ismael cotto caselin Dijo:

    muchisimas gracias este trabajo sta muy bien hecho y me ayudo muchisimo

  19. manuel alejandro angulo pilido Dijo:

    bueno, pero ustedes se preguntan si existe estado de bienestar en venezuela o latinoamerica

  20. Jorge Ramón Gómez Pérez Dijo:

    Me parece casi criminal el pensamiento del autor, yo considero que por ejemplo, el estado mexicano debe responsabilizasrse del buenvivir de sus ciudadanos pues originalmente la riqueza de la nación pertenece a TODOS los ciudadanos. en México son millones de personas las que carecen de ingresos monetarios suficientes para pagar servicios medicos , educativos e incluso alimentos para poder vivir , ello por la injusta distribución del,producto social, riqueza que es producida colectivamente y distribuida de manera desigual debido a que vivimos en un orden económico que de fondo esta diseñado para que los ricos sean cada ves mas ricos y los pobres cada ves mas pobres . piensa el autor que no debe importarnos si cientos de miles de mexicanos perecen mientras que otros se apropian de los bienes que les permitirian seguir viviendo. este escrito es cruel y despiadado, el autor no tiene ni la menor idea de los que significa la palabra solidaridad, está tortalmente equivocado. lastima que sus jovenes lectores le creen. a mi me parece repugnante su modo de pensar.

  21. Franco D Dijo:

    Me parece una visión demasiado subjetiva y poco profesional del tema. Si bien el Estado de bienestar ha corrido siempre el riesgo de caer en una “sobre carga de atribuciones” cumpliendo con el famoso refrán “el que mucho abarca poco aprieta”, se dejan de lado por completo las virtudes que tiene este tipo de Estado (cuando es bien administrado) en cuanto a la disminución de la pobreza, elevación de calidad de vida de los habitantes, aumento de las industrias nacionales, recuperación de la soberanía económica, entre otras. A su vez este artículo muestra entre líneas un claro apoyo al modelo de Estado liberal o neoliberal sin tener en cuenta de que los índices de pobreza, marginalidad, baja calidad educativa e inequidad social que lo caracteriza. Considero que para ser una publicación de divulgación académica es bastante pobre en cuanto a los contenidos y la capacidad de análisis.

  22. Franco D Dijo:

    Además quisiera agregar algo respecto de la “libertad de los ciudadanos” que aparentemente según el autor estaría coartada en un Estado de Binestar; la libertad de elección nunca es absoluta en ningún tipo de Estado sin embargo el Estado de Bienestar no prohibe ni limita ningún derecho civil siempre y cuando esté enmarcado en un estado de derecho y democrático. Por otra parte se vemos al modeo LIBERAL, éste limita mucho más las posibilidades de elección de los ciudadanos ya que éstos pierden la capacidad de elección ante los monopolios industriales y sobre todo mediáticos que favorece este tipo de Estado, al mismo tiempo que el poder político se vuelve cómplice del aparato empresarial dejando de lado la su función principal: garantizar el bienestar ciudadano. La diferencia principal es que el modelo liberal tiene mucha más experiencia en “disfrazar” esta situación sabiendo vender una máscara de libertad inexistente. NOTA DEL EDITOR: gracias por su comentario. Quizá la cosa quede clara al decir que el sistema liberal rechaza los monopolios, nunca los favorece.

  23. El Profesor Dijo:

    El artículo que escribiste con todo respeto tiene muchos inconvenientes que para mi punto de vista debiste considerar al escribir y te voy a decir puntualmente algunas de estas: 1.-Cuando se escribe un artículo informativo se debe ser imparcial en dar la información y no sé por que me parece que tu artículo mas que explicar ¿Que es el “estado de bienestar”? se dedica a desvirtuarlo. 2.- No mencionas ninguna fuente bibliografica o autores serios que consultaras, ni siquiera para desvirtuarlo, de perdida hubieras citado algun libro de algun economista liberal . 3.- No mencionas su origen historico, su evolución en distintos paises y tampoco das muchos ejemplos concretos en los distintos paises, lo cual me habla de lo poco que investigaste. En realidad esto más que un artículo me parece tu opinión personal.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras

Desde 1995

La primera publicación de ContraPeso.info se realizó en septiembre de 1995, hace 19 años casi. Fue el resumen de una idea de K. Popper. Al mes siguiente, se publicó una idea de A. Tocqueville que está en Molesta Pero Defiende