Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Aviso se ha Dado
Eduardo García Gaspar
20 octubre 2011
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: , ,


Las dos noticias fueron informativas, muy informativas. Las dos fueron de los precandidatos del PRI a la presidencia en 2012.

Dos distintas noticias, con la misma idea. Vayamos una por una.

La primera: Peña Nieto dice que de llegar a presidente establecerá un seguro de desempleo. ¿Cómo financiar ese gasto? Peña dice que por la vía de impuestos normales.

Según él, si ese seguro de desempleo se financiara por medio de aportaciones empresariales y obreras, eso impediría crear empleos. Pero no si se hace por la vía de impuestos generales (!).

A este tipo de medidas, Peña las llama “segunda generación” de programas sociales que combatan pobreza y desigualdad. Un título atractivo, que suena a avanzada, para en realidad establecer un programa conocido por décadas en otras partes.

La segunda: Beltrones, el otro precandidato, habló más vagamente. Dijo cosas como que hay que tener un nuevo modelo, con equilibrio de gobierno, mercado y sociedad. Lo que sea que ello signifique, de lo que se trata es de crear igualdad en el país.

Ya más en concreto, dijo que debe establecerse un ingreso mínimo para todos los mexicanos pobres que se aplique en caso de desempleo.

Estas promesas, parte de sus plataformas políticas, fueron realizadas en una reunión de ese partido, hace unos días, en Campeche.

Son promesas iguales. Muestran un común denominador preocupante: el uso irresponsable de las finanzas públicas. Eso mismo que sucede ahora en Grecia y otras partes. Gastos causados por promesas políticas.

Y no solamente gastos, también efectos colaterales indeseables. En el fondo, esas promesas son una transferencia de dinero. Recursos obtenidos por impuestos presentes y futuros (deuda pública) se concentran en el gobierno, con un costo de administración burocrática, para más tarde repartirlos entre quien sea seleccionado.

Hay irresponsabilidad grave si eso se propone sin hacer un cálculo de lo que costará durante, al menos unos 15 a 25 años, sin proponer cómo se financiará y sin examinar qué otros servicios gubernamentales serán afectados.

Si un gobierno se comportara así, sería igual a la conducta del que gana unos pocos pesos al mes y pide crédito para un Ferrari.

Hay irresponsabilidad también, si no se consideran efectos colaterales indeseables. Un seguro de desempleo tiene la cualidad de subsidiar el desempleo. La gente preferirá permanecer desempleada y cobrar su seguro, especialmente si al mismo tiempo tiene un trabajo en el mercado informal.

Otro efecto colateral es el retiro de recursos que se hubieran destinado a inversión y por eso, a creación de empleos. Para cubrir los gastos del seguro de desempleo, no hay otra que quitar recursos a quien los invertirá en algo que creará riqueza y empleo. Es decir, el seguro de desempleo reducirá inversiones.

Las promesas de esos dos precandidatos son el tipo de promesas que crean crisis futuras de insolvencia gubernamental, que empeoran las cosas para todos, especialmente para aquellos que tratan de ayudar.

Estamos viviendo en estos momentos una crisis económica severa precisamente por hacer cosas como las que están prometiendo Peña y Beltrones. Es incomprensible.

Pero es la realidad y ella debe ser explicada. ¿Por qué razones candidatos a la presidencia de un país prometen acciones tan malas?

Una razón obvia es su deseo de ser electos prometiendo lo ridículo y ofreciendo lo absurdo. Es como una compra anticipada de votos entre quienes son pobres y tienen la ingenuidad muy desarrollada.

Sin duda hay más explicaciones, pero una de ellas me parece la mejor.

Los dos precandidatos fallan en su análisis del problema del desarrollo mexicano. Ambos creen que es un problema de desigualdad económica, cuando eso sólo es un síntoma.

El problema real es la existencia de pobres, no la desigualdad. Se trata de combatir la pobreza, no la desigualdad (ella se reduce por sí sola al reducir la pobreza).

Tratar esto bien vale una segunda opinión. Lo vale por el darnos cuenta del nacimiento de crisis de finanzas públicas insostenibles, de déficits impagables.

Esos problemas nacen por la irresponsabilidad de promesas electorales sin sustento. No es sencillo darse cuenta del origen actual de crisis futuras. Quien lo avisa suele ser calificado de exagerado. Pero el aviso está allí.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “El Aviso se ha Dado”
  1. Corina Dijo:

    Qué tiene de perverso querer tener un seguro de desempleo, por años en Estados Unidos, se tiene, y es pagado por los mismos empleadores, que el quedar sin fuente de ingresos los trabajadores, pueden tener un cheque de desempleo por un año, tiempo en puedan conseguir otro trabajo,.
    Pero ¿por qué suena tan malo esto? NOTA DEL EDITOR: la columna lo explica.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras